Letras en su Tinta

HOY termina el ciclo de Rutilio Escandón como Presidente del Tribunal y empieza uno nuevo como suspirante a góber bajo el cobijo de un fuerte movimiento nacional encabezado por Andrés Manuel López Obrador.

RUTI revivió en el actual sexenio luego de que, durante el sabinato, le impusieron la Ley del Hielo por la animadversión de un colocho que nunca toleró le haya hecho el desdén político.

EL ORIUNDO de Carranza no sabía aún el tino de haberse desmarcado de un gobierno endeudador y persecutor con sus adversarios, lo cual le dio la autoridad moral para su renacimiento político.

ANTES, durante el pablismo, mantuvo una digna posición como el Senador de la República que, aunque de primer minoría, hizo la diferencia (el compa Ruti llegó a la máxima tribuna del país de la mano de Andrés Manuel como dirigente amarillo).

SU IRRUPCIÓN en la política aldeana se dio a su regreso de su preparación académica, desde el Norte del país, cuando quiso ser diputado local y el alborismo le hizo fraude en su natal Carranza.

LA DISCIPLINA y congruencia política lo colocó en la lucha del 2012, cuando hizo público su voto por el amigo de su familia, el joven Manuel Velasco Coello, sumándose a ese fenómeno político llamada Güero.

SU PERFIL de abogado fue ideal para encabezar, como Magistrado Presidente, el Tribunal de Justicia de Chiapas, en un parteaguas de la vida jurídica del país, donde transitó a los juicios orales, colocando a esa institución en el top ten de los mejores tribunales del país.

AHORA, con la experiencia de los años, la congruencia de sus luchas partidistas, y su impecable trayectoria personal como padre de familia, se catapulta a ser un fuerte rival como casi candidato de Morena a la gubernatura.

SIN DUDA, con Ruti en las boletas de este 2018, habrá tiro.

 

Ex vs Ex

 

¿QUÉ EX GÓBER anduvo muy activo en la Ciudad de México tratando de contener el activismo de otro ex góber?

QUIENES lo vieron, cuentan que le volaba el pelito de oficina gubernamental en oficina gubernamental, para plantear los riesgos de lo movidito de su archirrival.

SU CHAROLA como diplomático era su derecho de picaporte para reunirse aquí, allá y acullá, con tal de tratar de contener a quien enjauló y le tiene un indescifrable odio.

ESPECIALMENTE, ahora que, paradojas de la vida, ese ex góber que tanto lo odia está allanándole el camino a otro de sus enemigos jurados, el mismo contra el que le colgó una ficha de interpol que lo mantuvo a salto de mata.

[LA PERVERSIDAD en política no tiene límites pues apenas hace unos meses lo estaba linchando en redes y ahora hasta lo anda ayudando para entronizarse como candidato amarillo.]

QUIZÁ ese compita, que se tomó la molestia de venirse de los yunaites para “alertar” del renacimiento de este ex góber en estratégicas oficinas de gobierno, tiene miedo de ser medido con la vara que él midió.

YA VEREMOS si se consuma este ajuste de cuentas entre este par de fichitas políticas que, aunque pase el tiempo, se siguen odiando después de mantener un dulce amasiato.

CHAN, chan, chaaannn…

 

CACHIVACHES: ¿QUÉ FUNCIONARIO unachense, quien se jura y perjura leal al güerismo, es un pagudo accionista de un impreso que, un día sí y el otro también, golpea duro y directo al inquilino de Palacio? A ver, a ver, adivínele, que no hay muchos especialistas en la tenebra… EL ESCÁNDALO de las supuestas tarjetas clonadas de Bansefi debe ser investigado a fondo, más alláde un simple boletín de la dependencia que encabeza el polémico Virgilio Andrade, pues ya hasta la CNBV admitió que algunas tarjetas de acá fueron cobradas en Veracruz, Jalisco y Quintana Roo…

Killer Jaguar

Carlos Ochoa recordó grandes épocas en Chiapas
01/Noviembre/2017

» Goleador histórico de los ‘felinos’, sueña con que revivan

Killer Jaguar
Icono FotoJesús Ortega
AMIGO. Revivió las tardes de festejos junto a Salvador Cabañas.
Por: JESÚS ORTEGA
@tinta_chus

Golazos, festejos y gratos recuerdos.

Enfundado una vez más con el uniforme naranja -pese a estar ya retirado de las canchas- el michoacano Carlos Ochoa Mendoza, ex “9” de Jaguares de Chiapas, deseó que en un futuro los extintos felinos vuelvan a pisar el césped del ‘Víctor Manuel Reyna’, para alegría de su afición.

Tinta Fresca platicó en exclusiva con el killer del área, que tuvo el privilegio de vivir tres diferentes épocas con los felinos (entre los años 2004 y 2014) y que en todas ellas respondió mandando la esférica a besar las piolas.

 

Leyenda nacional

Cabañas, Jackson Martínez o Filomeno suelen ser los grandes referentes al hablar de los desaparecidos Jaguares pero en un plano no muy lejano entraría el ariete mexicano, Carlos Ochoa, quien vistió la playera Jaguar en siete torneos cortos para colocarse como uno de sus máximos goleadores históricos, con 39 pepinos en su cuenta.

En su reciente visita a Chiapas, para disputar el Duelo de Leyendas a beneficio de los damnificados por el sismo del pasado 7 de septiembre, platicó largo y tendido sobre su pasado en estos rumbos, gustoso de colaborar en esta noble causa.

“Muy contento por lo que se organizó este equipo, nos divertimos mucho y creo que la gente también”, soltó el artillero tras el encuentro en el que las leyendas felinas igualaron 5-5 contra las leyendas del Tri, juego en el que por cierto marcó su golecito.

Además, pudo revivir la época del Jaguar súper líder junto a su compañero de festejos, Chava Cabañas, de quien le dio gusto verlo bien de salud tras el plomazo que casi lo petatea.

“Volver a jugar con él fue algo muy bonito”, chutó.

 

Feo presente

Pero aquellas tardes de perforar porterías enemigas son sólo un recuerdo y lo más triste para él es que se haya borrado drásticamente todo rastro del Jaguar.

“Se siente feo”, atajó Ochoa en relación al presente del fut en Chiapas, con la desaparición de un club que le dio trabajo y momentos felices para él y su familia.

“Vivimos años muy bonitos aquí. Jaguares ha significado mucho para mí, en mi vida y en mi carrera y la verdad sentí muy feo cuando descendió”, compartió.

Y con la misma velocidad que definía en el área para dejar sembrados a los arqueros rivales, tiró: “Ojalá que en el futuro la gente tenga un equipo de Primera División”,

“¿Qué te puedo decir? A mí me gusta sacar las cosas positivas de lo que va pasando, hubo equipos muy buenos aquí; a mí me tocó la fortuna de calificar a varias Liguillas y estuvimos a nada de hacer algo importante, desafortunadamente no nos tocó”, remató Ochoa, protagonista inolvidable de golazos, festejos y gratos recuerdos.

Killer Jaguar