Letras en su Tinta

Piedra

 

SI ALGUIEN creía que lo convulso del ascenso de Rosario Piedra Ibarra a la CNDH era su pecado original, bastó que abriera la boca.

ENTREVISTADA apenas abajo del pódium del Senado, a la pregunta de qué haría respecto al tema de los periodistas asesinados, respondió con retórica: “¿Hay periodistas asesinados?”.

LA HIJA de la mítica luchadora social despejó las dudas que se tenían de ella: será una comparsa del gobierno actual, partido en el Poder del cual ella formó parte como abierta y confesa militante.

EL DESASEO de la asunción de la señora Piedra, quien honró su apellido en su primera declaración pública, culminó con una ríspida toma de protesta donde el chiapaneco Eduardo Ramírez le tuvo que levantar la mano derecha e instruirle con precisión, en medio de forcejeos, dijera el “sí, protesto”.

FUE UN EPISODIO de lo más ignominioso para la historia del país, en medio de la sospecha de fraude y a punta de jaloneos, gritos y empujones.

LA NUEVA ombudsperson nació muerta, primero por ser militante de un partido, una regresión histórica; y después por el sospechoso proceso de votación en la que fue “designada”.

[POLÍTICAMENTE, es el primer tropiezo político de Ricardo Monreal, justo en una de las mayores victorias políticas de su tácito rival, Marcelo Ebrard, quien oxigena a AMLO con el caso Evo, para olvidarse del cero crecimiento económico, la violencia por el narco y una larga lista de etcéteras.]

LA CUATROTÉ ha consumado una de las peores designaciones en una instancia otrora digna de respeto; ahora, a juzgar por lo evidente, apuntan sus armas para aniquilar la imparcialidad de otra instancia como lo es el Instituto Nacional Electoral (INE).

PREOCUPANTE, inquietante. Y muy lamentable.

 

Madrugados

 

SI ALGUIEN cree que por mucho madrugar se amanece más temprano, olvida que el canto del gallo no se adelanta y las lecciones del pasado inmediato.

HACE seis años, de los entonces abiertos suspirantes, toditos se quedaron en el camino; y quien menos pensaban, el modesto magistrado Rutilio Escandón, resultó el ganón.

OSÉASE que los calientes deben dejar sus ánimos en un amplio refrigerador pues más vale la dicha inicua de perder el tiempo, diría el poeta, antes que pretender robarle las ocho columnas a un incierto futuro.

AHÍ ESTÁ, por ejemplo, el priísta Roberto Albores Gleason, en el ostracismo rampante, cuando hace seis años sus apologistas lo veían como “el futuro gobernador”; su arrogancia desbordante dilapidó sus aspiraciones.

ASÍ QUE los novatos en política, a quienes el Poder les ha llegado de repente, sin mayor trayectoria que el ser correligionarios del inédito movimiento lopezobradorista de 2018, deberán serenar sus ánimos.

EL “PODEROSO” suspirante, quien de la noche a la mañana se autoerigió como tal, el que desborda power y osa de telefonear para regañar y pedir renuncias, quizá esté olvidando que no siempre será el año 1 del sexenio.

ME EXPLICO: todos se le tiran de alfombra porque no hay de otra, porque esa es la “tradición” en la política aldeana, pues nadie quiere granjearse la animadversión de un grupo político que inicia un gobierno.

LA PRUEBA de fuego no será ni siquiera el 2021, porque es la mitad del camino y se está aún empoderado, con control superlativo; el verdadero reto será el quinto año de gobierno, cuando la curva del Poder está a la baja.

NINGÚN góber del nuevo milenio, desde el 2000 para acá, ha logrado colocar a su delfín, simple y sencillamente porque el poder de decisión ya no les da para tanto; es decir, un góber ya no tiene derecho de voto (aunque sí de veto).

ROBERTO Albores Guillén quiso a Jósean y se le atravesó Pablo; Salazar quiso a Rubén Velázquez y se le atravesó Juan; Sabines quiso a todos menos a MVC; Manuel quiso a ERA, le quisieron imponer a RAGcito y salió Ruti.

POR ESO es mejor alejar y olvidarse de la grilla pues la mejor política que puede hacerse, en tan temprana hora de una lejana (e incierta) sucesión, es el trabajo del día a día.

EN FIN, la moraleja es clarísima: no por mucho madrugar se amanece más temprano pues el canto del gallo, por más espolones que presuma, no se adelanta. Al tiempo.

 

Relojito

 

JUAN Trinidad Palacios ha hecho del Tribunal Superior de Justicia un reloj suizo: funciona con precisión.

LAS SENTENCIAS llegan cuando tienen que llegar, con la contundencia de las pruebas en las fojas de los expedientes.

ESO SÍ, el actual Magistrado Presidente está cultivando la semilla que colocó Rutilio Escandón, quien sentó las bases para una escrupulosa manera de impartir justicia.

ANTES de la llegada de Ruti, los amparos eran el pan de cada día, tropezando la impartición de justicia por fallas en las formas aunque el fondo tuviera un vertido sentido justiciero; ahora, los amparos son los menos.

A ESO SÚMELE que Juan no se queda en su escritorio y va a los juzgados de todo Chiapas a ver/vivir las condiciones de los jueces y personal en general del Tribunal.

TRINIDAD Palacios, además, pasa lista de presente todos los días en las Mesas de Seguridad convocadas por el gobernador, donde los pendientes dejan de serlo y se resuelve en sitio.

ADEMÁS, su colmillo y olfato políticos le permite armonizar a tirios y troyanos, que en el Poder Judicial no son pocos; a todos les da su lugar, respeta como sus pares que son y trabaja con ellos de la manera más tranquila.

EL MAGISTRADO, un profesional del servicio público, a estas alturas de su carrera política, ya no se distrae con minucias coyunturales pues está enfocado en dar resultados.

JUAN TRINIDAD es indiscutiblemente un aliado natural del gobernador por ser un convencido hombre de leyes que, además, honra la mejor de las políticas rutilistas: el trabajo diario, alejado de grillas.

NO MÁS, pero tampoco menos.

 

Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com…

 

Estrenos Cine


01/Junio/2018
Estrenos Cine
Por: REDACCIÓN
@tinta_fresca

Estrenos Cine