Letras en su Tinta

A compa Mario Gómez, víctima de la cobarde irracionalidad, en su memoria…



Sinvergüenzas

 

LARGA es la lista de compitas que han de andar sintiendo escalofríos, y algunos hasta rezando, tras las declaraciones del góber electo, Rutilio Escandón.

“NO HABRÁ sinvergüenzas en Chiapas… Ya basta de corrupción, de moches, de complicidades y de negocios ilícitos, esto se va a terminar”, soltó en reunión con el alcalde electo de Tuxtla, Carlos Morales.

[LOS FUTUROS mandamases mandaron una excelente señal política al unir fuerzas por la capirucha, a la cual tanta falta le hacen proyectos y gestiones entre los gobiernos estatal y municipal.]

LUEGO, sentado con sus compas morenos, también electos como él, Ruti advirtió/amenazó que nadie en su gobierno escapará a la ley si comete un delito, empezando por su familia.

OSÉASE que la línea es clara y aquellos ilusos que creían tener cabida en el futuro sexenio de Ruti, será mejor que agarren sus sueños (guajiros) y los dejen reposando en su almohada.

NI DUDA cabe que la nueva historia que se escribirá a partir del próximo 8 de diciembre dará mucho de qué hablar.

 

Emergente

 

EL BATEADOR emergente de Conejolandia, Carlos Molano, no pierde ni un minuto de su tiempo al frente de nuestra malherida Tuxtla.

UN DÍA, que llegué de improviso a realizar un trámite, me percaté de la tremenda agenda que tiene: una reunión cada 20 minutos y, a la par, una previa entre regidores.

ESE COMPITA no puede negar la cruz de su parroquia: su origen empresarial, espacio donde uno, si alarga el tiempo, pierde quinquirrines.

Y VAYA que a nuestra capirucha le urgen los nuevos de Benito Juárez pues ya sabemos que tiene todo tipo de deudas que están asfixiando a los gobiernos que, en tres años, no les queda de otra más que administrar la pobreza.

AYER, se dio una vueltecita por la última Tuxtla recreativa, ese tapazón de calles que sirve para que la gente tome las vialidades y se distraiga en domingo.

HAY MUCHOS pendientes en nuestra capirucha, sí, pero es ofensivo que se le culpen de todos los males cuando Carlos Molano apenas estuvo 90 días al frente de la comuna tuxtleca.

SU NOTABLE chambota, por hacer mucho con tan poco (días y paga) le ha dado un involuntario protagonismo del que, a lo mejor, hasta capitaliza.

EL POLÉMICO trienio 2015-2018, que arrancó Fernando Castellanos, llega a su fin esta semana con un muy movidito Carlos Molano.

 

Protagonista

 

LUGAR donde se para, Emilio Salazar es protagonista.

SU EXPERIENCIA profesional, y su reputación sin tacha, además de su bonhomía en el trato, lo han catapultado políticamente.

SURGIDO de la empresa –una educativa y muy exitosa–, brincó a la política pero en los últimos años floreció con su madurez personal.

EN CIUDAD de México, en la Cámara de Diputados, forjó amigos como nunca nadie lo hubiera pensado: de todos color y no sólo verde.

AHORA, como diputado local por tercera vez, sin ni siquiera tomar protesta aún, ya está siendo atacado.

Y CLARO que es fuego amigo porque saben de su capacidad (y responsabilidad) políticas, trayectoria que a nadie le alcanza para competirle en la coyuntura que viene.

EMILIO tiene tanto punch que aún genera muchos temblores entre correligionarios, pese a que a sus adversarios (políticos, no personales) sólo les provoca respeto.

AUN CON la ola morena, a Emilio no será un levantadedos (nunca lo ha sido), un diputado más; será muy protagonista.

Y POR ESO le temen: por su notable capacidad profesional, por su talento político para juntar a tirios y troyanos, para generar acuerdos en bien de la nación.

EMILIO Salazar es ya un imprescindible de la política chiapaneca.


