Letras en su Tinta

HOY termina el ciclo de Rutilio Escandón como Presidente del Tribunal y empieza uno nuevo como suspirante a góber bajo el cobijo de un fuerte movimiento nacional encabezado por Andrés Manuel López Obrador.

RUTI revivió en el actual sexenio luego de que, durante el sabinato, le impusieron la Ley del Hielo por la animadversión de un colocho que nunca toleró le haya hecho el desdén político.

EL ORIUNDO de Carranza no sabía aún el tino de haberse desmarcado de un gobierno endeudador y persecutor con sus adversarios, lo cual le dio la autoridad moral para su renacimiento político.

ANTES, durante el pablismo, mantuvo una digna posición como el Senador de la República que, aunque de primer minoría, hizo la diferencia (el compa Ruti llegó a la máxima tribuna del país de la mano de Andrés Manuel como dirigente amarillo).

SU IRRUPCIÓN en la política aldeana se dio a su regreso de su preparación académica, desde el Norte del país, cuando quiso ser diputado local y el alborismo le hizo fraude en su natal Carranza.

LA DISCIPLINA y congruencia política lo colocó en la lucha del 2012, cuando hizo público su voto por el amigo de su familia, el joven Manuel Velasco Coello, sumándose a ese fenómeno político llamada Güero.

SU PERFIL de abogado fue ideal para encabezar, como Magistrado Presidente, el Tribunal de Justicia de Chiapas, en un parteaguas de la vida jurídica del país, donde transitó a los juicios orales, colocando a esa institución en el top ten de los mejores tribunales del país.

AHORA, con la experiencia de los años, la congruencia de sus luchas partidistas, y su impecable trayectoria personal como padre de familia, se catapulta a ser un fuerte rival como casi candidato de Morena a la gubernatura.

SIN DUDA, con Ruti en las boletas de este 2018, habrá tiro.

 

Ex vs Ex

 

¿QUÉ EX GÓBER anduvo muy activo en la Ciudad de México tratando de contener el activismo de otro ex góber?

QUIENES lo vieron, cuentan que le volaba el pelito de oficina gubernamental en oficina gubernamental, para plantear los riesgos de lo movidito de su archirrival.

SU CHAROLA como diplomático era su derecho de picaporte para reunirse aquí, allá y acullá, con tal de tratar de contener a quien enjauló y le tiene un indescifrable odio.

ESPECIALMENTE, ahora que, paradojas de la vida, ese ex góber que tanto lo odia está allanándole el camino a otro de sus enemigos jurados, el mismo contra el que le colgó una ficha de interpol que lo mantuvo a salto de mata.

[LA PERVERSIDAD en política no tiene límites pues apenas hace unos meses lo estaba linchando en redes y ahora hasta lo anda ayudando para entronizarse como candidato amarillo.]

QUIZÁ ese compita, que se tomó la molestia de venirse de los yunaites para “alertar” del renacimiento de este ex góber en estratégicas oficinas de gobierno, tiene miedo de ser medido con la vara que él midió.

YA VEREMOS si se consuma este ajuste de cuentas entre este par de fichitas políticas que, aunque pase el tiempo, se siguen odiando después de mantener un dulce amasiato.

CHAN, chan, chaaannn…

 

CACHIVACHES: ¿QUÉ FUNCIONARIO unachense, quien se jura y perjura leal al güerismo, es un pagudo accionista de un impreso que, un día sí y el otro también, golpea duro y directo al inquilino de Palacio? A ver, a ver, adivínele, que no hay muchos especialistas en la tenebra… EL ESCÁNDALO de las supuestas tarjetas clonadas de Bansefi debe ser investigado a fondo, más alláde un simple boletín de la dependencia que encabeza el polémico Virgilio Andrade, pues ya hasta la CNBV admitió que algunas tarjetas de acá fueron cobradas en Veracruz, Jalisco y Quintana Roo…

Pesadilla en el asfalto

Más de 240 mil vehículos circulan a diario en Tuxtla: Tránsito
16/Abril/2017

» Poca conciencia vial perturba el tránsito reláx en la capital

Pesadilla en el asfalto
Por: ROMEO SOLÍS
@tinta_romeo

Un cuarto de millón de autos colapsan Conejolandia.

Tres coches por cada 10 habitantes generan un caos vehicular que, a diario, provoca estrés, retrasos e insolación y, sobre todo, infracciones por manejar despavoridos.

Es tal el incremento en el número de autos que, aunado a las remodelaciones en vías principales, los recorridos que antaño llevaban no más de 15 minutos, hoy se convierten en viajes con una duración que va de 45 minutos a una hora.

Además, el tuxtleco de a pie también la sufre por lo que, en su auxilio, el reglamento municipal estipula infraccionar con más de 600 pesos a quienes no cedan el paso al transeúnte.

Tinta Fresca toma el volante con usted para indicarle qué hacer y qué no para llevarse un recorrido dalay por la madriguera, en el que el peatón sea primero.

 

Congestionamiento

La mayor pesadilla es la falta de conciencia vial.

La capirucha cuenta con varios puntos conflictivos y, para evitarlos, hay que salir con anticipación con rumbo a su destino o, de plano, buscar vías alternas.

La Secretaría de Seguridad y Tránsito Municipal recomienda evitar las zonas de mayor congestionamiento que son: Reloj Floral, Diana Cazadora y crucero Caña Hueca, donde, a diario, circulan en promedio 60 mil vehículos.

Sin embargo, en las arterias de desfogue transitan hasta 25 mil autos, como en el crucero del libramiento sur y Ciro Farrera, donde se permite circular a un máximo de 70 kilómetros por hora.

Quienes rebasan dicho límite deben atenerse a infracciones con multas de cinco a ochos salarios mínimos, así como aquellos que, además, no enciendan reflejantes al frenar, no lleven espejos retrovisores y no hagan funcionar las luces intermitentes para indicar ascenso y descenso de pasajeros.

 

Polis al quite

Para contribuir al tráfico moderado, los uniformados tuxtlecos se aplican en las vialidades.

Elementos y unidades de la dirección de tránsito y vialidad municipal implementan el Operativo Carrusel para regular el tráfico vehicular y disminuir los índices de accidentes.

El patrullaje preventivo está destinado a que los conductores tomen conciencia y disminuyan su velocidad entre las 6:30 y las 9 a.m., así como entre 12:30 y 15:00 p.m., horarios de entrada y salida de alumnos a escuelas y de la ciudadanía en general a sus centros de trabajo.

Además, personal en moto patrullas verifica los controles en semáforos y personal ‘pie tierra’ se instala en los cruceros para regular la vialidad y ceder el paso al peatón que día a día convive con un cuarto de millón de autos que colapsan Conejolandia.

 

Pesadilla en el asfalto