Letras en su Tinta

Peje

 

MUY SINTOMÁTICO es el llamado de Andrés Manuel López Obrador a Carlos Slim, Germán Larrea y Alberto Bailléres, tres pesos pesados del empresariado mexicano.

YA VEREMOS si esta tercia de influyentes compitas de la paga responden al exhorto o, con su silencio, lo ignoran.

DE LA POSICIÓN de estos ases, podrían venir en cascada apoyos empresariales, o bien, deslindes.

HAY QUE ESTAR muuuuuy atentos pues, sin exagerar, de eso podría depender el rumbo de la nación.

 

¿Y la poli?

 

LAS PISTOLAS caídas que protagonizaron policías en Tuxtla, una huelga laboral de 72 horas, demostró que la capirucha vivió “inseguro”.

INTERESANTÍSIMO fue que, desde la tarde del domingo pasado, hasta la tarde de ayer martes, en Tuxtla no se presentó un delito “de alto impacto” (oséase un secuestro, robo de banco o robo con violencia).

LOS POLIS huelgones echaron abajo, sin querer, aquello de que la capital chiapaneca vive bajo un manto de inseguridad intermitente.

CIERTO es que Tuxtla está lejos de ser el tranquilo pueblo de hace una década, cuando usted y yo hasta podíamos dejar abierta la puerta de nuestra casa y lo único que se metía era un noctámbulo gato.

TAMPOCO es el infierno de inseguridad que pretenden proyectar los chairos desde la comodidad de sus Lap Tops y sus muy particulares intereses.

DIGAMOS que estamos a medios chiles, en una ciudad promedio donde los delitos son promedio, cuyas cifras se disparan en las inmediaciones de la urbe.

LA FÓRMULA para que Tuxtla sea un mejor lugar para vivir empieza con la educación de la conejada, quien debe vivir más alerta y sin culpar de todo al gobierno, sea del color que sea.

CONCLUSIÓN: la inseguridad en la capirucha Tuxtla no es como la pintan, aunque nos quedemos sin policías.

 

Fake PRI

 

UN VIEJO boletín del Partido Verde nacional es el nuevo fake news del PRI, con lo cual se revela en la desesperación política.

MÁS DE UN INGENUO, en esta era de la posverdad, se la creyó cuando recibió un comunicado –de hace un mes, el 20 de Enero–, donde se señalaba que el Verde se mantenía “en diálogo” con el PRI.

ENSEGUIDA, lanzaba todo tipo de epítetos condenatorios hacia un suspirante del tucán, “resucitando” una alianza ya muerta, inexistente, parte del pasado.

QUIÉN SABE por qué el tricolor, que tanta tierra le echa a sus camaradas verdes, insiste en hacer creer que aún mantienen un cordón umbilical.

MEJOR deberían ponerse humilditos y asumir que van solitos y su Nueva Alianza, para hacer frente al tamaño reto que tienen para competir con la gubernatura sin el respaldo del partido en el gobierno.

SI SU NUEVA estrategia será falsear la realidad, para hacerse de apoyos que sólo existen en su imaginario tricolor, el PRI no está asumiendo (con crudeza) que está en el tercer lugar de las preferencias.

BAIA BAIA, escribiría la chaviza digital en su nuevo hidiomma.

 

CACHIVACHES: CON UN PICHITO chimbombo, el Güero-Lek puso en marcha la Primera Semana Nacional de Salud, durante la cual se aplicarán más de 700 mil vacunas; el enfermero que asistió al mandamás de Palacio, amarrándole las manos a los chiquillos, fue Paco Ortega, secre de Salud… EL NO RECOGER basura por parte de Proactiva, ahora Veolia, viola el título de concesión que se le otorgó en el paraíso que Juan Sabines, alcalde de Tuxtla, les preparó; los adeudos millonarios que se les tienen deberían recordarnos quién o quiénes son los responsables de ese fétido negociazo hecho al amparo del poder hace casi dos sexenios… QUESQUE Jósean rechazó la segunda fórmula al Senado del Frente pero el PRD tampoco quiere la propuesta de Movimiento Ciudadano, María Elena Orantes, así que el PAN podría salir el ganón en ese tira-tira…

Rabanales, ídolo en desgracia

El campeón chiapaneco que encumbró Beristáin y que lo perdió todo
01/Octubre/2017
Rabanales, ídolo en desgracia
Icono FotoEspecial TF
TRAGEDIA. De la gloria como boxeador en las décadas de los 80´s y 90´s, poco queda del gran campeón chiapaneco Peso Gallo
Por: JESÚS ORTEGA
@tinta_chus

De la gloria al olvido.

