Letras en su Tinta

LUIS Armando Melgar se perfila como el macizo suspirante en la sucesión 2018, ante el inminente destape presidencial de José Antonio Meade.

EL COMPA LAM resultará ser el tercero en discordia de una férrea disputa entre Roberto Albores Gleason y Eduardo Ramírez Aguilar, quienes no tendrán de otra que alinearse a refrendar la alianza Verde-PRI.

LA CLAVE mayor de su (aún soterrada) unción habrá sido el poder de TV Azteca que lo acuerpa, pero está lejos de ser su único activo.

EL TAPACHULTECO rato hace que tiene estrechos y sólidos enlaces con grupos empresariales del país, pesos muy pesados capaces de pasar (o retirar) la charola.

LUIS ARMANDO es tan cercano al (casi) destapado Pepe Meade que sería, de menos, secretario de Economía, pero optó por aguantar y tejer, en los últimos meses, el cierre de filas a su favor para ubicarse solo en el hándicap a Palacio.

LAM replicará el “modelo Meade”: no es tan conocido pero sí quien menos negativos tiene y cero escándalos por corrupción; lo demás, se lo dará la cargada, tanto del PRI como del Verde, para hacerlo el futuro gobernador del sexenio 2018-2024.

EN EL CAMINO, Luis Armando deberá tejer fino para (re)conciliar los intereses de un Rocko que indudablemente aún soltará pataleos (por el grupo de Aurelio Nuño que lo acuerpa) y un ERA quien, por sobrevivencia política y por disciplina, no tendrá más opción que alinearse.

A LAM le tocará, eso sí, el tremendo desafío de demostrar, desde ahora y en la venidera campaña, por qué es la mejor opción política y evitar repetir lo sucedido hace casi veinte años, en el 2000, con una imposición sin carnita como fue la de Sami David y, en la presidencial, con Francisco Labastida.

YA VEREMOS cómo se reinventa Luis Armando Melgar, a quien sólo le falta el sprint final de la carrera a Palacio de Gobierno.

 

“Todos”

 

SI ALGUIEN ha compartido una mesa donde haya estado Julián Nazar, diputado federal y mandamás del PRI aldeano, habrá escuchado no sólo sus chistes picantes sino su presunción de sumar a todos... o casi.

TÍO JULIÁN, quien dará una dura pelea para lograr la candidatura al Senado, dice para todo aquel que quiera oírlo que al PRI llegó a escuchar a todos y abrirles las puertas a todos.

“PERO LA PUERTA está abierta también para aquellos que ya están afuera pero que se quieren hacer los falsos mártires, bandidos disfrazados de redentores”, dicen que dice el personajazo.

FIEL a su estilo, suelta mordaz con clara dedicatoria: “Esos Quejitas sufren de demencia senil pues se quejan ahora de no ser beneficiarios de métodos que antes sí les favorecieron”

Y REMATA: “Nada tienen qué hacer ya en el partido, han sido expulsados del paraíso tricolor por su negro historial, por una ficha roja que los mantiene a raya y los volverá a hundir”.

TÍO JULIÁN sale luego en defensa extrema de su ex archirrival Roberto Albores Gleason, con quien selló una alianza política para cumplir uno de sus sueños: ser presidente del PRI-Chiapas.

EL OTRO anhelo del mero mero de la CNC del PRI es llegar al Senado, en su tercer (¿y último?) intento, pero aclara que, si no lo logra, “no me pandeo” y se alineará para hacer ganador a quien sea su candidato presidencial y a góber para el 2018.

EN FIN, para quien conoce a Julián Nazar, aún habrá muchas (re)mesas por escucharle, de aquí al histórico 1 de Julio de 2018.


CACHIVACHES: LA PRIMERA fórmula al Senado será, de manera inédita, no para el descalabrado a la gubernatura sino, (también) para un tercero en discordia que por ahora vive en un destierro político pero que volverá (recargado) por sus purititos fueros (y, obvio, por ser mero cunca de Pepe Toño Meade)… QUESQUE el Frente Opositor va a terminar divorciándose del PRD, a quien dejarán solo, reveló el experimentado e informadísimo periodista Raymundo Riva Palacio, lo cual se traducirá en que Miguel Mancera será el candidato presidencial del PRD…

Palazos en ascenso

El pádel se hace un huequito en el escenario deportivo
01/Mayo/2017

» Canchas en Caña Hueca y Los Cerritos de Tapachula

Palazos en ascenso
BASES. Técnica de golpeo, ubicación y velocidad, lo más necesario para practicarlo a buen nivel. FOTO: JESÚS ORTEGA / ESPECIAL TF
Por: JESÚS ORTEGA
@tinta_chus

De las playas acapulqueñas hasta tierras chiapanecas.

Si bien el pádel se inventó hace ya muchas décadas atrás en México, en Chiapaslandia es un deporte que apenas empieza a ser “novedad” y que, palazo a palazo, va ganando adeptos.

Métase a la cancha junto a Tinta Fresca y conozca un poco más de esta práctica que cada vez le roba más jugadores al tenis y el frontón.

 

El deporte

“El pádel es una adicción”, suelta Tom Meza instantes antes de tomar la pala (raqueta), dispuesto a pasar muchas horas jugando en las enchuladas canchas del ‘Centro Recreativo Caña Hueca’.

Jugador y promotor del pádel en Tuxtla York, Tom comparte cómo este deporte puede ser muy divertido pero a la vez complejo, pues el golpeo requiere más precisión que fuerza e indudablemente ayuda mucho haber practicado tenis o Frontón antes.

El pádel –detalla- es un deporte de cuatro jugadores (dos contra dos), donde la pelota es golpeada con una pala y sólo puede botar una vez y el terreno de juego es 20 x 10 metros y la red que la divide tiene una altura de 88 centímetros.

Durante el juego el bote puede dar en una pared o en la reja que rodean el terreno y es igual al tenis en puntuaciones (de 15, 30, 40, juego o set), mientras que para ganar una partida también hay que llevarse dos de tres sets.

 

En crecimiento

Aunque no existe un registro oficial, se estima que sólo existen cuatro canchas públicas en Chiapas, en los renovados centros deportivos de ‘Caña Hueca’ y ‘Los Cerritos’ (Tapachula); en Tuxtla se sabe de la existencia de cinco canchas en total.

Sin embargo Jorge Becerra, jugador de pádel desde hace tres años, asegura que actualmente es “es un buen momento para empezar a promocionar.”

Jorge aprendió las bases de este deporte en Mérida, donde radicó tres años y pone como ejemplo su crecimiento en aquellos rumbos, donde en principio sólo existían cuatro canchas y un puñado de jugadores pero hoy día son alrededor de 30 instalaciones y cientos de jugadores.

Es un deporte que cuenta con mucha popularidad en ciudades como Guadalajara, Puebla, Estado de México, CDMX y por supuesto en Acapulco, mientras que aquí gusta cada vez a más personas.

“Además –ataja- es más fácil de aprender que el tenis, donde necesitas formar bases desde niño”.

De momento, son cada vez más las personas que en la capirucha pasan las tardes dando de palazo, armando retas y dando los primeros pasos hacia la consolidación de un deporte que vino desde las playas acapulqueñas hasta tierras chiapanecas.

  • Palazos en ascenso
  • Palazos en ascenso
  • Palazos en ascenso
Palazos en ascensoPalazos en ascensoPalazos en ascenso
Palazos en ascenso