Letras en su Tinta

A UN PAR de semanas de iniciar el proceso de registro para nuevo Rector, la UNACH puede definirse en negativo: en lo que NO necesita.

Y NO ES JUSTO que perviva la prebenda, transformada en promesa de hueso (llámese plaza o recategorización), a cambio de alguna firma “de apoyo”.

LA UNACH no necesita más recomendados para la colina universitaria, sea por amiguismos o compadrazgos.

CUALQUIER aspirante a Rector no debe cobijarse más en eventuales grupos de choque que son una velada amenaza de tácito chantaje.

MUCHO menos en la pleitesía al Poder, sea del color que sea, quemándole incienso un día y soplando las cenizas mañana.

PRIVILEGIAR el espíritu académico, por encima del influyentismo, y plantear mecanismos de rigurosa evaluación, es lo que debe prevalecer en el aula, tanto para la chaviza como para la maestrada.

LA UNACH no puede ser ya reducto de fósiles suspirantes, anclados en el pasado y su más dinosáurico andar.

[EL BOTÓN de muestra de que sí se puede ser diferente la dio el rector de la UNAM, Enrique Graue, quien encabezó la reciente y muy digna lucha contra los porros.]

DEFINIDA la exclusión –de todo lo malo que pervive en la UNACH–, ahora incluya a todo nombre que sí puede oxigenar a nuestra máxima casa de estudios.

OJALÁ que la venidera sucesión nos sorprenda con un nuevo espíritu y convicción en la comunidad universitaria, especialmente incluida su Junta de Gobierno, ésta tan mermada en su credibilidad.

SEGURO que los vientos de cambio del país soplarán también en la UNACH.

 

MVC-Ruti

 

“MIENTRAS una nueva historia sexenal empieza a forjarse acá en Chiapas, el próximo 9 de diciembre un ex gobernador construirá (hasta ahora sólidamente) una propia.

“EL GÜERO-Lek regresará al Senado, en un empoderamiento inédito en un mandatario saliente, típicamente mermado y con camino directo al ostracismo.

“MANUEL Velasco Coello supo forjar su salida sexenal y se volvió no sólo útil sino indispensable políticamente, al ser el puente entre los opuestos Andrés Manuel López Obrador y Enrique Peña Nieto.

“Y COMO en México la vida se mide en sexenios, al menos en el que viene, el de las siglas MVC seguirá teniendo oxígeno político.

“NO SERÁ una pieza de museo ni un patético estorbo del pasado, como los dos últimos ex’s; más bien, será un aliado fundamental pues si alguien creyó en Ruti, ése fue precisamente MVC al nombrarlo Magistrado Presidente, lo cual le dio la catapulta política necesaria para llegar a Palacio.

SI QUIERE saber qué sigue, córrale por su Tintota impresa, donde podrá leer un análisis prospectivo de los escenarios políticos que tendrá Chiapas en el venidero sexenio de AMLO.


CACHIVACHES: POS QUE sí, sí y sí, el junior Noé Castañón le dice a todos sus cuates que sí tomará protesta como Senador, aunque ayer MORENA bajó el tema del “Orden del día” porque insiste en que el susodicho concluya los procesos jurídicos pendientes…

Rabanales, ídolo en desgracia

El campeón chiapaneco que encumbró Beristáin y que lo perdió todo
01/Octubre/2017
Rabanales, ídolo en desgracia
Icono FotoEspecial TF
TRAGEDIA. De la gloria como boxeador en las décadas de los 80´s y 90´s, poco queda del gran campeón chiapaneco Peso Gallo
Por: JESÚS ORTEGA
@tinta_chus

De la gloria al olvido.

Así se puede resumir la historia del campeón chiapaneco de boxeo, Víctor Manuel Rabanales, a quien Nacho Beristáin logró llevar a lo más alto como campeón mundial Gallo (1992) pero presa de los vicios, su inocencia y las malas compañías, hoy vive en condiciones lamentables.

Tinta Fresca le presenta un recuento de la cruda realidad del “Rústico” Rabanales, contada por la persona que lo llevó a las máximas alturas como pugilista.

 

Sus inicios

“Un compañeros de él, que era un excelente boxeador, le puso El Rústico porque era muy fuerte pero técnicamente estaba en el suelo”, recuerda don Nacho al recordar algunas anécdotas sobre Rabanales, quien actualmente radica en el centro del país.

Con mucho trabajo, de estarle mecanizando sus movimientos lograron hacerlo un boxeador más defensivo y técnico “porque era muy fuerte, aguantaba golpes pero recibía muchos golpes.”

“Logramos increíblemente que fuera un boxeador ultra defensivo, él no sé cómo le hacía pero se quitaba muchos golpes”, ataja su ex entrenador.

Rabanales logró ser campeón mundial interino porque el absoluto estaba lastimado de la mano, cuando se alivió hicieron la pelea de unificación y los obligaron ir a Japón y ahí le ganó al nipón Joichiro Tatsuyoshi y se convirtió en campeón absoluto e hizo su primera defensa en Tuxtla Gutiérrez en la Plaza de Toros San Roque. “Ahí hizo su defensa con un argentino y fue un entradón”, reseña el manager de oro.

A lo largo de su carrera, Rabanales obtuvo 49 triunfos -26 por KO- además de sumar 21 derrotas y 3 empates.

Beristáin recuerda como Carlos Monzón bromeaba sobre su pupilo chiapaneco y alguna vez le dijo: “Si logras que este muchacho sea campeón del mundo de Peso Gallo los otros campeones que han muerto se van a revolver en su tumba porque está muy feo.”

 

La familia

A decir de don Nacho, lo que pasó con Rabanales fue estar rodeado de una familia difícil, pues su mamá lo abandonó cuando era niña para irse a los Yunaites para buscar el sueño americano.

Cuando Gilberto Román lo invitó a Los Ángeles para pasar su examen psicológico (que en California es obligatorio para que un boxeador pueda pelear ahí) fue cuando su madre lo fue a buscar, tras 20 de haberlo dejado en Ciudad Hidalgo. 

Tras ganar títulos mundiales y jugosas bolsas de decenas de miles de dólares y hasta carros último modelo, Rabanales vive un triste presente: ha sido franelero, limpia vidrios y actualmente labora como velador en un centro de esparcimiento propiedad del ex boxeador Humberto La Chiquita González.

Don Nacho vio precisamente a Víctor Manuel hace pocas semanas, ya sin algunos dientes y en ese mal estado que ha sido documentado ya por muchos medios, que han dado cuenta cómo su poca lanita que le quedó se la gasta en trago.

Se sabe que actualmente recibe una beca de Telmex y tenía otra del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), misma que le retiraron por su reincidencia en el alcohol, el cual sigue consumiendo con los miembros de El Escuadrón de la Muerte, como se conoce por aquellos rumbos a los teporochitos que están a punto de morir por alcoholismo.

“Anda muy mal, sus hermanos ya tomaron posesión de su casa, lo sacaron a la calle, es una familia muy desordenada”, lamenta don Nacho de su antiguo pupilo, un campeón que pasó de la gloria al olvido.

  • Rabanales, ídolo en desgracia
  • Rabanales, ídolo en desgracia
  • Rabanales, ídolo en desgracia
  • Rabanales, ídolo en desgracia
  • Rabanales, ídolo en desgracia
Rabanales, ídolo en desgraciaRabanales, ídolo en desgraciaRabanales, ídolo en desgraciaRabanales, ídolo en desgraciaRabanales, ídolo en desgracia
Rabanales, ídolo en desgracia