Letras en su Tinta

5000

 

AUNQUE aún no es oficial, casi seguro es que ya se hayan alcanzado las cinco mil réplicas del terremoto del pasado 7 de Septiembre, con epicentro en Chiapas.

HASTA ayer a las 9 de la mañana, la cifra que registraba el Servicio Sismológico Nacional (SSN) era de 4846 réplicas, sin contar otros tantos miles nervios de punta provocados entre la chiapanecada.

ES IMPRESIONANTE la cifra pues, en comparación con el sismo ocurrido en Ciudad de México, Puebla, Morelos y Estado de México, los movimientos replicados del sismo 7.1 han llegado apenas a 39.

LO QUE NO REGISTRA el Sismológico acá son las compras (¿masivas?) de Diazepam pues más de uno nomás no puede conciliar el sueño de tantos angustiosos meneítos que se registran a diario.

NI MODOS: a echarse al menos un té de Tila, para seguir sobrellevando los nervios…

 

Juntos pero…

 

A ROCKO y Jósean se les vio muy juntitos… pero no revueltos.

AYER, en la gira del Güero-Lek, ambos dos tuvieron que apechugar y hacerse los desentendidos de hacerse los invisibles uno al otro, por aquello de que nomás no se pueden ver (el uno al otro).

ESTE par de personajazos, rivales desde los tiempos del viejo RAG, tragaron sapos un rato nomás porque su amigo en común los juntó para atender a damnificados por el sismo del pasado 7 de septiembre.

ES DE ADMIRARSE lo capaz que pueden ser y hacer los políticos con tal de la supervivencia política, sobre todo, en estos tiempos de que, quien NO se mueve, nomás NO sale en la foto.

AI LOS SEGUIRÁ viendo al joven Rocko y al ya no tan chamaco pero todavía vigente Jósean: juntos, pero no revueltos…

 

Mucho ruido…

 

POCAS nueces hay del mucho ruido que partidos han hecho para eso de donar sus recursos públicos a los damnificados por los sismos.

TODOS los membretes se han sumado a la exigencia pública que empezó en redes con la proclama #PartidosDenSuDinero pero lo cierto es que no hay nada en concreto.

DICEN y pregonan en medios que renuncian al 50, al 100, al 25 –MORENA, Movimiento Ciudadano y PRI– pero nadie monetiza los quinquirrines para que caigan contantes y sonantes a las víctimas de los terremotos.

EL SOSPECHOSISMO indica que esa labia es nomás de dientes pa’fuera, confirmando que ser político y mentiroso es un sinónimo.

ASÍ, así, sin tantita pena, cantaría el cachorro del Charro de Huentitán…

 

Volando bajito

 

SI ALGUIEN es experto en volar bajito, ése es el alcalde tapachulteco Neftalí del Toro.

TORITO puso ayer la primera piedra de una obra más de drenaje en una colonia popular, Hierbabuena, beneficiando a mil 200 personas.

BAJO la consigna “la salud es primero”, el presidente municipal de Tapachula concreta una gestión más que hizo directamente en CDMx.

EL COMPA Nefta sigue construyendo su sueño de gobernar su tierra, lo cual, se nota, disfruta a cada instante.

LO MISMO para colocar unas letras de su tierra que en una obra social o acompañando en las gestiones para la Zona Económica Especial de Puerto Chiapas.

TORITO dejó las grillas a un lado desde el principio pues, si bien es rojo de corazón, ganó en alianza con el Verde.

HA SIDO leal al Güero-Lek y lo mismo es mero cunca de Roberto Albores que de Eduardo Ramírez y ha sido cuidadoso en cerrar filas con su trabajo político.

QUIZÁ, en una de ésas, hasta le lata su corazón para repetir como alcalde; ya nomás falta que su pulso cardíaco coincida con el de la tapachultecada.

