Letras en su Tinta

Jaguar

 

ESTE Jaguar sí tiene garra, se llama César Márquez y su domador es el legendario entrenador de box Nacho Beristáin.

EL BOXEADOR tuxtleco protagonizará la función estelar internacional “Orgullo por Chiapas”, a celebrarse este 2 de Junio en el Polyforum Chiapas.

ESTE PESO MEDIO se medirá con un colombiano para disputar el vacante Campeonato Centroamericano y del Caribe del Consejo Mundial de Boxeo (WBA, por sus siglas en inglés).

LA FUNCIÓN será histórica, nunca antes vista en Chiapas, ni siquiera cuando nuestro bien recordado Romeo Lacandón Anaya vistió de triunfo la Plaza de Toros San Roque con el campeonato nacional gallo en ese mítico 1972.

EL POLYFORUM vivirá un espectáculo internacional, a la altura de boxeador tuxtleco y pueblo chiapaneco, gracias a una alianza estratégica entre Nacho Beristáin y Tinta Fresca.

NO SE OLVIDE y agéndelo de una vez: la cita es el sábado 2 de Junio a las 20:00 horas en el Polyforum Chiapas, donde aflorará el “Orgullo por Chiapas”.

LOS BOLETOS estarán disponibles, a partir de hoy y hasta la fecha del evento, en Farmacias del Ahorro y el siguiente sitio de internet: www.superboletos.com

 

Divorcio

 

EL VERDE y el PRI consumaron el amor imposible que llegó al fin del sexenio, al irse cada quién con su candidato.

LA SOBERBIA de los rojos, de querer imponer gallo así fuera pisoteando la militancia de los verdes con especial arrogancia, fue la crónica anunciada de una ruptura, de un divorcio irreversible.

EL INSTITUTO de Elecciones avaló ayer la candidatura común, “La Fuerza de Chiapas”, que encabezará el Partido Verde junto con sus hermanitos Mover a Chiapas y Chiapas Unido.

EL ASUNTO irá de nuevo a tribunales pues el árbitro electoral Oswaldo Chacón bajó a su suspirante, Fernando Castellanos, y los perdedores, otrora socios, el PRI-Panal, impugnaron también tal candidatura.

QUEDA CLARO que a los rojos les faltó humildad y les sobró arrogancia extrema al dar por hecho que su “alianza” era un asunto consumado, desafiando al dueño del pandero que, aunque no les guste, termina el 8 de diciembre y hasta entonces pone el ritmo del baile.

ESTA SUCESIÓN quedará registrada en la historia de Chiapas pues, por primera vez en los gobiernos del nuevo milenio, el mandamás saliente se impone a los caprichitos de un clan de pichichis.

LOS ROJOS pueden sacar toditita su rabia y escupir todito el veneno que quieran a través de sus tecleadores a sueldo pero jamás podrán negar que la realidad política los rebasó y que ahora estén a un paso de ser arrojados al basurero de la historia.

EL COMPA Fer Castellanos será candidato de “La Fuerza de Chiapas”, aunque el asunto llegará a tribunales para que su nombre sea palomeado.

YA LO DIJO Juan Clímaco, un monje católico entre ascético y místico, autor del libro La escalera al Paraíso: “La humildad es la única cosa que el Diablo no puede imitar”.

 

CACHIVACHES: AL QUE COBRA como mandamás del PRI, Julián Nazar, le llueve sobre mojado pues luego de cáersele la alianza de su ahijado, trascendieron tremendas denuncias de suspirantes a quienes, según su dicho, les peinó unos buenos quinquirrines por ser candidatos y ahora se quedaron sin siglas qué abanderar…

Puños en ascenso

Jimmer Espinoza Cigarroa, pro de los guamazos
16/Abril/2018

» Medallista de Olimpiadas Nacionales, ahora en carteleras profesionales

Puños en ascenso
Icono FotoEduardo Reyna
CUALIDADES. Su movilidad en el ring y su derecha son sus mejores armas. “El chiste del boxeo es tirar, no recibir”, menea.
Por: JESÚS ORTEGA
@tinta_chus

De los rings amateurs a los cuadriláteros de los profesionales.

Jimmer Espinoza, quien diera satisfacciones y medallas a Chiapas como boxeador amateur, decidió dar el siguiente paso para convertirse en profesional, con el sueño de hacerse de un nombre como el de reconocidos pugilistas chiapanecos: Romeo ‘Lacandón’ Anaya, Víctor Manuel Rabanales o Cristóbal Cruz.

Póngase los guantes y careta, y échese un tirito con el joven peleador.

 

Evolución

Como todo boxeador, empezó en el sector amateur en el que duró seis años, una carrera que –considera– fue un tanto larga pero en la cual acumuló buena experiencia pues fue a cuatro Olimpiadas Nacionales, en dos de éstas ganó bronce y plata para Chiapas.

Cuenta que fue su papá, Heberto Espinoza, quien lo introdujo en el deporte de las orejas de coliflor y al poco tiempo de entrenar se vio que tanto él como su hermano menor, Edwin, habían salido buenos para los moquetazos; así, con la guía del entrenador Juan José Solís empezaron a crecer.

“Me llamó la atención boxear porque era un deporte fuera de lo común”, tira el peleador de mano diestra en la división de los pesos Súper Ligeros (63.5 kilogramos), quien decidió renunciar a su carrera de odontología para meterse de lleno a entrenar.

“Es un riesgo pero la vida es un riesgo”, tumba el peleador de apenas 20 años, quien no quería quedarse con la “espinita clavada” de saber si podría llegar lejos como profesional.

 

Buen equipo

A la fecha, Jimmer acumula siete victorias en su récord profesional, seis de esos triunfos fueron por la vía del cloroformo, peleando siempre a seis rounds pese a que su experiencia previa era combatir hasta un máximo de tres asaltos en el sector amateur.

Al no haber peleadores de su nivel en cuatro rounds, los promotores le ofrecieron pelear en seis, donde –en teoría– existían rivales de mejor nivel pero a todos les ha ganado hasta el momento.

Su buena pegada ataja– se la debe en gran medida a su hermano Edwin, quien fuera medallista de oro en las Olimpiadas Nacionales en una división mucho mayor en tonelaje, pero es el perfecto sinodal para sus entrenamientos.

“Es el mejor sparring que tengo acá, mi hermano tiene mucho nivel, para mí es un gran ejemplo”, noquea Jimmer, quien además agradece la asesoría que sigue teniendo por parte de su entrenador Uziel Yok y su mentor ‘JJ’ Solís.

Para cerrar este agarrón, reconoce que el boxeo chiapaneco no vive su mejor momento pero asegura tenerle fe a las nuevas generaciones de pugilistas, por quienes pide apoyo para que salgan a pelear y entrenar en otros estados, en tanto él ya dio el siguiente paso: de los rings amateurs a los cuadriláteros profesionales.

Medallista de Olimpiadas Nacionales, ahora en carteleras profesionales.

 

Puños en ascenso