Letras en su Tinta

SI EL DINERO no es la vida y es tan sólo vanidad, ayer los empresarios Rómulo Farrera y Adolfo Fito Granda se pusieron muy guapos.

EN EL ALTERCADO verbal, que estuvo a punto de llegar a los golpes entre Rómulo y Fito en pleno Palacio Municipal, el alcalde Fernando Castellanos tuvo que hacerla de referee.

LA ASISTENCIA de esos empresarios, y otros particulares más para abordar el asunto del deslave que se origina en Libramiento Sur, se hizo en el Ayuntamiento el pasado lunes y tras esa breve tensión, el asunto terminó en paz.

EL ORIGEN del problema data de la época del alcalde mordelón Samuel Toledo, quien ‘nomás’ autorizó a tío Fito la construcción de 5 mil viviendas allá arribita del cerro, atrás de las Torres K de tío Rómulo.

LA BRONCA estriba en que, para urbanizar, el compa Fito está obligado a realizar obras de drenaje y drenes pluviales, así como vialidades, ante lo cual el empresario está más que comprometido por el permiso que tiene.

EL VIDEO se hizo viral porque se soltaron palabras altisonantes con un “¡a mí me respetas, cabrón!” que Granda le soltó a Farrera luego de que éste soltara un seco manotazo en la mesa.

LO POSITIVO que traerá el altercado verbal y casi violento entre tío Fito y tío Romu, es que el problema del lodazal en el Libramiento Sur se resuelva pronto, para bien de nuestra capirucha.

AL FINAL, todito terminó en un apretón de manos y un fuerte abrazo entre Rómulo y Fito, por lo que se presume que alguna mano negra circuló ese video de forma tendenciosa y amarillista.


CACHIVACHES: LOS ESCRIBANOS de la Secretaría del Campo reaccionan con descalificaciones pero no desmienten el pacto en lo oscurito entre ERA y su patrón Jósean… LA RANA que se brinca las trancas está repitiendo el camino de su antecesor, a quien tanto criticaba, pos reultó igual… QUE LA NENA ya está provocando más de un dolor de cabeza, a raíz de los resultados de una encuesta de simpatías ciudadanas. Chan, chan, chaaannnn…

Huérfanos del fut

Jaguares no sólo descendió, desapareció del mapa futbolero
16/Junio/2017

» Las deudas y una mala administración exterminaron al equipo

Huérfanos del fut
Icono FotoSalvador Vázquez
ESTADIO ZOQUE. Remodelado hace unos años, se queda sin equipo de primera o al menos de Ascenso MX.
Por: JESÚS ORTEGA
@tinta_chus

Cepillados por no pagar ni las tortas.

La directiva de Chiapas Jaguar, que tenía deudas hasta con el proveedor de los lonches, recibió un doble castigo por sus malos manejos: el primero fue descender y el segundo fue desaparecer del mapa futbolístico de México al menos por un año.

Para lamento de sus aficionados, que ya de perdis se veían batallando en el Ascenso MX con la ilusión de algún día volver al máximo circuito, cualquier rastro del equipo quedó borrado con la determinación de la junta de dueños de desafiliarlos para que sus adeudos no sigan lastimando la imagen de la Liga MX.

 

El adiós

Fue en el pasado Régimen de Transferencias cuanto estalló la bomba.

Muchos esperaban que lo más sonado fueran las contrataciones de jugadores pero al final, lo que más ruido y revuelo causó fue la determinación de los dirigentes, a altas horas de la madrugada, de desaparecer al Jaguar.

“Ya no existe”, soltó sin chistar Gustavo Guzmán, miembro del consejo directivo de la Liga MX, ante el revuelo por la repentina desafiliación de Chiapas FC, aclarando que esta franquicia ya es parte del patrimonio de la FEMEXFUT, a reserva de que alguien más lo compre.

Carlos López Chargoy, presidente de Jaguares y quien estuvo en el pasado Régimen de Transferencias para intentar colocar a todos los jugadores que se quedaban sin equipo, se limitó a decir que su equipo no estaba desafiliado y que le daba tristeza por la gente de Chiapas.

No obstante, si algo marcó la administración del empresario poblano no fueron los éxitos deportivos sino los escándalos administrativos por su falta de liquidez.

En repetidas ocasiones, varios jugadores de su club llegaron al límite de no entrenar o concentrarse por la falta de pagos, persistiendo un clima de incertidumbre generado por la ausencia de su presidente, que sólo aparecía para desmarcarse de sus acreedores culpando a patrocinadores por los retrasos en los pagos.

 

Pérdidas

En concreto, la directiva de Jaguares no fue capaz de saldar adeudos por 70 millones de pesos (de acuerdo al informe del diario Récord), razón por la cual la junta de dueños de la Liga MX optó por quitarle la franquicia a la familia Chargoy, razón por la cual ya no podrán participar en la temporada 2017—2018 del Ascenso MX.

Tras haber perdido alrededor de 546 millones de pesos previamente -por el descenso y devaluación de la franquicia- Chiapas FC tampoco cumplió con los plazos establecidos por la FEMEXFUT para poder competir por un ascenso en la categoría de plata.

En “veremos” queda la situación de los trabajadores del club (utileros, masajistas, administrativos), que tras la situación reconocieron que les debían hasta tres meses de salario.

Y muchos otros se verán afectados, pues de acuerdo a un estudio presentado por la Escuela Bancaria y Comercial (EBC), con sede en Tuxtla Gutiérrez, el descenso de Jaguares ya representaba una pérdida anual de 52 millones de pesos para el estado, por conceptos de empleos indirectos, venta de productos relacionados con la marca y turismo.

Y desde el punto de lo invaluable, los malos manejos administrativos dejan a miles de huérfanos en sus tribunas, de un jaguares cepillado por no pagar ni las tortas.

 

Huérfanos del fut