YA VEREMOS, dijo el choroco


CACHIVACHES: LA NENA Orantes le tiró dardos venenosos a José Antonio Meade, echándose un buen agarrón público al exigirle recursos para los damnificados por sismos… A 80 MIL asciende el número final de viviendas dañadas por el sismo del 7-S, cifra última del censo que levantó el gobierno a través de la Secretaría de Protección Civil que encabeza Luis Manuel García Moreno

Elixir coleto

’El Chesko’, una bebida muy natural y refrescante
01/Abril/2017

» Gaseosa original a base de fermentación

Elixir coleto
FOTOS: CORTESÍA: ‘EL CHESKO’
Por: GEORGINA CORTEZ
@tinta_gina

Una opción saludable para refrescarse: el chesko.

Es una bebida común en todo el país, pero fuera de Coca Cola, Pepsi y otras marcas de gaseosas hay una que es natural.

“El chesko” es un refresco que se prepara en San Cristóbal de las Casas y que poco a poco ha ido gustando a las personas por su sabor y nutrientes.

Creado por una rumana, Tinta Fresca le presenta esta opción saludable y natural para refrescarse.

 

Tradición familiar

Ana Lulia es originaria de Rumania, pero desde hace tres años reside en San Cristóbal.

La joven cuenta que en su familia tienen la costumbre de fermentar frutas y verduras, lo que les ayuda a sobrevivir al invierno de su país.

De ahí aprendió a fermentar y aprovechar las cosas de manera “natural”, así que primero empezó a hacer el refresco para su consumo y el de su novio, César López.

Sus amigos empezaron a probar lo que ella preparaba y, al gustarles el sabor, le comenzaron a hacer pedidos.

Lo demás vino en cascada: envasar el producto, etiquetarlo y venderlo en algunos establecimientos.

Lo interesante es que la joven rumana prepara “el chesko” de manera casera,  no usa algún tipo de máquina para elaborarlo y etiquetarlo, todo se hace de manera artesanal.

El envasado es reciclaje de botellas de vidrio, esterilizándolas siempre para volverlas a usar.

 

Comida viva

—¿Cuánto tiempo te lleva preparar “el chesko”?

—Alrededor de seis días.

Ana destaca que el producto se basa en una cultura de microorganismos y bacterias, pues éstos se encargan de “hacer” la bebida.

Al tener ingredientes frescos, orgánicos y llevar un proceso natural, “el chesko” es una alternativa saludable a la hora de querer probar algo “dulce”.

Actualmente hay dos sabores: jengibre y kombucha (un hongo); y sólo están a la venta en San Cristóbal de las Casas.

El de jengibre viene en dos versiones, la clásica que trae vainilla y limón; y mezclado con otros sabores: cúrcuma o flores de lavanda.

La kombucha es la bebida producida por un hongo que nace de la fermentación del té verde, a este sólo se le agrega azúcar y agua purificada.

Por el momento la producción es poca, pero Ana y César creen que así pueden estar al pendiente del proceso, ya que ellos prefieren la calidad y no la cantidad.

Además, no sólo se consume una bebida natural, también se aprovechan los beneficios que aporta cada sabor: el jengibre elimina toxinas, fortalece el sistema inmunológico y estimula la circulación sanguínea.

La kombucha evita la acumulación de grasas, ayuda en casos de bronquitis y asma.

 

Colectivo

Ana también es fotógrafa, así que ella es la que toma las instantáneas de su producto, además de encargarse de la producción; César es el encargado de las ventas.

Además, en este proyecto han participado varios amigos de la pareja, formando así un colectivo donde trabajan manos mexicanas y, por supuesto, una rumana, quien transmite la “pasión” por las fermentaciones y crea las recetas.

—¿Utilizas algún ingrediente secreto?

—Ponerle buena vibra.

La joven Ana confiesa que le gustaría sacar más sabores, además de crear más productos saludables.

Así, la tradición en la comida mexicana se puede complementar con “el chesko”.

Elixir coleto