Letras en su Tinta

LUIS Armando Melgar se perfila como el macizo suspirante en la sucesión 2018, ante el inminente destape presidencial de José Antonio Meade.

EL COMPA LAM resultará ser el tercero en discordia de una férrea disputa entre Roberto Albores Gleason y Eduardo Ramírez Aguilar, quienes no tendrán de otra que alinearse a refrendar la alianza Verde-PRI.

LA CLAVE mayor de su (aún soterrada) unción habrá sido el poder de TV Azteca que lo acuerpa, pero está lejos de ser su único activo.

EL TAPACHULTECO rato hace que tiene estrechos y sólidos enlaces con grupos empresariales del país, pesos muy pesados capaces de pasar (o retirar) la charola.

LUIS ARMANDO es tan cercano al (casi) destapado Pepe Meade que sería, de menos, secretario de Economía, pero optó por aguantar y tejer, en los últimos meses, el cierre de filas a su favor para ubicarse solo en el hándicap a Palacio.

LAM replicará el “modelo Meade”: no es tan conocido pero sí quien menos negativos tiene y cero escándalos por corrupción; lo demás, se lo dará la cargada, tanto del PRI como del Verde, para hacerlo el futuro gobernador del sexenio 2018-2024.

EN EL CAMINO, Luis Armando deberá tejer fino para (re)conciliar los intereses de un Rocko que indudablemente aún soltará pataleos (por el grupo de Aurelio Nuño que lo acuerpa) y un ERA quien, por sobrevivencia política y por disciplina, no tendrá más opción que alinearse.

A LAM le tocará, eso sí, el tremendo desafío de demostrar, desde ahora y en la venidera campaña, por qué es la mejor opción política y evitar repetir lo sucedido hace casi veinte años, en el 2000, con una imposición sin carnita como fue la de Sami David y, en la presidencial, con Francisco Labastida.

YA VEREMOS cómo se reinventa Luis Armando Melgar, a quien sólo le falta el sprint final de la carrera a Palacio de Gobierno.

 

“Todos”

 

SI ALGUIEN ha compartido una mesa donde haya estado Julián Nazar, diputado federal y mandamás del PRI aldeano, habrá escuchado no sólo sus chistes picantes sino su presunción de sumar a todos... o casi.

TÍO JULIÁN, quien dará una dura pelea para lograr la candidatura al Senado, dice para todo aquel que quiera oírlo que al PRI llegó a escuchar a todos y abrirles las puertas a todos.

“PERO LA PUERTA está abierta también para aquellos que ya están afuera pero que se quieren hacer los falsos mártires, bandidos disfrazados de redentores”, dicen que dice el personajazo.

FIEL a su estilo, suelta mordaz con clara dedicatoria: “Esos Quejitas sufren de demencia senil pues se quejan ahora de no ser beneficiarios de métodos que antes sí les favorecieron”

Y REMATA: “Nada tienen qué hacer ya en el partido, han sido expulsados del paraíso tricolor por su negro historial, por una ficha roja que los mantiene a raya y los volverá a hundir”.

TÍO JULIÁN sale luego en defensa extrema de su ex archirrival Roberto Albores Gleason, con quien selló una alianza política para cumplir uno de sus sueños: ser presidente del PRI-Chiapas.

EL OTRO anhelo del mero mero de la CNC del PRI es llegar al Senado, en su tercer (¿y último?) intento, pero aclara que, si no lo logra, “no me pandeo” y se alineará para hacer ganador a quien sea su candidato presidencial y a góber para el 2018.

EN FIN, para quien conoce a Julián Nazar, aún habrá muchas (re)mesas por escucharle, de aquí al histórico 1 de Julio de 2018.


CACHIVACHES: LA PRIMERA fórmula al Senado será, de manera inédita, no para el descalabrado a la gubernatura sino, (también) para un tercero en discordia que por ahora vive en un destierro político pero que volverá (recargado) por sus purititos fueros (y, obvio, por ser mero cunca de Pepe Toño Meade)… QUESQUE el Frente Opositor va a terminar divorciándose del PRD, a quien dejarán solo, reveló el experimentado e informadísimo periodista Raymundo Riva Palacio, lo cual se traducirá en que Miguel Mancera será el candidato presidencial del PRD…

Voy con AMLO: Rutilio


01/Agosto/2017

» “El camino de Chiapas debe ser por la izquierda”, subraya el aún perredista

Voy con AMLO: Rutilio
Icono FotoEduardo Reyna
JUSTICIA RENOVADA. “Los viejos vicios en la impartición de justicia no existen más”, evalúa el magistrado Rutilio Escandón.
Por: VICC
@tinta_fresca

Rutilio Escandón no tiene duda: “El camino de Chiapas debe transitar por la izquierda”.

El ahora magistrado afirma que esa convicción personal, “de lucha por el deseo de transformar a México”, la inyectó en el Tribunal, donde hay total transparencia y se han erradicado vicios y corrupción.

“Dejó de ser una caja hermética, (pero ahora) ésta es la casa de la justicia para todas y todos”, suelta convencido.

Tinta Fresca charló con uno de los pioneros del PRD en Chiapas, ex senador de la República y ex diputado federal.

 

Amor e izquierda

El aún perredista precisa que su camino ha sido transitar “por la izquierda y con un gran amor por Chiapas”.

Aclara enseguida que, “cuando el reloj electoral marque la hora”, opinará si participa o no en la sucesión del 2018.

Aunque si se trata de aparecer en las boletas, “será por la izquierda que hoy representa Andrés Manuel López Obrador: Morena, donde yo estoy incluido mental, social y conscientemente”.

Su mejor carta de presentación, ataja, es ser un hombre de familia, dedicado al servicio público con el deseo de cambiar las cosas; “me mueve mi familia, Chiapas y la igualdad de las y los chiapanecos”, apunta.

Por ahora, se dice “preocupado y ocupado” al frente del Tribunal de Justicia, en tanto “el árbitro electoral den el silbatazo de salida”.

 

Guerra sucia

Rutilio Escandón dice que está acostumbrado a las guerras sucias por lo que “no es novedad” que le endilguen todo tipo de calificativos e inventos, los cuales después caen por su propias mentiras.

Explica: “Cada que hay una coyuntura política para participar, empieza la guerra sucia de aquellos que buscan el Poder por el Poder, que por supuesto no comparto; quieren dar el descontón antes de tiempo pero por fortuna la sociedad está ahora más informada y pone a cada quien en su lugar”.

Reseña entonces que, precisamente por su trayectoria, ha acompañado a Andrés Manuel López Obrador desde 1997, en la lucha que mantuvo en Tabasco con los pozos petroleros.

Deja claro: “Voy a caminar por donde camine Andrés Manuel López Obrador”.

 

‘No más corrupción’

Por ahora, prefiere hablar de su trabajo como magistrado presidente del Tribunal de Justicia de Chiapas, que bajo su mando ha construido 20 edificios nuevos, con una visión completamente renovada.

“Ahora hay sesiones públicas, con total transparencia, donde los viejos vicios ya no forman parte, donde el anquilosado sistema de justicia ya no tiene cabida”, cuenta orgulloso.

Y ahonda que, en el viejo sistema penal, había grupos de poder, “privilegiados que estaban acostumbrados a tener influencia en las resoluciones del Poder Judicial pero eso, hoy por hoy, se terminó”.

Concluye en que, por ahora, no hay que adelantarse al 2018 pues todo llega cuando tiene que llegar, aunque insiste convencido: “El camino de Chiapas debe transitar por la izquierda”.

Voy con AMLO: Rutilio