CACHIVACHES: UN ABRAZO solidario a todos los familiares de don Miguel López Camacho, un profesional del servicio público cuyo legado es notable y ya ha quedado indeleble… ANOTE el nombre de Marcelo Toledo Cruz, un sindicalista de largas batallas quien ahora dará mucho de qué hablar como diputado local de MORENA pues se perfila como futuro coordinador parlamentario del rebaño sagrado acá en el Congreso local, dejando en el camino a un par de querendones a quienes nomás no les alcanzó el power… “LA GENTE ya no cree en los hechos”. Lo dijo el lúcido Noam Chomsky

Rayo celestial

Ícono de la Lucha Libre Mexicana que ya es leyenda
24/Julio/2018

*A los 85 años se fue Maximino Linares Moreno, el Rayo de Jalisco

Rayo celestial
Por: JESÚS ORTEGA
@tinta_chus

Sombrero charro, máscara y lances celestiales.

Un rayo vuela desde el ring para iluminar el firmamento, dejando tras de sí un importante legado a la historia Lucha Libre Mexicana, que con aflicción despidió a don Max Linares, el Rayo de Jalisco.

Tinta Fresca rinde homenaje póstumo al ídolo del ring (fallecido el pasado 19 de julio, a los 85 años de edad), quien está catalogado entre los grandes íconos del pancracio mexicano, junto a leyendas como El Santo, Blue Demon y Huracán Ramírez.

 

Tapatío de corazón

Curiosamente, el Rayo de Jalisco no nació en el occidental estado mexicano, sino en la capital del país, en el barrio bravo de Candelaria de los Patos, en el año de 1936 y bajo el nombre de Maximino Linares Moreno.

Su afición a las llaves y patadas voladoras se dio gracias a su padre, quien lo llevaba a ver las luchas a la Arena Roma-Mérida, además de la influencia de su hermano, Tony Sugar, quien también era luchador y fue su mentor.

Su debut fue en el año de 1950 en la hoy CDMX, no con el nombre del Rayo de Jalisco sino con el mote de Mr. Misterio; de hecho también tuvo otros personajes, Doc Curtis y Águila Negra, con los que no alcanzó gran popularidad.

Don Maximino fue alumno de Rolando Vera y Cuauhtémoc El Diablo Velasco, quienes lo llevaron a formar su recordado personaje, con el que debutó en el año de 1960 en Guadalajara. Primero fue bautizado como Rayo, pero que al convertirse en un ídolo para los tapatíos dos años después le agregó “de Jalisco”. Así lució la popular máscara negra con un rayo que le atraviesa por el medio.

 

Entre los grandes

En sus inicios ganó los campeonatos wélter y medio de occidente, y en 1963 fue nombrado el Luchador del Año. Ese mismo año se presentó en la Arena México, donde se proclamó campeón mundial medio al derrotar a René Guajardo.

En 1966 fue campeón por parejas con el mítico Santo y despojó de su tapa a luchadores como Bestia, Guerrero Negro, Mr. Sangre y La Máscara, además de ganarle la cabellera a Chino Chow

Quienes lo vieron luchar recuerdan su espectacular y ágil forma de desenvolverse en el ring, así como su carisma y picardía ante sus rivales, a quienes solía “torear” en el centro del cuadrilátero y aplicarles un tope de reversa para elevar el clamor de la paisanada.

Fue parte de la época de oro de la Lucha Libre Mexicana, cuando los gladiadores eran auténticas estrellas y hasta salían en películas, por lo que protagonizó cuatro filmes, compartiendo elenco con figuras como Blue Demon y Mil Mascaras.

Luego de 30 años como luchador profesional, perdió su máscara el 30 de julio de 1989 contra Blue Demon, en la recordada función celebrada en la Plaza de Toros Monumental de Monterrey.

Transmitió su legado a través de su hijo, Rayo de Jalisco Jr, y su nieto, Rayman.

Tras 85 años de vida, el mundo de la Lucha Libre recuerda con cariño al gladiador de sombrero charro, máscara y lances celestiales.

  • Rayo celestial
  • Rayo celestial
Rayo celestialRayo celestial
Rayo celestial