Letras en su Tinta

PENSAR transexenalmente debería ser el espíritu de todo político y es de celebrar que Carlos Morales tenga esa nueva sangre.

AYER, el alcalde tuxtleco dio a conocer la rehabilitación del Parque Chiapasiónate, funcionando de nuevo sus fuentes y luminarias.

DESDE ahí, además, anunció una reforestación de 50 mil árboles nativos para los libramientos Norte y Sur, que antes estaban así, con harta plantita.

[SÓLO a un alcalde sin identidad ni arraigo, como lo fue Jaime Valls, se le pudo ocurrir tumbar las plantas que ahora se replantarán en esas importantes vías de la ciudad.]

HAY QUE APLAUDIR, de verdad, esta medida, en un país que pareciera se reinventa cada seis años.

POR POLÍTICOS como Carlos Morales, es que el Parque de la Marimba existe, éste craneado originalmente por Patrocinio González Garrido.

O BIEN, el Polyforum y Centro de Convenciones, creados por Juan Sabines Gutiérrez, inmuebles que han trascendido al paso de los sexenios venideros.

SE NOTA la madurez de este político, ya de largo colmillo, quien en su carrera política ha tenido duros tropiezos y no menos descalabros que, gracias a ellos, le han forjado la sensatez.

BIEN por esa nueva sangre política que está de(mostrando) Carlos Morales.

 

La ley a secas

 

NI DURA ni blanda, lo que se necesita en Chiapas sólo es la aplicación de la ley; “la ley a secas”, como decía Benito Juárez, lo cual quedó demostrado al liberar la vía Tuxtla-SCLC el pasado lunes.

EL AMANECER de esta semana nos sorprendió con un bloqueo a la carretera más importante de Chiapas, que conecta a la capital con la zona Altos y Fronteriza, que paralizó la vida interna del estado.

ESTA VÍA es, también, la puerta de entrada al corredor turístico de nuestro estado, pues lleva a los Lagos de Montebello, Toniná y Palenque, por decir lo más destacable.

LOS BLOQUEADORES, habitantes de Ixtapa, estuvieron lejos de la honorabilidad pues, cuando los fueron a levantar, sacaron el cobre: desenfundaron las fuscas y echaron bala por todos lados.

OBVIAMENTE, luego se hicieron las víctimas, acusando excesos policíacos, algo que, obviamente, iban a recoger los medios de comunicación que no investigan, como esos corresponsales “nacionales” que llevan años reporteando el radio y la tv locales (y ahora las redes sociales).

AFORTUNADAMENTE, los chicos de Gabriela Zepeda, comandanta de la Secretaría de Seguridad, no se arrugaron y pepenaron a estos rijosos que disfrazan sus asuntos personales y políticos de lucha social.

NADIE se inconformó con la aplicación de la ley, en un sexenio que seguramente pasará a la historia por no dejarse chantajear, lo cual ya le reditúa en una popularidad que mantiene el góber Ruti.

AL CONTRARIO, toditos aplaudimos que hayan aplicado la ley, lo cual es preciso que se aplique: no dura ni blanca, sino “la ley a secas”.

 

Frontera

 

NUESTRA frontera sur está empezando a dejar de ser tan porosa.

AUNQUE sea por regaños del imperialismo yanqui, representado por el órate ese pelos de elote, como le dicen a Donald ‘Trun’, lo cierto es que ya hacía falta presencia militar acá en Tapachula.

LA REUNIÓN que tendrá el presidente Andrés Manuel López Obrador con su homólogo de El Salvador, Nayib Ukele, un publicista de origen árabe recién electo presidente de aquel país, va en ese sentido.

LE LLAMAN “Desarrollo para Centroamérica”, el programa que están pensando para contener a los migrantes de esa región que quieren irse a los yunaites y que ahora se espera contener acá, sin que brinquen el charco.

EL CASO es que la Guardia Nacional ya opera en la Perla del Soconusco, que lejos estaba ya de brillar como perla por tanto malandrín que ha llegado con las famosas “caravanas”.

MILITARES, marinos policías federales les están echando montón a los centroamericanos, lo cual es positivo para que, si quedan en territorio mexicano, al menos se porten bien.

