Letras en su Tinta

HOY termina el ciclo de Rutilio Escandón como Presidente del Tribunal y empieza uno nuevo como suspirante a góber bajo el cobijo de un fuerte movimiento nacional encabezado por Andrés Manuel López Obrador.

RUTI revivió en el actual sexenio luego de que, durante el sabinato, le impusieron la Ley del Hielo por la animadversión de un colocho que nunca toleró le haya hecho el desdén político.

EL ORIUNDO de Carranza no sabía aún el tino de haberse desmarcado de un gobierno endeudador y persecutor con sus adversarios, lo cual le dio la autoridad moral para su renacimiento político.

ANTES, durante el pablismo, mantuvo una digna posición como el Senador de la República que, aunque de primer minoría, hizo la diferencia (el compa Ruti llegó a la máxima tribuna del país de la mano de Andrés Manuel como dirigente amarillo).

SU IRRUPCIÓN en la política aldeana se dio a su regreso de su preparación académica, desde el Norte del país, cuando quiso ser diputado local y el alborismo le hizo fraude en su natal Carranza.

LA DISCIPLINA y congruencia política lo colocó en la lucha del 2012, cuando hizo público su voto por el amigo de su familia, el joven Manuel Velasco Coello, sumándose a ese fenómeno político llamada Güero.

SU PERFIL de abogado fue ideal para encabezar, como Magistrado Presidente, el Tribunal de Justicia de Chiapas, en un parteaguas de la vida jurídica del país, donde transitó a los juicios orales, colocando a esa institución en el top ten de los mejores tribunales del país.

AHORA, con la experiencia de los años, la congruencia de sus luchas partidistas, y su impecable trayectoria personal como padre de familia, se catapulta a ser un fuerte rival como casi candidato de Morena a la gubernatura.

SIN DUDA, con Ruti en las boletas de este 2018, habrá tiro.

 

Ex vs Ex

 

¿QUÉ EX GÓBER anduvo muy activo en la Ciudad de México tratando de contener el activismo de otro ex góber?

QUIENES lo vieron, cuentan que le volaba el pelito de oficina gubernamental en oficina gubernamental, para plantear los riesgos de lo movidito de su archirrival.

SU CHAROLA como diplomático era su derecho de picaporte para reunirse aquí, allá y acullá, con tal de tratar de contener a quien enjauló y le tiene un indescifrable odio.

ESPECIALMENTE, ahora que, paradojas de la vida, ese ex góber que tanto lo odia está allanándole el camino a otro de sus enemigos jurados, el mismo contra el que le colgó una ficha de interpol que lo mantuvo a salto de mata.

[LA PERVERSIDAD en política no tiene límites pues apenas hace unos meses lo estaba linchando en redes y ahora hasta lo anda ayudando para entronizarse como candidato amarillo.]

QUIZÁ ese compita, que se tomó la molestia de venirse de los yunaites para “alertar” del renacimiento de este ex góber en estratégicas oficinas de gobierno, tiene miedo de ser medido con la vara que él midió.

YA VEREMOS si se consuma este ajuste de cuentas entre este par de fichitas políticas que, aunque pase el tiempo, se siguen odiando después de mantener un dulce amasiato.

CHAN, chan, chaaannn…

 

CACHIVACHES: ¿QUÉ FUNCIONARIO unachense, quien se jura y perjura leal al güerismo, es un pagudo accionista de un impreso que, un día sí y el otro también, golpea duro y directo al inquilino de Palacio? A ver, a ver, adivínele, que no hay muchos especialistas en la tenebra… EL ESCÁNDALO de las supuestas tarjetas clonadas de Bansefi debe ser investigado a fondo, más alláde un simple boletín de la dependencia que encabeza el polémico Virgilio Andrade, pues ya hasta la CNBV admitió que algunas tarjetas de acá fueron cobradas en Veracruz, Jalisco y Quintana Roo…

Elixir coleto

’El Chesko’, una bebida muy natural y refrescante
01/Abril/2017

» Gaseosa original a base de fermentación

Elixir coleto
FOTOS: CORTESÍA: ‘EL CHESKO’
Por: GEORGINA CORTEZ
@tinta_gina

Una opción saludable para refrescarse: el chesko.

Es una bebida común en todo el país, pero fuera de Coca Cola, Pepsi y otras marcas de gaseosas hay una que es natural.

“El chesko” es un refresco que se prepara en San Cristóbal de las Casas y que poco a poco ha ido gustando a las personas por su sabor y nutrientes.

Creado por una rumana, Tinta Fresca le presenta esta opción saludable y natural para refrescarse.

 

Tradición familiar

Ana Lulia es originaria de Rumania, pero desde hace tres años reside en San Cristóbal.

La joven cuenta que en su familia tienen la costumbre de fermentar frutas y verduras, lo que les ayuda a sobrevivir al invierno de su país.

De ahí aprendió a fermentar y aprovechar las cosas de manera “natural”, así que primero empezó a hacer el refresco para su consumo y el de su novio, César López.

Sus amigos empezaron a probar lo que ella preparaba y, al gustarles el sabor, le comenzaron a hacer pedidos.

Lo demás vino en cascada: envasar el producto, etiquetarlo y venderlo en algunos establecimientos.

Lo interesante es que la joven rumana prepara “el chesko” de manera casera,  no usa algún tipo de máquina para elaborarlo y etiquetarlo, todo se hace de manera artesanal.

El envasado es reciclaje de botellas de vidrio, esterilizándolas siempre para volverlas a usar.

 

Comida viva

—¿Cuánto tiempo te lleva preparar “el chesko”?

—Alrededor de seis días.

Ana destaca que el producto se basa en una cultura de microorganismos y bacterias, pues éstos se encargan de “hacer” la bebida.

Al tener ingredientes frescos, orgánicos y llevar un proceso natural, “el chesko” es una alternativa saludable a la hora de querer probar algo “dulce”.

Actualmente hay dos sabores: jengibre y kombucha (un hongo); y sólo están a la venta en San Cristóbal de las Casas.

El de jengibre viene en dos versiones, la clásica que trae vainilla y limón; y mezclado con otros sabores: cúrcuma o flores de lavanda.

La kombucha es la bebida producida por un hongo que nace de la fermentación del té verde, a este sólo se le agrega azúcar y agua purificada.

Por el momento la producción es poca, pero Ana y César creen que así pueden estar al pendiente del proceso, ya que ellos prefieren la calidad y no la cantidad.

Además, no sólo se consume una bebida natural, también se aprovechan los beneficios que aporta cada sabor: el jengibre elimina toxinas, fortalece el sistema inmunológico y estimula la circulación sanguínea.

La kombucha evita la acumulación de grasas, ayuda en casos de bronquitis y asma.

 

Colectivo

Ana también es fotógrafa, así que ella es la que toma las instantáneas de su producto, además de encargarse de la producción; César es el encargado de las ventas.

Además, en este proyecto han participado varios amigos de la pareja, formando así un colectivo donde trabajan manos mexicanas y, por supuesto, una rumana, quien transmite la “pasión” por las fermentaciones y crea las recetas.

—¿Utilizas algún ingrediente secreto?

—Ponerle buena vibra.

La joven Ana confiesa que le gustaría sacar más sabores, además de crear más productos saludables.

Así, la tradición en la comida mexicana se puede complementar con “el chesko”.

Elixir coleto