Letras en su Tinta

#100Días

 

DE LOS PRIMEROS 100 días que cumplió el gobernador Rutilio Escandón, la acción más destacable (y plausible) fue el combate a esos delincuentes disfrazados de luchadores sociales denominados MOCRI.

Y ES QUE, en un estado donde los usos y costumbres políticos eran dejar-hacer y dejar-pasar, el inquilino de Palacio logró imponer la máxima presidencial: “Al margen de la ley, nada; por encima de la ley, nadie”.

EL GÓBER Ruti inauguró una forma de hacer política como nunca había sucedido: austera, sin guaruras ni choferes; y en el camino, los eventos faraónicos, con multitudes pagadas con despensa, quedaron atrás.

SU PRIMERA acción de gobierno, craneada desde antes de tomar posesión, fue adelgazar la burocracia, reduciendo al máximo el número de dependencias, fusionándolas y, por supuesto, dejando a la mitad los sueldos de los titulares.

ENSEGUIDA, vino la expropiación de agentes policíacos que eran “comisionados” a labores de escoltas personales –políticos y hasta empresarios fifís–, violando el espíritu de los cuicos: velar por la seguridad pública.

OTRA de las medidas que despertó el respaldo unánime fue dejar atrás los aerotaxis para los poderosos en que se convirtieron las aeronaves oficiales; ahora, esos aviones sólo son para asuntos de emergencia en salud y de protección civil.

UNA ACCIÓN más del actual gobierno, también sumamente reconocida, es la infaltable Mesa de Seguridad, en punto de las 7 de la mañana en Palacio de Gobierno, donde se analiza región por región a nuestro siempre convulso Chiapas.

GRACIAS a esa toma de pulso mañanero, es que Chiapas logró registrar cero secuestros en el mes pasado, tarea nada fácil que fue reconocida por la prestigiosa asociación civil “Alto al secuestro” de Isabel Miranda de Wallace.

LA FORMA diferente de gobernar se reflejó también en la normalización de los servicios de salud  –así como la relación con los combativos sindicatos–, con el fin de privilegiar la buena atención y garantizar medicamentos.

EN SUS 100 primeros días, el gobernador Rutilio Escandón está cubriendo las altas expectativas de cambio que esperábamos ver y vivir quienes acudimos a votar el 1 de julio; el arranque del góber Ruti es inmejorable y ojalá se mantenga ese ejercicio de gobierno: discreto y austero, sí, pero eficaz.

 

Memorable

 

VILLAFLORES se estremeció con una noche de box memorable.

EL ALCALDE Mariano Rosales Zuarth hizo historia al engalanar a sus paisanos con un cartel boxístico que hizo vibrar a los aficionados, confeccionado con lujo de detalles por Tinta Fresca Boxing.

EL AUDITORIO Municipal “Alfonso Macías Zebadúa” se transformó en una arena boxística de súper lujo, gracias a un ring de primera que aportó el Instituto de la Juventud que lleva Tania Robles, además de un espectacular juego de luces “como en Las Vegas”, gritó eufórico un aficionado.

EL CHIAPANECO Romeo El Tanquecito Hernández se llevó el triunfo de la noche en el cuarto round, con un nocaut técnico propinado al tabasqueño Enoc El Dandy López, luego de hacer gala de velocidad, técnica y duros golpes.

“ME VOY agradecido con don Mariano y la gran afición de Villaflores; espero que esté presente cuando me corone campeón”, dijo El Tanquecito tras su victoria en aquella ciudad y al llegar a su natal Tuxtla Gutiérrez.

LA GALA boxística dejó un excelente sabor de boca pues dos boxeadores locales encendieron los ánimos de sus paisanos: primero, David El Pollito Pérez, quien derrotó en decisión unánime al tuxtleco Esly El Duro Vázquez; luego, el debutante Daniel El Chocolatito Castillo, quien vino de atrás y se impuso al tabasqueño Luis Alberto El Blindado Romero.

EL CARTEL completitito podrá disfrutarse el próximo sábado 23 de marzo, a las 8 de la noche, cuando Tinta Fresca TV transmita en sus redes sociales, Facebook y YouTube, la gran función de box “Mi Villaflores querido”, para (re)vivir esa noche memorable en el corazón de la frailesca.

 

Futuro

 

LA PIPA de la paz, al final de tanto jaloneo, prevaleció entre el rector de la UNACH, Carlos Natarén, y la lideresa de los profes unachenses, Indra Toledo.

SE IMPUSO el camino de los acuerdos y atrás quedaron las estridencias pues los gritos y sombrerazos, aunque dan nota, nunca son positivas.

