Letras en su Tinta

Jaguar

 

ESTE Jaguar sí tiene garra, se llama César Márquez y su domador es el legendario entrenador de box Nacho Beristáin.

EL BOXEADOR tuxtleco protagonizará la función estelar internacional “Orgullo por Chiapas”, a celebrarse este 2 de Junio en el Polyforum Chiapas.

ESTE PESO MEDIO se medirá con un colombiano para disputar el vacante Campeonato Centroamericano y del Caribe del Consejo Mundial de Boxeo (WBA, por sus siglas en inglés).

LA FUNCIÓN será histórica, nunca antes vista en Chiapas, ni siquiera cuando nuestro bien recordado Romeo Lacandón Anaya vistió de triunfo la Plaza de Toros San Roque con el campeonato nacional gallo en ese mítico 1972.

EL POLYFORUM vivirá un espectáculo internacional, a la altura de boxeador tuxtleco y pueblo chiapaneco, gracias a una alianza estratégica entre Nacho Beristáin y Tinta Fresca.

NO SE OLVIDE y agéndelo de una vez: la cita es el sábado 2 de Junio a las 20:00 horas en el Polyforum Chiapas, donde aflorará el “Orgullo por Chiapas”.

LOS BOLETOS estarán disponibles, a partir de hoy y hasta la fecha del evento, en Farmacias del Ahorro y el siguiente sitio de internet: www.superboletos.com

 

Divorcio

 

EL VERDE y el PRI consumaron el amor imposible que llegó al fin del sexenio, al irse cada quién con su candidato.

LA SOBERBIA de los rojos, de querer imponer gallo así fuera pisoteando la militancia de los verdes con especial arrogancia, fue la crónica anunciada de una ruptura, de un divorcio irreversible.

EL INSTITUTO de Elecciones avaló ayer la candidatura común, “La Fuerza de Chiapas”, que encabezará el Partido Verde junto con sus hermanitos Mover a Chiapas y Chiapas Unido.

EL ASUNTO irá de nuevo a tribunales pues el árbitro electoral Oswaldo Chacón bajó a su suspirante, Fernando Castellanos, y los perdedores, otrora socios, el PRI-Panal, impugnaron también tal candidatura.

QUEDA CLARO que a los rojos les faltó humildad y les sobró arrogancia extrema al dar por hecho que su “alianza” era un asunto consumado, desafiando al dueño del pandero que, aunque no les guste, termina el 8 de diciembre y hasta entonces pone el ritmo del baile.

ESTA SUCESIÓN quedará registrada en la historia de Chiapas pues, por primera vez en los gobiernos del nuevo milenio, el mandamás saliente se impone a los caprichitos de un clan de pichichis.

LOS ROJOS pueden sacar toditita su rabia y escupir todito el veneno que quieran a través de sus tecleadores a sueldo pero jamás podrán negar que la realidad política los rebasó y que ahora estén a un paso de ser arrojados al basurero de la historia.

EL COMPA Fer Castellanos será candidato de “La Fuerza de Chiapas”, aunque el asunto llegará a tribunales para que su nombre sea palomeado.

YA LO DIJO Juan Clímaco, un monje católico entre ascético y místico, autor del libro La escalera al Paraíso: “La humildad es la única cosa que el Diablo no puede imitar”.

 

CACHIVACHES: AL QUE COBRA como mandamás del PRI, Julián Nazar, le llueve sobre mojado pues luego de cáersele la alianza de su ahijado, trascendieron tremendas denuncias de suspirantes a quienes, según su dicho, les peinó unos buenos quinquirrines por ser candidatos y ahora se quedaron sin siglas qué abanderar…

Elixir coleto

’El Chesko’, una bebida muy natural y refrescante
01/Abril/2017

» Gaseosa original a base de fermentación

Elixir coleto
FOTOS: CORTESÍA: ‘EL CHESKO’
Por: GEORGINA CORTEZ
@tinta_gina

Una opción saludable para refrescarse: el chesko.

Es una bebida común en todo el país, pero fuera de Coca Cola, Pepsi y otras marcas de gaseosas hay una que es natural.

“El chesko” es un refresco que se prepara en San Cristóbal de las Casas y que poco a poco ha ido gustando a las personas por su sabor y nutrientes.

Creado por una rumana, Tinta Fresca le presenta esta opción saludable y natural para refrescarse.

 

Tradición familiar

Ana Lulia es originaria de Rumania, pero desde hace tres años reside en San Cristóbal.

La joven cuenta que en su familia tienen la costumbre de fermentar frutas y verduras, lo que les ayuda a sobrevivir al invierno de su país.

De ahí aprendió a fermentar y aprovechar las cosas de manera “natural”, así que primero empezó a hacer el refresco para su consumo y el de su novio, César López.

Sus amigos empezaron a probar lo que ella preparaba y, al gustarles el sabor, le comenzaron a hacer pedidos.

Lo demás vino en cascada: envasar el producto, etiquetarlo y venderlo en algunos establecimientos.

Lo interesante es que la joven rumana prepara “el chesko” de manera casera,  no usa algún tipo de máquina para elaborarlo y etiquetarlo, todo se hace de manera artesanal.

El envasado es reciclaje de botellas de vidrio, esterilizándolas siempre para volverlas a usar.

 

Comida viva

—¿Cuánto tiempo te lleva preparar “el chesko”?

—Alrededor de seis días.

Ana destaca que el producto se basa en una cultura de microorganismos y bacterias, pues éstos se encargan de “hacer” la bebida.

Al tener ingredientes frescos, orgánicos y llevar un proceso natural, “el chesko” es una alternativa saludable a la hora de querer probar algo “dulce”.

Actualmente hay dos sabores: jengibre y kombucha (un hongo); y sólo están a la venta en San Cristóbal de las Casas.

El de jengibre viene en dos versiones, la clásica que trae vainilla y limón; y mezclado con otros sabores: cúrcuma o flores de lavanda.

La kombucha es la bebida producida por un hongo que nace de la fermentación del té verde, a este sólo se le agrega azúcar y agua purificada.

Por el momento la producción es poca, pero Ana y César creen que así pueden estar al pendiente del proceso, ya que ellos prefieren la calidad y no la cantidad.

Además, no sólo se consume una bebida natural, también se aprovechan los beneficios que aporta cada sabor: el jengibre elimina toxinas, fortalece el sistema inmunológico y estimula la circulación sanguínea.

La kombucha evita la acumulación de grasas, ayuda en casos de bronquitis y asma.

 

Colectivo

Ana también es fotógrafa, así que ella es la que toma las instantáneas de su producto, además de encargarse de la producción; César es el encargado de las ventas.

Además, en este proyecto han participado varios amigos de la pareja, formando así un colectivo donde trabajan manos mexicanas y, por supuesto, una rumana, quien transmite la “pasión” por las fermentaciones y crea las recetas.

—¿Utilizas algún ingrediente secreto?

—Ponerle buena vibra.

La joven Ana confiesa que le gustaría sacar más sabores, además de crear más productos saludables.

Así, la tradición en la comida mexicana se puede complementar con “el chesko”.

Elixir coleto