PARA BENEPLÁCITO del inefable Óscar Gurría, un tipo desahuciado ya políticamente por los inútiles procederes que ha tenido, la Guardia Nacional no tiene ni para cuándo agarrar sus mochilas e irse.

MÁS VALE que nos vayamos acostumbrando a la presencia de la superpolicía pejista, y ojalá que sean efectivos, porque para fantochadas, ya hemos visto muchas en muchos sexenios.


CACHIVACHES: VAYA activismo de Lorenzo Córdova y toditos los consejeros presidentes de los estados, pues es evidente que MORENA quiere desaparecerlos con el cuento ese de la austeridad; el voto es caro, sí, por supuesto, por la desconfianza que los propios partidos se han empeñado en mantener; recién, Oswaldo Chacón le puso el dedo en la llaga: la respuesta está en disminuir el financiamiento a los partidos políticos… ALGO, y muy serio, está pasando en Bochil, aquella región (casi) olvidada porque cuando no hay balacera, secuestran a funcionarios; seguramente, allá, en aquella comunidad, estaba pensando José Alfredo cuando compuso aquella rola de “vámonos, donde no haya justicia, ni leyes ni nada, nomás nuestro amooooor”… Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com

Toletazos recargados

Tras dos años de ausencia, regresa Lacandones de Chiapas
16/Mayo/2018

» El ‘Panchón Contreras’ vuelve a ser escenario de la Liga Tabasqueña

Toletazos recargados
Icono FotoJesús Ortega
NOVENA. Con mucho sacrificio pudo regresar a la Liga Tabasqueña de Beisbol; jóvenes chiapanecos buscan la oportunidad de mostrar su talento y ser captados para la Liga Mexicana.
Por: JESÚS ORTEGA
@tinta_chus

Cuadrangulares y ponches de vuelta al diamante tuxtleco.

La emoción del beis profesional regresa en mayo al estadio ‘Panchón Contreras’, con la resurrección de Lacandones de Chiapas, que, luego de dos años de ausencia, vuelve a entrarle a la Liga Tabasqueña de Beisbol con el fin primordial de foguear a sus talentos y, en una de ésas, ser protagonista del reñido campeonato.

Acompañe a Tinta Fresca al parque de pelota capitalino, póngase el guante y dele vuelo al brazo con curvas y rectas para recetar chocolates al por mayor.

 

Amor al beis

“Todo esto que hacemos es por el amor que le tenemos al beisbol, es parte de nuestra vida”, jimbó el presidente del club, Juan Carlos Trujillo Herrera, al anunciar en días recientes el regreso de Lacandones de Chiapas a la competencia profesional.

Antes, la novena tuxtleca se mantuvo activa en la liga amateur local y se animó de último minuto a volver a la liga profesional tabasqueña pese a no contar con amplios recursos.

Muchos de sus jugadores no cobran un sueldo e incluso sus directivos armaron la vaquita con amigos y uno que otro patrocinador para cubrir los gastos operativos mínimos de una temporada de tres meses de partidos.

“No teníamos la idea de participar porque estábamos pasando por una situación económica bastante difícil”, meneó el empresario, quien de cualquier forma espera que Lacandones logre volver a meter a la afición chiapaneca al gusto por la pelota caliente.

 

Con potencial

La base del equipo está conformada por jugadores chiapanecos: cuenta con peloteros de Arriaga, Pijijiapan, Palenque, San Cristóbal de las Casas, Tapachula y Tuxtla Gutiérrez, reforzados con jugadores de Oaxaca y otros que le fueron prestados de Durango.

No obstante, el mánager Julián Wong aclaró que aun contando con gente de fuera, “queremos que jueguen los muchachos, que empiecen a salir jóvenes de Chiapas”.

Es por esa razón que Lacandones cuenta con chavos talentosos para los punches, como el pitcher José Ramón Verdugo, de apenas 14 años, arropados por beisbolistas como Esdras Lorenzana, Eduardo Gutiérrez, Saúl González, Rolando González Jr., entre otros jugadores que cada fin de semana traerán de vuelta cuadrangulares y ponches al diamante tuxtleco.

 

Toletazos recargados