LA UNACH del futuro tendrá que renacer, de ahora en adelante, anteponiendo el interés máximo de su sobrevivencia financiera; y después, de cómo aumentar su calidad educativa.

LA FIRMA del Contrato Colectivo entre la UNACH y el SPAUNACH permite mirar hacia adelante, tener altura de miras para construir la UNACH que queremos y necesitamos.

POR EJEMPLO, vienen reformas importantes a su Ley Orgánica, para tener una mejoría administrativa –y por qué no hasta política– para que nuestra máxima casa de estudios abone (más) a la gobernabilidad.

EN ESTA coyuntura, la UNACH está obligada a renovarse y modernizarse porque tendrá seis nuevas competencias, igual número de escuelas de educación superior  –las Universidades del Bienestar –, que serán construidas en el actual sexenio.

UN BUEN AUGURIO es que se haya fumado la pipa de la paz en la colina universitaria, entre un templado Carlos Natarén una ya mesurada lideresa de los profes unachenses, Indra Toledo.

AHORA, a construir, entre todos, la UNACH del futuro.


CACHIVACHES: UN TÉCNICO que conoce Chiapas a ras de tierra, llega como dirigente estatal del Partido Chiapas Unido: Conrado Cifuentes; sin duda, ese compita, que conoce como pocos el Chiapas profundo, dará mucho de qué hablar en su nuevo rol de protagonista político… EL POBLANO Miguel Barbosa se impuso en la encuesta para repetir como candidato a gobernador de la alianza partidista MORENA-PT-Partido Verde; por ahora, esas siglas encabezan holgadamente las simpatías mayoritarias en aquella entidad… Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com

Campeón de los derribes

Manuelito Gómez, la nueva estrella del judo
01/Marzo/2018

» Apenas en su segunda Olimpiada Nacional alcanzó el oro

Campeón de los derribes
PREPARACIÓN. Su primera sesión es de 7:00 a 9:00 de la mañana, de ahí se va a la escuela y regresa a entrenar de 4:00 a 6:00 de la tarde.
Por: JESÚS ORTEGA
@tinta_chus

Pequeño gigante de los derribes.

Su menudita figura contrasta con su gran potencial: es Manuel Gómez, campeón chiapaneco del judo, cuyos derribes y proyecciones están encaminados a grandes alturas pues la mentalidad del chavito está por los cielos.

Tinta Fresca le presenta al jovencito deportista de 13 años —nacido en Houston, Texas, y de madre chiapaneca—, que se prepara para nuevos combates y más podios.

 

Americano

Sus papás tenían familia en los Yunaites, por ello nació y vivió allá hasta los 3 años, cuando su familia se regresó a estos rumbos.

Tiene la doble nacionalidad pero ya con 7 años de vuelta en Chiapas, reconoce que no recuerda mucho de su vida en los Estados Unidos, aunque en su casa le cuentan que su primera palabra fue en inglish.

Lleva casi 4 años practicando judo, disciplina en la que fue encaminado por su tía, quien —cuenta— lo trajo para que entrenara un deporte y esa fue la elección después de investigar con conocidos.

“No sabía a qué deporte me iba a meter mi tía, nada más me dijo: ve y agarra tu short y tu ropita y se van a entrenar y yo como niño chiquito era muy travieso… corre y corre de arriba para abajo”, proyecta Manuel, a quien desde un principio le gustó lo que se hacía en las clases.

Incluso —revela— se inspiró a competir viendo los posters de otros niños campeones del judo chiapaneco, colgados en las paredes del gimnasio, a quienes quería no sólo emular, sino superar.

“No podía dormir todas las noches pensando en lo que podría lograr, poder competir fuera del país”, ataja el aguerrido judoka.

 

Alta expectativa

Bajo la guía del entrenador cubano Luis Alberto Olmo Pacheco, Manuel consiguió en 2017 la medalla dorada en la Olimpiada Nacional de Cancún, Quintana Roo, en la categoría Sub 15 de la división de los 36 kilogramos.

Un año antes, había quedado quinto en el mismo evento nacional pero desde entonces se planteó la meta de ser campeón y lo logró un ciclo después.

“No me gusta lo fácil, siempre quiero algo que me cueste más”, derriba el máster del tatami, quien también agradece la alta exigencia del profe Olmo en los entrenamientos pues su deseo es superarse y “ganar un mundial, pero ya que tenga edad”.

Entre tanto, ya está acostumbrado a la alta exigencia del deporte, pues todos los días entrena a doble turno, con sólo el tiempo suficiente para ir a la escuela, comer, hacer tareas y dormir.

“Con el judo tienes una forma distinta de pensar, empiezas a sentir nuevas experiencias”, remata el pequeño gigante de los derribes.

Campeón de los derribes