Letras en su Tinta

PALACIO de Gobierno se vestirá de izquierda, por primera vez en su historia.

UN HIJO del combativo pueblo de Carranza, cuna de la mismísima Casa del Pueblo, despachará como Número Uno en 48 horas más.

EL NUEVO gobernador se forjó en aquel combativo PRD de AMLO, el que recibía garrotizas cada que había una manifestación.

FUE VÍCTIMA del fraude electoral desde su primera incursión política, cuando en el último reinado priísta, el de tristes siglas de los 90’s que intentaron repetir en este 2018, le arrebataron las urnas y su victoria como diputado local.

ACOMPAÑÓ después a su líder Andrés Manuel cuando le propinaron la misma receta de fraude en su natal Tabasco, en su Éxodo por la democracia, (donde por cierto conoció a quien, décadas después, sería su compañera sentimental).

EN CHIAPAS, siempre caminando de lado de las causas sociales, y junto al ahora Presidente de México, Rutilio Escandón logró ser nominado Senador y ganó por la vía de los votos esa postulación.

[DESDE el Senado, forjó grandes amistades con luchadores de izquierda del escenario nacional, como Porfirio Muñoz Ledo, Amalia García y el doctor Armando Ahued, por sólo mencionar a algunos.]

FUE TREMENDAMENTE incómodo a los gobiernos de expriístas que vinieron después, incluso, uno de ellos, molesto porque nunca lo “apoyó” a pesar de ser abanderado del sol azteca, le orquestó la invasión a una propiedad suya (el litigio duró años y, por supuesto, lo ganó).

EN SUS AÑOS recientes, aguantó la embestida de ese anquilosado PRI que nunca lo quiso y siempre le hizo la contra, orquestándole campaña sucia tras campaña sucia, las cuales se lavaron solitas por estar sostenidas por mentiras.

HAY UNA GARANTÍA en Palacio: por primera vez en su historia, Chiapas tendrá a un gobernador de izquierda.

 

Traidor-es

 

EL GÜERO-Lek tiene que irse acostumbrando a las traiciones e ingratitudes, pos si empezaron con su familia, cuantimás por “amigos” de televisión nacional.

NI SIQUIERA esperaron a su salida para quedar al descubierto como fieles con fecha de caducidad, empezando por un veleidoso integrante de su familia que se inventó chiapaneco hace apenas un sexenio.

SUS “AMIGOS” de la prensa, que ayer no sólo le sonreían sino que lo vitoreaban en cadena nacional, ahora le encuentran todos los defectos posibles.

LAS PUÑALADAS traperas serán el pan de cada día en cuanto a MAVECO le cuelguen las siglas de “ex”.

SERÉ CURIOSO, diría el poeta, pero espero ver a estos “combativos” el día de mañana, cuando el chiapaneco más talentoso de los últimos tres gobiernos tenga un nuevo protagonismo político en el corto plazo.

PORQUE es evidente que estos compitas no tienen la menor idea del panorama que le espera a este muchacho que fue capaz de prestar el látigo a los domadores para que el tigre no se soltara.

MANUEL Velasco tendrá que hacer de tripas corazón pues esto apenas es el inicio de dejar Palacio y los que ayer le juraban amor eterno, serán los primeritos Judas que se tirarán de alfombra al nuevo mandamás.

NI MODOS: siempre habrá un Bruto (y sobrarán) para un Julio César a quien traicionar, con tal de continuar como rémoras sexenales, sin un ápice de dignidad ni decoro.

 

Leal

 

EL COMPA Julio Rincón es un leal entre leales del futuro gobernador.

AÚN NO TOMA protesta como titular de la siempre estratégica área de comunicación y ya trae el control.

EFICIENTE y discreto, su única agenda es cumplirle a su jefe pues no tiene más agenda que cuidarlo durante los próximos seis años.

BUEN PUPILO de su jefe, ha hecho suya la mística de ser suave en la forma pero firme en el fondo.

JULIO se ha fogueado a ras de tierra, en la calle, y sabe perfectamente las necesidades informativas de los compas reporteros.

SU AFABLE y respetuoso trato le permite también dialogar lo mismo con un directivo de prensa que con un compañero de proyecto sexenal.

