Letras en su Tinta

ROCKO mostró su músculo político en un blanco puro, dejando muy atrás, casi en el olvido ya, su rojo de corazón.

BAJO un sol que con sus 38 grados deshidrataba a los asistentes al Estadio Víctor Manuel Reyna, Albores Gleason se enorgulleció de su convocatoria:

“Esto es reflejo de una política cercana… He estado con ustedes, trabajando 24 horas, sudando la camiseta”.

APENAS unos minutos después de arrancar su discurso, soltó defensivo en alusión a una carta pública donde ex presidentes del PRI lo criticaban: “A los chiapanecos, la calumnia ni los golpes bajos nos detienen ni nos ablandan”.

LOS APLAUSOS surgieron ante una concurrencia partidista encabezada por el mexiquense Carlos Iriarte, del PRI nacional, representante de Enrique Ochoa Reza, así como funcionarios federales y estatales en rigurosa camisa blanca.

TRAS aludir a su familia, definió a su papá como “un ejemplar servidor público, uno de los mejores gobernadores de Chiapas”, señalando además que “la política es de los audaces, no de los que se quedan estancados”.

PRESENTES también los infaltables alcaldes de casa: Mario Fox, Neftalí del Toro y Enrique Arriola. El único no tricolor, Fernando Castellanos.

HUBO algunos descuidos terribles, como el sacar a un par de reporteros y obligar a personas a asistir al informe, lo que evidenció a sus (fallidos) operadores políticos: Hugo Pérez y Rubén Zuarth, además del simulador Mario Fox.

ESO LE VALIÓ a Rocko que sus malquerientes aprovecharan las redes sociales para destacar los errores, en video como lo hizo Paco Rojas, o de manera más invisible –a través de sus seguidores– como Pablo Salazar, Willy Ochoa, José Antonio Aguilar Bodegas y Zoé Robledo, entre otros más.

[DE HECHO, el senador Rocko debería aprovechar para cortar algunas cabezas, tener más tropa y menos generales, quienes estaban más preocupados en sacarse una selfie que en coordinar el evento.]

ALGO tendrá el joven RAG, eso sí, que toditos sus adversarios aprovecharon para darle duro, en un adelanto de los golpes bajos que se avecinan y que, cuando les toque a los aludidos, no tendrán otro remedio más que aguantarse.

POR LO PRONTO, Rocko mostró su músculo político en un blanco puro, dejando atrás, en el olvido ya, su rojo de corazón.

 

Nada vs Rocko

 

LOS (EX)MANDAMASES del PRI siguen dando de qué hablar y ora sueltan que no dijeron lo que supuestamente dijeron, que no hay tal muina contra Rocko. Va íntegra:

“Los abajofirmantes, ciudadanos chiapanecos, expresamos lo siguiente:

“PRIMERO.- Rechazamos categóricamente ser autores del desplegado publicado el pasado 21 de abril del presente año en diferentes medios de comunicación y donde se usó nuestro nombre indebidamente y sin nuestra autorización para hacer señalamientos dolosos contra el Senador Roberto Albores Gleason.

“SEGUNDO.- Nos deslindamos completamente de dicha publicación, de su contenido y del mal uso que se le dio, ya que nosotros, como funcionarios de Gobierno, somos respetuosos de la sana distancia entre el PRI y la función gubernamental, tal y como lo han acreditado en los hechos tanto el Presidente de la República como el Gobernador de Chiapas.

“TERCERO.- En este sentido, nuestra opinión sobre la vida interna del PRI, la formulamos exclusivamente como militantes priístas que somos y no como posicionamientos de un Gobierno y la expresamos en el marco de las instancias deliberativas que tiene el Partido para no favorecer estrategias que sólo buscan dividirnos y confrontarnos a los priístas.

“CUARTO.- Por esta razón anterior, como militantes del PRI que hemos luchado y defendido a nuestro Partido desde hace muchos años, le manifestamos al Presidente Nacional del Revolucionario Institucional y a los órganos directivos estatales, nuestro compromiso total de trabajo conjunto para que el PRI siga siendo un firme impulsor de las transformaciones que las mayorías demandan en nuestra Nación y en nuestro estado.

