Letras en su Tinta

A UN PAR de semanas de iniciar el proceso de registro para nuevo Rector, la UNACH puede definirse en negativo: en lo que NO necesita.

Y NO ES JUSTO que perviva la prebenda, transformada en promesa de hueso (llámese plaza o recategorización), a cambio de alguna firma “de apoyo”.

LA UNACH no necesita más recomendados para la colina universitaria, sea por amiguismos o compadrazgos.

CUALQUIER aspirante a Rector no debe cobijarse más en eventuales grupos de choque que son una velada amenaza de tácito chantaje.

MUCHO menos en la pleitesía al Poder, sea del color que sea, quemándole incienso un día y soplando las cenizas mañana.

PRIVILEGIAR el espíritu académico, por encima del influyentismo, y plantear mecanismos de rigurosa evaluación, es lo que debe prevalecer en el aula, tanto para la chaviza como para la maestrada.

LA UNACH no puede ser ya reducto de fósiles suspirantes, anclados en el pasado y su más dinosáurico andar.

[EL BOTÓN de muestra de que sí se puede ser diferente la dio el rector de la UNAM, Enrique Graue, quien encabezó la reciente y muy digna lucha contra los porros.]

DEFINIDA la exclusión –de todo lo malo que pervive en la UNACH–, ahora incluya a todo nombre que sí puede oxigenar a nuestra máxima casa de estudios.

OJALÁ que la venidera sucesión nos sorprenda con un nuevo espíritu y convicción en la comunidad universitaria, especialmente incluida su Junta de Gobierno, ésta tan mermada en su credibilidad.

SEGURO que los vientos de cambio del país soplarán también en la UNACH.

 

MVC-Ruti

 

“MIENTRAS una nueva historia sexenal empieza a forjarse acá en Chiapas, el próximo 9 de diciembre un ex gobernador construirá (hasta ahora sólidamente) una propia.

“EL GÜERO-Lek regresará al Senado, en un empoderamiento inédito en un mandatario saliente, típicamente mermado y con camino directo al ostracismo.

“MANUEL Velasco Coello supo forjar su salida sexenal y se volvió no sólo útil sino indispensable políticamente, al ser el puente entre los opuestos Andrés Manuel López Obrador y Enrique Peña Nieto.

“Y COMO en México la vida se mide en sexenios, al menos en el que viene, el de las siglas MVC seguirá teniendo oxígeno político.

“NO SERÁ una pieza de museo ni un patético estorbo del pasado, como los dos últimos ex’s; más bien, será un aliado fundamental pues si alguien creyó en Ruti, ése fue precisamente MVC al nombrarlo Magistrado Presidente, lo cual le dio la catapulta política necesaria para llegar a Palacio.

SI QUIERE saber qué sigue, córrale por su Tintota impresa, donde podrá leer un análisis prospectivo de los escenarios políticos que tendrá Chiapas en el venidero sexenio de AMLO.


CACHIVACHES: POS QUE sí, sí y sí, el junior Noé Castañón le dice a todos sus cuates que sí tomará protesta como Senador, aunque ayer MORENA bajó el tema del “Orden del día” porque insiste en que el susodicho concluya los procesos jurídicos pendientes…

Máster de las brazadas

A sus 26 años, Tania Robles sigue cosechando triunfos
01/Diciembre/2017

» Tras ganarlo todo como atleta juvenil, continúa su carrera deportiva

Máster de las brazadas
Icono FotoEduardo Reyna
MENTALIDAD. Aguerrida y queriendo siempre ganar el primer lugar es como se describe Tania en esta nueva etapa, una nadadora de altos vuelos.
Por: JESÚS ORTEGA
@tinta_chus

Sirena de oro y máster del agua.

A sus 26 años y tras una prolífica carrera que le llevó a ganar 18 medallas de oro en Olimpiadas Nacionales, Tania Valeria Robles Velázquez continúa su ir y venir en las piscinas de México pero ahora como nadadora de categoría máster (adulto)… y las medallas siguen cayendo por racimos.

Y en la intimidad de su hogar recibió a Tinta Fresca para platicar de sus nuevos retos y su interminable ambición por subir a los pódiums. Cheque el dato.

 

Campeona juvenil

Se ajusta los goggles antes de tirarse un clavado a la piscina de los recuerdos y revisa con agilidad los álbumes fotográficos que dan constancia de sus campeonatos.

Tenía 3 años cuando sus papás la acercaron al mundo de la natación y desde entonces suma 23 más de chapuzones, en los que –cuenta- ha sabido balancear su deporte, vida social, familia, estudios y profesión, razón por la cual cree hoy sigue disfrutando de tirarse a la alberca.

“No dejé todo por la natación”, aclara la sirena dorada, quien recuerda con cariño la dedicación y arropo de sus papás y en especial de su madre, quien –dice- fue su psicóloga, nutrióloga, masajista y hasta chofer, pues diario la llevaba a sus entrenamientos a las 4 de la mañana.

“Mi trabajo era meterme a la alberca y entrenar fuerte y ella era el apoyo”.

Durante su época juvenil se consolidó como la máxima carta del deporte chiapaneco, con 18 medallas doradas en Olimpiadas Nacionales, toda una hazaña pues hoy día es raro que algún atleta logre mantener un dominio de años siendo la número 1.

 

Campeona Máster

Pero los pódiums no son cosa del recuerdo para la chica cuyo perfume es el cloro pues el pasado mes de noviembre participó en el Nacional Máster Curso Corto en Guanajuato, de donde se trajo 4 oros y una plata, clasificando además al Panamericano de Orlando, Florida en julio de 2018.

Aunque sus resultados son imponentes “los nervios siguen siendo los mismos”, como cuando era una chavita que se clavaba con todo para ganar todas las distancias en el estilo de pecho.

Pero sí reconoce que hoy disfruta las competencias de manera diferente, sin esa presión de mantener una beca deportiva o un apoyo oficial con sus resultados pero con la misma hambre ganadora que le caracterizó de pichita aún sin premios extra de por medio.

“Lo haces porque realmente te apasiona”, jimba la atleta que como juvenil puso el nombre de Chiapas en alto y que hasta hoy continúa siendo una sirena de oro y máster del agua.

Máster de las brazadas