HA TENIDO el tino, además, de rodearse de un equipo de trabajo con las mismas características: discretos, respetuosos y eficaces, como Yesenia Castañeda y Ernesto Enríquez.

OSÉASE que muy pronto el Instituto de Comunicación Social presentará un nuevo rostro: austero pero eficaz, discreto pero contundente, por parte de un leal entre leales del futuro gobernador como es Julio Rincón.

 

CACHIVACHES: FICHAJE de primera hizo el recién estrenado Rector de la UNACH, Carlos Natarén, al sumar a Roberto Cárdenas de León como Secretario Administrativo de la máxima casa de estudios, otrora propuesto para la nueva Secretaría de Honestidad y Función Pública… PRIMER revés al presidente AMLO: los partidos opositores a MORENA(PAN, PRI, MC y PRD) interponen acción de inconstitucionalidad por la reducción de sueldos propuesta por el titular del Ejecutivo… Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com

 

Campeón de los derribes

Manuelito Gómez, la nueva estrella del judo
01/Marzo/2018

» Apenas en su segunda Olimpiada Nacional alcanzó el oro

Campeón de los derribes
Icono FotoEduardo Reyna
PREPARACIÓN. Su primera sesión es de 7:00 a 9:00 de la mañana, de ahí se va a la escuela y regresa a entrenar de 4:00 a 6:00 de la tarde.
Por: JESÚS ORTEGA
@tinta_chus

Pequeño gigante de los derribes.

Su menudita figura contrasta con su gran potencial: es Manuel Gómez, campeón chiapaneco del judo, cuyos derribes y proyecciones están encaminados a grandes alturas pues la mentalidad del chavito está por los cielos.

Tinta Fresca le presenta al jovencito deportista de 13 años —nacido en Houston, Texas, y de madre chiapaneca—, que se prepara para nuevos combates y más podios.

 

Americano

Sus papás tenían familia en los Yunaites, por ello nació y vivió allá hasta los 3 años, cuando su familia se regresó a estos rumbos.

Tiene la doble nacionalidad pero ya con 7 años de vuelta en Chiapas, reconoce que no recuerda mucho de su vida en los Estados Unidos, aunque en su casa le cuentan que su primera palabra fue en inglish.

Lleva casi 4 años practicando judo, disciplina en la que fue encaminado por su tía, quien —cuenta— lo trajo para que entrenara un deporte y esa fue la elección después de investigar con conocidos.

“No sabía a qué deporte me iba a meter mi tía, nada más me dijo: ve y agarra tu short y tu ropita y se van a entrenar y yo como niño chiquito era muy travieso… corre y corre de arriba para abajo”, proyecta Manuel, a quien desde un principio le gustó lo que se hacía en las clases.

Incluso —revela— se inspiró a competir viendo los posters de otros niños campeones del judo chiapaneco, colgados en las paredes del gimnasio, a quienes quería no sólo emular, sino superar.

“No podía dormir todas las noches pensando en lo que podría lograr, poder competir fuera del país”, ataja el aguerrido judoka.

 

Alta expectativa

Bajo la guía del entrenador cubano Luis Alberto Olmo Pacheco, Manuel consiguió en 2017 la medalla dorada en la Olimpiada Nacional de Cancún, Quintana Roo, en la categoría Sub 15 de la división de los 36 kilogramos.

Un año antes, había quedado quinto en el mismo evento nacional pero desde entonces se planteó la meta de ser campeón y lo logró un ciclo después.

“No me gusta lo fácil, siempre quiero algo que me cueste más”, derriba el máster del tatami, quien también agradece la alta exigencia del profe Olmo en los entrenamientos pues su deseo es superarse y “ganar un mundial, pero ya que tenga edad”.

Entre tanto, ya está acostumbrado a la alta exigencia del deporte, pues todos los días entrena a doble turno, con sólo el tiempo suficiente para ir a la escuela, comer, hacer tareas y dormir.

“Con el judo tienes una forma distinta de pensar, empiezas a sentir nuevas experiencias”, remata el pequeño gigante de los derribes.

Campeón de los derribes