Letras en su Tinta

LUIS Armando Melgar se perfila como el macizo suspirante en la sucesión 2018, ante el inminente destape presidencial de José Antonio Meade.

EL COMPA LAM resultará ser el tercero en discordia de una férrea disputa entre Roberto Albores Gleason y Eduardo Ramírez Aguilar, quienes no tendrán de otra que alinearse a refrendar la alianza Verde-PRI.

LA CLAVE mayor de su (aún soterrada) unción habrá sido el poder de TV Azteca que lo acuerpa, pero está lejos de ser su único activo.

EL TAPACHULTECO rato hace que tiene estrechos y sólidos enlaces con grupos empresariales del país, pesos muy pesados capaces de pasar (o retirar) la charola.

LUIS ARMANDO es tan cercano al (casi) destapado Pepe Meade que sería, de menos, secretario de Economía, pero optó por aguantar y tejer, en los últimos meses, el cierre de filas a su favor para ubicarse solo en el hándicap a Palacio.

LAM replicará el “modelo Meade”: no es tan conocido pero sí quien menos negativos tiene y cero escándalos por corrupción; lo demás, se lo dará la cargada, tanto del PRI como del Verde, para hacerlo el futuro gobernador del sexenio 2018-2024.

EN EL CAMINO, Luis Armando deberá tejer fino para (re)conciliar los intereses de un Rocko que indudablemente aún soltará pataleos (por el grupo de Aurelio Nuño que lo acuerpa) y un ERA quien, por sobrevivencia política y por disciplina, no tendrá más opción que alinearse.

A LAM le tocará, eso sí, el tremendo desafío de demostrar, desde ahora y en la venidera campaña, por qué es la mejor opción política y evitar repetir lo sucedido hace casi veinte años, en el 2000, con una imposición sin carnita como fue la de Sami David y, en la presidencial, con Francisco Labastida.

YA VEREMOS cómo se reinventa Luis Armando Melgar, a quien sólo le falta el sprint final de la carrera a Palacio de Gobierno.

 

“Todos”

 

SI ALGUIEN ha compartido una mesa donde haya estado Julián Nazar, diputado federal y mandamás del PRI aldeano, habrá escuchado no sólo sus chistes picantes sino su presunción de sumar a todos... o casi.

TÍO JULIÁN, quien dará una dura pelea para lograr la candidatura al Senado, dice para todo aquel que quiera oírlo que al PRI llegó a escuchar a todos y abrirles las puertas a todos.

“PERO LA PUERTA está abierta también para aquellos que ya están afuera pero que se quieren hacer los falsos mártires, bandidos disfrazados de redentores”, dicen que dice el personajazo.

FIEL a su estilo, suelta mordaz con clara dedicatoria: “Esos Quejitas sufren de demencia senil pues se quejan ahora de no ser beneficiarios de métodos que antes sí les favorecieron”

Y REMATA: “Nada tienen qué hacer ya en el partido, han sido expulsados del paraíso tricolor por su negro historial, por una ficha roja que los mantiene a raya y los volverá a hundir”.

TÍO JULIÁN sale luego en defensa extrema de su ex archirrival Roberto Albores Gleason, con quien selló una alianza política para cumplir uno de sus sueños: ser presidente del PRI-Chiapas.

EL OTRO anhelo del mero mero de la CNC del PRI es llegar al Senado, en su tercer (¿y último?) intento, pero aclara que, si no lo logra, “no me pandeo” y se alineará para hacer ganador a quien sea su candidato presidencial y a góber para el 2018.

EN FIN, para quien conoce a Julián Nazar, aún habrá muchas (re)mesas por escucharle, de aquí al histórico 1 de Julio de 2018.


CACHIVACHES: LA PRIMERA fórmula al Senado será, de manera inédita, no para el descalabrado a la gubernatura sino, (también) para un tercero en discordia que por ahora vive en un destierro político pero que volverá (recargado) por sus purititos fueros (y, obvio, por ser mero cunca de Pepe Toño Meade)… QUESQUE el Frente Opositor va a terminar divorciándose del PRD, a quien dejarán solo, reveló el experimentado e informadísimo periodista Raymundo Riva Palacio, lo cual se traducirá en que Miguel Mancera será el candidato presidencial del PRD…

Killer Jaguar

Carlos Ochoa recordó grandes épocas en Chiapas
01/Noviembre/2017

» Goleador histórico de los ‘felinos’, sueña con que revivan

Killer Jaguar
Icono FotoJesús Ortega
AMIGO. Revivió las tardes de festejos junto a Salvador Cabañas.
Por: JESÚS ORTEGA
@tinta_chus

Golazos, festejos y gratos recuerdos.

Enfundado una vez más con el uniforme naranja -pese a estar ya retirado de las canchas- el michoacano Carlos Ochoa Mendoza, ex “9” de Jaguares de Chiapas, deseó que en un futuro los extintos felinos vuelvan a pisar el césped del ‘Víctor Manuel Reyna’, para alegría de su afición.

Tinta Fresca platicó en exclusiva con el killer del área, que tuvo el privilegio de vivir tres diferentes épocas con los felinos (entre los años 2004 y 2014) y que en todas ellas respondió mandando la esférica a besar las piolas.

 

Leyenda nacional

Cabañas, Jackson Martínez o Filomeno suelen ser los grandes referentes al hablar de los desaparecidos Jaguares pero en un plano no muy lejano entraría el ariete mexicano, Carlos Ochoa, quien vistió la playera Jaguar en siete torneos cortos para colocarse como uno de sus máximos goleadores históricos, con 39 pepinos en su cuenta.

En su reciente visita a Chiapas, para disputar el Duelo de Leyendas a beneficio de los damnificados por el sismo del pasado 7 de septiembre, platicó largo y tendido sobre su pasado en estos rumbos, gustoso de colaborar en esta noble causa.

“Muy contento por lo que se organizó este equipo, nos divertimos mucho y creo que la gente también”, soltó el artillero tras el encuentro en el que las leyendas felinas igualaron 5-5 contra las leyendas del Tri, juego en el que por cierto marcó su golecito.

Además, pudo revivir la época del Jaguar súper líder junto a su compañero de festejos, Chava Cabañas, de quien le dio gusto verlo bien de salud tras el plomazo que casi lo petatea.

“Volver a jugar con él fue algo muy bonito”, chutó.

 

Feo presente

Pero aquellas tardes de perforar porterías enemigas son sólo un recuerdo y lo más triste para él es que se haya borrado drásticamente todo rastro del Jaguar.

“Se siente feo”, atajó Ochoa en relación al presente del fut en Chiapas, con la desaparición de un club que le dio trabajo y momentos felices para él y su familia.

“Vivimos años muy bonitos aquí. Jaguares ha significado mucho para mí, en mi vida y en mi carrera y la verdad sentí muy feo cuando descendió”, compartió.

Y con la misma velocidad que definía en el área para dejar sembrados a los arqueros rivales, tiró: “Ojalá que en el futuro la gente tenga un equipo de Primera División”,

“¿Qué te puedo decir? A mí me gusta sacar las cosas positivas de lo que va pasando, hubo equipos muy buenos aquí; a mí me tocó la fortuna de calificar a varias Liguillas y estuvimos a nada de hacer algo importante, desafortunadamente no nos tocó”, remató Ochoa, protagonista inolvidable de golazos, festejos y gratos recuerdos.

Killer Jaguar