Letras en su Tinta

HOY termina el ciclo de Rutilio Escandón como Presidente del Tribunal y empieza uno nuevo como suspirante a góber bajo el cobijo de un fuerte movimiento nacional encabezado por Andrés Manuel López Obrador.

RUTI revivió en el actual sexenio luego de que, durante el sabinato, le impusieron la Ley del Hielo por la animadversión de un colocho que nunca toleró le haya hecho el desdén político.

EL ORIUNDO de Carranza no sabía aún el tino de haberse desmarcado de un gobierno endeudador y persecutor con sus adversarios, lo cual le dio la autoridad moral para su renacimiento político.

ANTES, durante el pablismo, mantuvo una digna posición como el Senador de la República que, aunque de primer minoría, hizo la diferencia (el compa Ruti llegó a la máxima tribuna del país de la mano de Andrés Manuel como dirigente amarillo).

SU IRRUPCIÓN en la política aldeana se dio a su regreso de su preparación académica, desde el Norte del país, cuando quiso ser diputado local y el alborismo le hizo fraude en su natal Carranza.

LA DISCIPLINA y congruencia política lo colocó en la lucha del 2012, cuando hizo público su voto por el amigo de su familia, el joven Manuel Velasco Coello, sumándose a ese fenómeno político llamada Güero.

SU PERFIL de abogado fue ideal para encabezar, como Magistrado Presidente, el Tribunal de Justicia de Chiapas, en un parteaguas de la vida jurídica del país, donde transitó a los juicios orales, colocando a esa institución en el top ten de los mejores tribunales del país.

AHORA, con la experiencia de los años, la congruencia de sus luchas partidistas, y su impecable trayectoria personal como padre de familia, se catapulta a ser un fuerte rival como casi candidato de Morena a la gubernatura.

SIN DUDA, con Ruti en las boletas de este 2018, habrá tiro.

 

Ex vs Ex

 

¿QUÉ EX GÓBER anduvo muy activo en la Ciudad de México tratando de contener el activismo de otro ex góber?

QUIENES lo vieron, cuentan que le volaba el pelito de oficina gubernamental en oficina gubernamental, para plantear los riesgos de lo movidito de su archirrival.

SU CHAROLA como diplomático era su derecho de picaporte para reunirse aquí, allá y acullá, con tal de tratar de contener a quien enjauló y le tiene un indescifrable odio.

ESPECIALMENTE, ahora que, paradojas de la vida, ese ex góber que tanto lo odia está allanándole el camino a otro de sus enemigos jurados, el mismo contra el que le colgó una ficha de interpol que lo mantuvo a salto de mata.

[LA PERVERSIDAD en política no tiene límites pues apenas hace unos meses lo estaba linchando en redes y ahora hasta lo anda ayudando para entronizarse como candidato amarillo.]

QUIZÁ ese compita, que se tomó la molestia de venirse de los yunaites para “alertar” del renacimiento de este ex góber en estratégicas oficinas de gobierno, tiene miedo de ser medido con la vara que él midió.

YA VEREMOS si se consuma este ajuste de cuentas entre este par de fichitas políticas que, aunque pase el tiempo, se siguen odiando después de mantener un dulce amasiato.

CHAN, chan, chaaannn…

 

CACHIVACHES: ¿QUÉ FUNCIONARIO unachense, quien se jura y perjura leal al güerismo, es un pagudo accionista de un impreso que, un día sí y el otro también, golpea duro y directo al inquilino de Palacio? A ver, a ver, adivínele, que no hay muchos especialistas en la tenebra… EL ESCÁNDALO de las supuestas tarjetas clonadas de Bansefi debe ser investigado a fondo, más alláde un simple boletín de la dependencia que encabeza el polémico Virgilio Andrade, pues ya hasta la CNBV admitió que algunas tarjetas de acá fueron cobradas en Veracruz, Jalisco y Quintana Roo…

Máster de las brazadas

A sus 26 años, Tania Robles sigue cosechando triunfos
01/Diciembre/2017

» Tras ganarlo todo como atleta juvenil, continúa su carrera deportiva

Máster de las brazadas
Icono FotoEduardo Reyna
MENTALIDAD. Aguerrida y queriendo siempre ganar el primer lugar es como se describe Tania en esta nueva etapa, una nadadora de altos vuelos.
Por: JESÚS ORTEGA
@tinta_chus

Sirena de oro y máster del agua.

A sus 26 años y tras una prolífica carrera que le llevó a ganar 18 medallas de oro en Olimpiadas Nacionales, Tania Valeria Robles Velázquez continúa su ir y venir en las piscinas de México pero ahora como nadadora de categoría máster (adulto)… y las medallas siguen cayendo por racimos.

Y en la intimidad de su hogar recibió a Tinta Fresca para platicar de sus nuevos retos y su interminable ambición por subir a los pódiums. Cheque el dato.

 

Campeona juvenil

Se ajusta los goggles antes de tirarse un clavado a la piscina de los recuerdos y revisa con agilidad los álbumes fotográficos que dan constancia de sus campeonatos.

Tenía 3 años cuando sus papás la acercaron al mundo de la natación y desde entonces suma 23 más de chapuzones, en los que –cuenta- ha sabido balancear su deporte, vida social, familia, estudios y profesión, razón por la cual cree hoy sigue disfrutando de tirarse a la alberca.

“No dejé todo por la natación”, aclara la sirena dorada, quien recuerda con cariño la dedicación y arropo de sus papás y en especial de su madre, quien –dice- fue su psicóloga, nutrióloga, masajista y hasta chofer, pues diario la llevaba a sus entrenamientos a las 4 de la mañana.

“Mi trabajo era meterme a la alberca y entrenar fuerte y ella era el apoyo”.

Durante su época juvenil se consolidó como la máxima carta del deporte chiapaneco, con 18 medallas doradas en Olimpiadas Nacionales, toda una hazaña pues hoy día es raro que algún atleta logre mantener un dominio de años siendo la número 1.

 

Campeona Máster

Pero los pódiums no son cosa del recuerdo para la chica cuyo perfume es el cloro pues el pasado mes de noviembre participó en el Nacional Máster Curso Corto en Guanajuato, de donde se trajo 4 oros y una plata, clasificando además al Panamericano de Orlando, Florida en julio de 2018.

Aunque sus resultados son imponentes “los nervios siguen siendo los mismos”, como cuando era una chavita que se clavaba con todo para ganar todas las distancias en el estilo de pecho.

Pero sí reconoce que hoy disfruta las competencias de manera diferente, sin esa presión de mantener una beca deportiva o un apoyo oficial con sus resultados pero con la misma hambre ganadora que le caracterizó de pichita aún sin premios extra de por medio.

“Lo haces porque realmente te apasiona”, jimba la atleta que como juvenil puso el nombre de Chiapas en alto y que hasta hoy continúa siendo una sirena de oro y máster del agua.

Máster de las brazadas