Letras en su Tinta

Peje

 

MUY SINTOMÁTICO es el llamado de Andrés Manuel López Obrador a Carlos Slim, Germán Larrea y Alberto Bailléres, tres pesos pesados del empresariado mexicano.

YA VEREMOS si esta tercia de influyentes compitas de la paga responden al exhorto o, con su silencio, lo ignoran.

DE LA POSICIÓN de estos ases, podrían venir en cascada apoyos empresariales, o bien, deslindes.

HAY QUE ESTAR muuuuuy atentos pues, sin exagerar, de eso podría depender el rumbo de la nación.

 

¿Y la poli?

 

LAS PISTOLAS caídas que protagonizaron policías en Tuxtla, una huelga laboral de 72 horas, demostró que la capirucha vivió “inseguro”.

INTERESANTÍSIMO fue que, desde la tarde del domingo pasado, hasta la tarde de ayer martes, en Tuxtla no se presentó un delito “de alto impacto” (oséase un secuestro, robo de banco o robo con violencia).

LOS POLIS huelgones echaron abajo, sin querer, aquello de que la capital chiapaneca vive bajo un manto de inseguridad intermitente.

CIERTO es que Tuxtla está lejos de ser el tranquilo pueblo de hace una década, cuando usted y yo hasta podíamos dejar abierta la puerta de nuestra casa y lo único que se metía era un noctámbulo gato.

TAMPOCO es el infierno de inseguridad que pretenden proyectar los chairos desde la comodidad de sus Lap Tops y sus muy particulares intereses.

DIGAMOS que estamos a medios chiles, en una ciudad promedio donde los delitos son promedio, cuyas cifras se disparan en las inmediaciones de la urbe.

LA FÓRMULA para que Tuxtla sea un mejor lugar para vivir empieza con la educación de la conejada, quien debe vivir más alerta y sin culpar de todo al gobierno, sea del color que sea.

CONCLUSIÓN: la inseguridad en la capirucha Tuxtla no es como la pintan, aunque nos quedemos sin policías.

 

Fake PRI

 

UN VIEJO boletín del Partido Verde nacional es el nuevo fake news del PRI, con lo cual se revela en la desesperación política.

MÁS DE UN INGENUO, en esta era de la posverdad, se la creyó cuando recibió un comunicado –de hace un mes, el 20 de Enero–, donde se señalaba que el Verde se mantenía “en diálogo” con el PRI.

ENSEGUIDA, lanzaba todo tipo de epítetos condenatorios hacia un suspirante del tucán, “resucitando” una alianza ya muerta, inexistente, parte del pasado.

QUIÉN SABE por qué el tricolor, que tanta tierra le echa a sus camaradas verdes, insiste en hacer creer que aún mantienen un cordón umbilical.

MEJOR deberían ponerse humilditos y asumir que van solitos y su Nueva Alianza, para hacer frente al tamaño reto que tienen para competir con la gubernatura sin el respaldo del partido en el gobierno.

SI SU NUEVA estrategia será falsear la realidad, para hacerse de apoyos que sólo existen en su imaginario tricolor, el PRI no está asumiendo (con crudeza) que está en el tercer lugar de las preferencias.

BAIA BAIA, escribiría la chaviza digital en su nuevo hidiomma.

 

CACHIVACHES: CON UN PICHITO chimbombo, el Güero-Lek puso en marcha la Primera Semana Nacional de Salud, durante la cual se aplicarán más de 700 mil vacunas; el enfermero que asistió al mandamás de Palacio, amarrándole las manos a los chiquillos, fue Paco Ortega, secre de Salud… EL NO RECOGER basura por parte de Proactiva, ahora Veolia, viola el título de concesión que se le otorgó en el paraíso que Juan Sabines, alcalde de Tuxtla, les preparó; los adeudos millonarios que se les tienen deberían recordarnos quién o quiénes son los responsables de ese fétido negociazo hecho al amparo del poder hace casi dos sexenios… QUESQUE Jósean rechazó la segunda fórmula al Senado del Frente pero el PRD tampoco quiere la propuesta de Movimiento Ciudadano, María Elena Orantes, así que el PAN podría salir el ganón en ese tira-tira…

Elixir coleto

’El Chesko’, una bebida muy natural y refrescante
01/Abril/2017

» Gaseosa original a base de fermentación

Elixir coleto
FOTOS: CORTESÍA: ‘EL CHESKO’
Por: GEORGINA CORTEZ
@tinta_gina

Una opción saludable para refrescarse: el chesko.

Es una bebida común en todo el país, pero fuera de Coca Cola, Pepsi y otras marcas de gaseosas hay una que es natural.

“El chesko” es un refresco que se prepara en San Cristóbal de las Casas y que poco a poco ha ido gustando a las personas por su sabor y nutrientes.

Creado por una rumana, Tinta Fresca le presenta esta opción saludable y natural para refrescarse.

 

Tradición familiar

Ana Lulia es originaria de Rumania, pero desde hace tres años reside en San Cristóbal.

La joven cuenta que en su familia tienen la costumbre de fermentar frutas y verduras, lo que les ayuda a sobrevivir al invierno de su país.

De ahí aprendió a fermentar y aprovechar las cosas de manera “natural”, así que primero empezó a hacer el refresco para su consumo y el de su novio, César López.

Sus amigos empezaron a probar lo que ella preparaba y, al gustarles el sabor, le comenzaron a hacer pedidos.

Lo demás vino en cascada: envasar el producto, etiquetarlo y venderlo en algunos establecimientos.

Lo interesante es que la joven rumana prepara “el chesko” de manera casera,  no usa algún tipo de máquina para elaborarlo y etiquetarlo, todo se hace de manera artesanal.

El envasado es reciclaje de botellas de vidrio, esterilizándolas siempre para volverlas a usar.

 

Comida viva

—¿Cuánto tiempo te lleva preparar “el chesko”?

—Alrededor de seis días.

Ana destaca que el producto se basa en una cultura de microorganismos y bacterias, pues éstos se encargan de “hacer” la bebida.

Al tener ingredientes frescos, orgánicos y llevar un proceso natural, “el chesko” es una alternativa saludable a la hora de querer probar algo “dulce”.

Actualmente hay dos sabores: jengibre y kombucha (un hongo); y sólo están a la venta en San Cristóbal de las Casas.

El de jengibre viene en dos versiones, la clásica que trae vainilla y limón; y mezclado con otros sabores: cúrcuma o flores de lavanda.

La kombucha es la bebida producida por un hongo que nace de la fermentación del té verde, a este sólo se le agrega azúcar y agua purificada.

Por el momento la producción es poca, pero Ana y César creen que así pueden estar al pendiente del proceso, ya que ellos prefieren la calidad y no la cantidad.

Además, no sólo se consume una bebida natural, también se aprovechan los beneficios que aporta cada sabor: el jengibre elimina toxinas, fortalece el sistema inmunológico y estimula la circulación sanguínea.

La kombucha evita la acumulación de grasas, ayuda en casos de bronquitis y asma.

 

Colectivo

Ana también es fotógrafa, así que ella es la que toma las instantáneas de su producto, además de encargarse de la producción; César es el encargado de las ventas.

Además, en este proyecto han participado varios amigos de la pareja, formando así un colectivo donde trabajan manos mexicanas y, por supuesto, una rumana, quien transmite la “pasión” por las fermentaciones y crea las recetas.

—¿Utilizas algún ingrediente secreto?

—Ponerle buena vibra.

La joven Ana confiesa que le gustaría sacar más sabores, además de crear más productos saludables.

Así, la tradición en la comida mexicana se puede complementar con “el chesko”.

Elixir coleto