Letras en su Tinta

EL GÜERO-Lek se puso (muy) moreno.

JUSTO cuando una nueva consulta lopezobradorista, ahora por el Tren Maya, era otra vez blanco de dardos venenosos, el chiapaneco salió a defenderla.

Y NO SÓLO eso, Manuel Velasco llamó a votar a favor de este proyecto sexenal, el más ambicioso en muchas décadas.

EN UN VIDEO que irrumpió en redes por su contundencia de estar a favor de ese megaproyecto, el góber citó un dato revelador: el 89% de los mexicanos está de acuerdo en que se haga el Tren Maya, según una encuesta de la prestigiada firma De las Heras.

OSÉASE que el Güero-Lek se puso más lopezobradorista que muchos morenos, pues nadie, absolutamente nadie, se había rasgado las vestiduras por AMLO y el Tren Maya, siendo no-moreno, como la firme postura de MVC.

A MANUEL Velasco no tiritó de frío al dar tremendo espaldarazo al presidente electo, quien vaya que aguantó en solitario una lluvia de críticas con su primera (y muy polémica) consulta sobre el Aeropuerto de Texcoco.

AHORA, cuando vuelven a arreciar los improperios contra las consultas que organiza AMLO, es relevante que un güero se ponga muy moreno y no deje solito al futuro mandamás de Palacio Nacional.

O PA’ DECIRLO como lo hacen las porras: ese-apoyo-sí-se-ve, sí-se-ve...

 

Chusa

 

LOS PROMOTORES invisibles de La Chusa engendran el huevo de la serpiente.

SI LA SECRETARÍA de Salud no tuviera pocos problemas financieros, la pedidera de estos chupapresupuestos no tiene fin.

LOS AUTORES intelectuales de estos reventadores profesionales, que lo que menos les importa es la salud de l@s chiapanec@s, no deben confiarse porque esa catapulta puede volverse hacia ellos.

EL EFECTO boomerang está inmerso en su “protesta” pues mientras no haya cash para sus “conquistas” sindicales, nomás no se irán de oficinas centrales ni siquiera el 8 de diciembre.

EL GOBERNADOR Rutilio Escandón nada le debe a las estructuras sindicales que, aunque simpatizaron y algunos trabajaron por Morena, no lo hicieron precisamente por el futuro mandamás de Palacio.

[TAMBIÉN, cabe la posibilidad que el (poderoso) encuerdador de ese conflicto se haya impuesto la misión de administrarlo unas semanas más, para después salir como el “salvador” de las causas populares del nuevo gobierno.]

EL PROBLEMA es que el ala radical del Sindicato de Salud, donde el verdadero poder radica en Víctor Hugo Zavaleta Ruiz, tiene el interés por todo, menos en pensar en la salud pública.

OJALÁ que los promotores invisibles de La Chusa no engendren el huevo de una serpiente que, luego, les lance una picadura mortal.

 

Zozobra

 

SALVO los morenos, nadie está que se muerde las uñas por el cambio de gobierno.

EN REALIDAD, deberían respirar muy tranquilos pues existen 82 dependencias para repartir huesos, así sean menores.

A LOS QUE se la juegan por un proyecto político, especialmente de izquierda, rara vez les hace justicia la robolución.

DE HECHO, a los demócratas aldeanos se les da muy poco el trabajar pero sí les late (y mucho) cobrar.

NO PASARÁ mucho tiempo para que esos apoyadores irredentos lancen improperios contra el gobernador electo, una vez que se hayan quedado fuera de la nómina.

POR AHORA, la zozobra de quienes no ven claro si Ruti los va a meter en la nómina, aunque es verdadera, es injustificada.

NI MODOS: a morderse (más) las uñas.

 

Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com…

 

Rayo celestial

Ícono de la Lucha Libre Mexicana que ya es leyenda
24/Julio/2018

*A los 85 años se fue Maximino Linares Moreno, el Rayo de Jalisco

Rayo celestial
Por: JESÚS ORTEGA
@tinta_chus

Sombrero charro, máscara y lances celestiales.

Un rayo vuela desde el ring para iluminar el firmamento, dejando tras de sí un importante legado a la historia Lucha Libre Mexicana, que con aflicción despidió a don Max Linares, el Rayo de Jalisco.

Tinta Fresca rinde homenaje póstumo al ídolo del ring (fallecido el pasado 19 de julio, a los 85 años de edad), quien está catalogado entre los grandes íconos del pancracio mexicano, junto a leyendas como El Santo, Blue Demon y Huracán Ramírez.

 

Tapatío de corazón

Curiosamente, el Rayo de Jalisco no nació en el occidental estado mexicano, sino en la capital del país, en el barrio bravo de Candelaria de los Patos, en el año de 1936 y bajo el nombre de Maximino Linares Moreno.

Su afición a las llaves y patadas voladoras se dio gracias a su padre, quien lo llevaba a ver las luchas a la Arena Roma-Mérida, además de la influencia de su hermano, Tony Sugar, quien también era luchador y fue su mentor.

Su debut fue en el año de 1950 en la hoy CDMX, no con el nombre del Rayo de Jalisco sino con el mote de Mr. Misterio; de hecho también tuvo otros personajes, Doc Curtis y Águila Negra, con los que no alcanzó gran popularidad.

Don Maximino fue alumno de Rolando Vera y Cuauhtémoc El Diablo Velasco, quienes lo llevaron a formar su recordado personaje, con el que debutó en el año de 1960 en Guadalajara. Primero fue bautizado como Rayo, pero que al convertirse en un ídolo para los tapatíos dos años después le agregó “de Jalisco”. Así lució la popular máscara negra con un rayo que le atraviesa por el medio.

 

Entre los grandes

En sus inicios ganó los campeonatos wélter y medio de occidente, y en 1963 fue nombrado el Luchador del Año. Ese mismo año se presentó en la Arena México, donde se proclamó campeón mundial medio al derrotar a René Guajardo.

En 1966 fue campeón por parejas con el mítico Santo y despojó de su tapa a luchadores como Bestia, Guerrero Negro, Mr. Sangre y La Máscara, además de ganarle la cabellera a Chino Chow

Quienes lo vieron luchar recuerdan su espectacular y ágil forma de desenvolverse en el ring, así como su carisma y picardía ante sus rivales, a quienes solía “torear” en el centro del cuadrilátero y aplicarles un tope de reversa para elevar el clamor de la paisanada.

Fue parte de la época de oro de la Lucha Libre Mexicana, cuando los gladiadores eran auténticas estrellas y hasta salían en películas, por lo que protagonizó cuatro filmes, compartiendo elenco con figuras como Blue Demon y Mil Mascaras.

Luego de 30 años como luchador profesional, perdió su máscara el 30 de julio de 1989 contra Blue Demon, en la recordada función celebrada en la Plaza de Toros Monumental de Monterrey.

Transmitió su legado a través de su hijo, Rayo de Jalisco Jr, y su nieto, Rayman.

Tras 85 años de vida, el mundo de la Lucha Libre recuerda con cariño al gladiador de sombrero charro, máscara y lances celestiales.

  • Rayo celestial
  • Rayo celestial
Rayo celestialRayo celestial
Rayo celestial