Así se puede resumir la historia del campeón chiapaneco de boxeo, Víctor Manuel Rabanales, a quien Nacho Beristáin logró llevar a lo más alto como campeón mundial Gallo (1992) pero presa de los vicios, su inocencia y las malas compañías, hoy vive en condiciones lamentables.

Tinta Fresca le presenta un recuento de la cruda realidad del “Rústico” Rabanales, contada por la persona que lo llevó a las máximas alturas como pugilista.

 

Sus inicios

“Un compañeros de él, que era un excelente boxeador, le puso El Rústico porque era muy fuerte pero técnicamente estaba en el suelo”, recuerda don Nacho al recordar algunas anécdotas sobre Rabanales, quien actualmente radica en el centro del país.

Con mucho trabajo, de estarle mecanizando sus movimientos lograron hacerlo un boxeador más defensivo y técnico “porque era muy fuerte, aguantaba golpes pero recibía muchos golpes.”

“Logramos increíblemente que fuera un boxeador ultra defensivo, él no sé cómo le hacía pero se quitaba muchos golpes”, ataja su ex entrenador.

Rabanales logró ser campeón mundial interino porque el absoluto estaba lastimado de la mano, cuando se alivió hicieron la pelea de unificación y los obligaron ir a Japón y ahí le ganó al nipón Joichiro Tatsuyoshi y se convirtió en campeón absoluto e hizo su primera defensa en Tuxtla Gutiérrez en la Plaza de Toros San Roque. “Ahí hizo su defensa con un argentino y fue un entradón”, reseña el manager de oro.

A lo largo de su carrera, Rabanales obtuvo 49 triunfos -26 por KO- además de sumar 21 derrotas y 3 empates.

Beristáin recuerda como Carlos Monzón bromeaba sobre su pupilo chiapaneco y alguna vez le dijo: “Si logras que este muchacho sea campeón del mundo de Peso Gallo los otros campeones que han muerto se van a revolver en su tumba porque está muy feo.”

 

La familia

A decir de don Nacho, lo que pasó con Rabanales fue estar rodeado de una familia difícil, pues su mamá lo abandonó cuando era niña para irse a los Yunaites para buscar el sueño americano.

Cuando Gilberto Román lo invitó a Los Ángeles para pasar su examen psicológico (que en California es obligatorio para que un boxeador pueda pelear ahí) fue cuando su madre lo fue a buscar, tras 20 de haberlo dejado en Ciudad Hidalgo. 

Tras ganar títulos mundiales y jugosas bolsas de decenas de miles de dólares y hasta carros último modelo, Rabanales vive un triste presente: ha sido franelero, limpia vidrios y actualmente labora como velador en un centro de esparcimiento propiedad del ex boxeador Humberto La Chiquita González.

Don Nacho vio precisamente a Víctor Manuel hace pocas semanas, ya sin algunos dientes y en ese mal estado que ha sido documentado ya por muchos medios, que han dado cuenta cómo su poca lanita que le quedó se la gasta en trago.

Se sabe que actualmente recibe una beca de Telmex y tenía otra del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), misma que le retiraron por su reincidencia en el alcohol, el cual sigue consumiendo con los miembros de El Escuadrón de la Muerte, como se conoce por aquellos rumbos a los teporochitos que están a punto de morir por alcoholismo.

“Anda muy mal, sus hermanos ya tomaron posesión de su casa, lo sacaron a la calle, es una familia muy desordenada”, lamenta don Nacho de su antiguo pupilo, un campeón que pasó de la gloria al olvido.

  • Rabanales, ídolo en desgracia
  • Rabanales, ídolo en desgracia
  • Rabanales, ídolo en desgracia
  • Rabanales, ídolo en desgracia
  • Rabanales, ídolo en desgracia
Rabanales, ídolo en desgraciaRabanales, ídolo en desgraciaRabanales, ídolo en desgraciaRabanales, ídolo en desgraciaRabanales, ídolo en desgracia
Rabanales, ídolo en desgracia