“ATENTAMENTE

Roberto Domínguez Castellanos

Andrés Carballo Bustamante

“Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, a 24 de Abril de 2017.”


CACHIVACHES: MUY BUENA comida tuvieron, el viernes pasado en el restaurante J&G Grill de la Ciudad de México, el secretario Miguel Ángel Osorio Chong y el mismísimo Güero-Lek… PESE a los agoreros del desastre y a la permanente campaña de boicot a la Feria de Sancris, los conciertazos –como el de Mijares y Emmanuel–, han salido requetebién: con llenos totales y una coletada feliz de su fiesta de la primavera y de la paz… REBUENA se puso la fiesta en casa del secre Humberto Pedrero Moreno, quien fue el barman de la party… ¡Salud!

Ajusticiar en Tuxtla

“Ratero que agarremos, su madriza le daremos”
01/Febrero/2017

» Barrios tradicionales le pierden el miedo a los malandros

Ajusticiar en Tuxtla
Por: VICC
@tinta_fresca

A donde no llega el brazo de la ley, la justicia se aplica por mano propia.

En Tuxtla Gutiérrez, las amenazas vecinales a los ladrones se multiplican, pese a que los números oficiales registran una baja de delitos.

“Ratero que agarremos, en la madre le daremos”, punzan los vecinos de la colonia Santa Cruz, en tres mantas distintas a lo largo de sus calles.

Otra advertencia más, del barrio Calvarium, al sur-poniente de la capital: “Ratero que agarramos, ratero que linchamos”, hasta con ironía incluida: “¡Evita el hospital!”.

Tinta Fresca le cuenta cómo el tuxtleco le ha ido perdiendo el miedo a los malandrines, especialmente en los barrios tradicionales de la capital chiapaneca.

 

Descalabrada

Los robos a casa-habitación son los más frecuentes en todo el país y Tuxtla Gutiérrez no es la excepción.

El problema radica en que no hay policía que alcance para cuidar a los casi 600 mil habitantes de la capital chiapaneca, menos a una población flotante de casi medio millón más que se desplaza hacia Tuxtla a trabajar o estudiar.

Los descalabros van desde una “simple” violación a chapas de puertas principales en barrios de la ciudad hasta jugosos botines de dinero en efectivo en fraccionamientos.

El problema es que mientras no se denuncie, las autoridades tienen las manos atadas.

La recomendación de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSyPC) es sencilla pues se basa en la prevención: cierre bien puertas y ventanas de su casa, jamás la deje encargada su casa a un vecino, no descuide su auto y menos lo deje encendido o con la llave puesta.

Además, en su barrio, procure tener una comunicación vecinal que le permita dar la alerta a la policía en cuanto se presente un acto sospechoso o delictivo.

 

‘¡Te vamos a linchar!’

Un vecino de la Santa Cruz –“ponle así nomás, sin nombre”–, explica que muchos detenidos en pleno atraco “no llegan ni a La Popular”, cárcel que evitan con una mordida al poli para que lo suelte en el camino.

“Por eso pusimos esas mantas, de que ‘ratero que agarremos, en la madre le daremos’, pos al menos una su calentadita se llevan”, suelta entre indignado y molesto al recordar tales situaciones.

En el Calvarium, un tradicional barrio al sur-poniente, muy cerca del Libramiento Sur, la soledad del barrio explica la amenaza en senda manta: “¡Ratero que agarramos, ratero que linchamos! ¡Evita el hospital!”

Y otra manta más, en Plan de Ayala, les advierte a los ladrones de casas: “Ratero, si te agarramos, no te vamos a remitir a las autoridades, ¡¡TE VAMOS A LINCHAR!!”.

Así que en Tuxtla, a donde no llega el brazo de la ley, la justicia se aplicará por mano propia.

 

Ajusticiar en Tuxtla