Letras en su Tinta

A UN PAR de semanas de iniciar el proceso de registro para nuevo Rector, la UNACH puede definirse en negativo: en lo que NO necesita.

Y NO ES JUSTO que perviva la prebenda, transformada en promesa de hueso (llámese plaza o recategorización), a cambio de alguna firma “de apoyo”.

LA UNACH no necesita más recomendados para la colina universitaria, sea por amiguismos o compadrazgos.

CUALQUIER aspirante a Rector no debe cobijarse más en eventuales grupos de choque que son una velada amenaza de tácito chantaje.

MUCHO menos en la pleitesía al Poder, sea del color que sea, quemándole incienso un día y soplando las cenizas mañana.

PRIVILEGIAR el espíritu académico, por encima del influyentismo, y plantear mecanismos de rigurosa evaluación, es lo que debe prevalecer en el aula, tanto para la chaviza como para la maestrada.

LA UNACH no puede ser ya reducto de fósiles suspirantes, anclados en el pasado y su más dinosáurico andar.

[EL BOTÓN de muestra de que sí se puede ser diferente la dio el rector de la UNAM, Enrique Graue, quien encabezó la reciente y muy digna lucha contra los porros.]

DEFINIDA la exclusión –de todo lo malo que pervive en la UNACH–, ahora incluya a todo nombre que sí puede oxigenar a nuestra máxima casa de estudios.

OJALÁ que la venidera sucesión nos sorprenda con un nuevo espíritu y convicción en la comunidad universitaria, especialmente incluida su Junta de Gobierno, ésta tan mermada en su credibilidad.

SEGURO que los vientos de cambio del país soplarán también en la UNACH.

 

MVC-Ruti

 

“MIENTRAS una nueva historia sexenal empieza a forjarse acá en Chiapas, el próximo 9 de diciembre un ex gobernador construirá (hasta ahora sólidamente) una propia.

“EL GÜERO-Lek regresará al Senado, en un empoderamiento inédito en un mandatario saliente, típicamente mermado y con camino directo al ostracismo.

“MANUEL Velasco Coello supo forjar su salida sexenal y se volvió no sólo útil sino indispensable políticamente, al ser el puente entre los opuestos Andrés Manuel López Obrador y Enrique Peña Nieto.

“Y COMO en México la vida se mide en sexenios, al menos en el que viene, el de las siglas MVC seguirá teniendo oxígeno político.

“NO SERÁ una pieza de museo ni un patético estorbo del pasado, como los dos últimos ex’s; más bien, será un aliado fundamental pues si alguien creyó en Ruti, ése fue precisamente MVC al nombrarlo Magistrado Presidente, lo cual le dio la catapulta política necesaria para llegar a Palacio.

SI QUIERE saber qué sigue, córrale por su Tintota impresa, donde podrá leer un análisis prospectivo de los escenarios políticos que tendrá Chiapas en el venidero sexenio de AMLO.


CACHIVACHES: POS QUE sí, sí y sí, el junior Noé Castañón le dice a todos sus cuates que sí tomará protesta como Senador, aunque ayer MORENA bajó el tema del “Orden del día” porque insiste en que el susodicho concluya los procesos jurídicos pendientes…

Manager de oro

Ignacio Beristáin, en exclusiva para Tinta Fresca
01/Octubre/2017

» Zaragoza, Márquez y Vargas, entre sus campeones mundiales

Manager de oro
Icono FotoEduardo Reyna
LEYENDA. A sus 79 años de edad, don Nacho se mantiene vigente como uno de los mejores entrenadores de boxeo.
Por: JESÚS ORTEGA
@tinta_chus

Forjador de campeones y leyenda viviente del boxeo.

A sus 79 años, Ignacio Beristáin disfruta de contar anécdotas de su larguísima y laureada carrera como entrenador, de presumir a sus 27 campeones mundiales y su inclusión al Salón de la Fama del Boxeo Internacional.

Tinta Fresca platicó en cortito con el manager jarocho que ha moldeado a campeones de la talla de Daniel Zaragoza, Chiquita González, Finito López, Juan Manuel Dinamita Márquez y Rey Vargas.

 

Raíces chiapanecas

“Mi abuela me decía: mijo, no sea pendejo”, jimba sonriente don Nacho.

Los boxeadores –recuerda- “eran vistos como un montón de criminales que se golpeaban pero he tenido la suerte de contar con atletas como Román, Zaragoza, 27 campeones del mundo.”

Mientras se acomoda en el sillón para hablar sobre su reciente visita a estas tierras, aclara que no vino a “engalanar” una función pues eso lo deja “para las edecanes de Tecate” y su objetivo fue entablar un vínculo de trabajo con el empresario local, José Manuel Coutiño, hijo del finado promotor de boxeo y lucha libre, Raquel Coutiño, El Turipache.

Aquí –asegura- es tierra de buenos pugilistas y donde la afición aprecia los guamazos.

“Realmente Chiapas forma parte de mi vida deportiva”, avienta el entrenador que forjó al inolvidable Víctor Manuel Rabanales, campeón mundial chiapaneco en Peso Gallo y que en 1964 visitó por vez primera estos rumbos para sentir “un calor espantoso”.

 

Tiene un Jaguar

Y 53 años después, don Nacho sigue apostando por Chiapas y su talento.

César El Jaguar Márquez, peso Medio de 24 años, es uno de sus alumnos más prometedores; con entrenamiento –dice- ha mejorado en su defensa y combinaciones al ataque, aunque también aclara que su división es una de las más difíciles para triunfar.

“A mí me gusta cómo está boxeando, cada vez ha aprendido más; estuvo tiempo atrás conmigo, tuvo una pelea, andaba creo un poco desorientadón y ahora con la presencia de su hermano como que agarró más confianza, está entrenando muy bien”.

En este punto, el entrenador reflexiona que, quien no tiene voluntad y vocación, simplemente no dura, “porque el boxeo te cobra facturas que a veces no puedes pagar”.

Es por eso que el trabajo en su gimnasio, el mítico Romanza en la capital del país, es muy duro.

Pero don Nacho, forjador de campeones y leyenda viviente del box, remata que no obstante lo difícil que es este deporte, “México ha sido muy generoso en talento, en todas partes salen peleadores de gran clase que ganan un título del mundo más fácil en profesional que en amateur”.

Manager de oro