Letras en su Tinta

EL SUSPIRANTE presidencial José Antonio Meade recolocó geográficamente a nuestra entidad y decidió empezar su precampaña nacional acá en Chiapas, “donde empieza México”.

ALGO, y muy bueno, se está gestando cuando el no priísta precandidato del PRI decidió arrancar en el sur, y no en el norte, su camino hacia Los Pinos, en señal de un “reencuentro por nuestra grandeza del norte y del sur”.

PEPE, como le dicen sus amigos, llegó anoche a Tuxtla Gutiérrez, en el vuelo comercial de las 18:40 horas, acompañado de su esposa Juana Cuevas.

CENARON con el Güero-Lek y de inmediato se fueron a San Juan Chamula a un multitudinario evento, al cual acudió el gobernador en calidad de “un militante más” del PVEM, por lo cual pidió se le descontara el día.

AHÍ, ante indígenas tzotziles y ataviado con la indumentaria indígena, refrendó por qué quiere ser candidato presidencial: “para cerrar las brechas que nos separan entre el México que somos y el que soñamos”.

CON SEIS grados centígrados de frío, Pepe Mid se puso hasta metafórico y aludió a la hora de arranque de su precampaña: “Elegimos esta hora para decir claro y fuerte que no hay un solo minuto que perder en la tarea de hacer a México más grande y más justo”.

EL SUSPIRANTE presidencial tendrá hoy un desayuno con empresarios y, al medio día, un encuentro con la militancia del PRI y del PVEM.

 

Los símbolos

 

SI LA POLÍTICA está llena de símbolos, Pepe Mid lanzó varios con su presencia acá en Chiapas:

SU RECONCILIACIÓN con el sur, su compromiso con las etnias, su implícita vocación del combate a la pobreza y, parafraseando el himno a Chiapas, el hacer retornar las horas serenas entre el PRI y Verde.

ARRIBA, en el templete colocado justo enfrente de la emblemática iglesia de San Juan Chamula, además del anfitrión, el Güero-Lek ataviado también con su vestimenta Chamula, lo mismo estuvo Roberto Albores que Luis Armando Melgar, Neftalí del Toro que Emilio Salazar; y antes, en el aeropuerto, Meade fue recibido por Eduardo Ramírez.

DIAMETRAL perspectiva conceptual al dejar a Chiapas como “la última frontera” y recolocarlo en el mapa “donde empieza México”.

ES MUY PROBABLE incluso que, teniendo a un rival sureño, hasta su arranque de precampaña sea estratégico para competirle territorialmente.

SERÁ INTERESANTÍSIMO saber si vendrá de nuevo, si cerrará acá el proceso interno del PRI así como lo empezó; o bien, qué otras sorpresas tiene preparadas para establecer novedosos códigos políticos.

Y LO MÁS importante: si su discurso resulta tan innovador como su candidatura para convencer a priístas, y sobre todo no priístas, de otorgarle su voto el año entrante.

 

Limpio

 

LA SECRETARÍA de Salud que lleva el doc Paco Ortega pasó la prueba del añejo en eso de la fiscalización y así lo avalan sendos memorandos de la Secretaría de la Función Pública, la Contraloría General del Estado y la federal Secretaría de Hacienda.

PARA TALES dependencias, luego de una exhaustiva revisión de cómo se aplicaron los quinquirrines en todo 2017, las conclusiones fueron que “el control de los recursos fue adecuado” y “sin irregularidades detectadas”.

UNOS CUANTOS oficios no revelan el rigor y la limpieza con la que se trabajó en la SS, cuando Paco tomó el mando, sobre todo, con el antecedente de apechugar observaciones de errores administrativos ajenos a su gestión.

Y MIRE que las tres dependencias que auditaron a la casi siempre convulsa Secretaría de Salud no son, en absoluto, un día de campo, pues sus estándares de fiscalización son notablemente altos lo mismo en la SFP, Contraloría o la SHCP (imagínese las tres juntas).

LA MORALEJA del asunto es que si hay cuentas claras, también habrá amistades largas, buen sueño transexenal y, en una de ésas, hasta futuro político.


CACHIVACHES: “EN POLÍTICA, lo importante no es tener la razón sino que se la den a uno”. Lo dijo Konrad Adenauer

Licenciados en supervivencia

Desde pesear hasta prostituirse, lo que los universitarios hacen para sobrevivir
01/Junio/2017

» Universitarios foráneos, los más afectados

Licenciados en supervivencia

Por  ROMEO SOLÍS / FREDI FIGUEROA / XITLALLI TOLEDO
        @tinta_romeo   /  @el_fredinho           / @tinta_xitla

 

Detrás de cada mención honorífica, hay un historial marcado por días sin comer, noches sin dormir y meses sin diversión.

La alegría que hoy embarga a estudiantes presumiendo su título contrasta con aquellos años de todo tipo de sacrificios o mañas: desde hacerse guaje con un libro para no pagar pasaje en la combi hasta vender su cuerpecito a tíos ricachones.

Esta es la realidad de los estudihambres de Chiapas, quienes con tal de terminar su carrera, se enfrentan día a día a una serie de retos económicos que los llegan a apretar al grado de esta disyuntiva: “o estudias o comes”.

Prepárese para tomar apuntes con las lecciones que le presenta Tinta Fresca sobre estos licenciados en supervivencia, expertos en todo tipo de estrategias para estirar la lana.

 

Admisión al tormento

Para miles de estudiantes, el salto de la prepa a la uni modifica radicalmente sus hábitos; los foráneos padecen más el golpe, como explica Andrés Hernández, quien recién inició la Licenciatura en Comunicación en una universidad pública de Tuxtla Gutiérrez.

Oriundo de una comunidad en Zinacantán donde sólo se habla tsotsil, emigró de la tierra de sus padres —de oficio agrícola— para cumplir el sueño de ser escritor profesional, aunque eso le significó “un cambio de planeta”.

Adaptarse a hablar castellano y aprender a administrarse fueron nimiedades comparadas con su primer sopetón como estudihambre: fue asaltado y perdió su computadora, celular, cámara y dinero, suceso que mermó sus ilusiones y lo dejó al borde de renunciar.

Con el apoyo de una ex maestra pudo recuperar algunos de esos materiales costosos y se considera “más maduro” desde entonces; pese a la distancia con su familia (a quienes no visita con tal de ahorrar), reafirmó sus objetivos y mantiene promedio de diez.

 

Mañas y estrategias

Pesear o botear (pedir dinero), hacerse guaje con un libro en la combi para no pagar pasaje, robar el WiFi del vecino y armar un buffet con todos los lunchs son paisajes naturales en la vida de los universitarios, sin contar sus empleos u otras fuentes de ingresos.

Jacinto Argueta, por ejemplo, estudia la Licenciatura en Arquitectura desde hace un par de años en Tuxtla, pero para evitar rentar, decidió irse a vivir con sus tíos en Chiapa de Corzo. Por ello, debe levantarse a las 5:00 de la mañana para llegar puntual a su clase de las 7:00.

Tras su jornada académica, el veinteañero nacido en Las Margaritas llega a casa para apoyar a sus tíos con su cenaduría, al tiempo en que se dedica a cocinar pays y gelatinas que vende al otro día entre aula y aula.

Aparte de graduarse como arquitecto, su objetivo es sacar adelante a su madre, razón por la que además de la vendimia de postres se dedica a dar clases de guitarra a cambio de 10 pesos por persona “al menos para las copias y el pasaje”.

 

¿Vale la pena?

Ahora desde atrás de un escritorio con aire acondicionado, Stephany Mata narra que valió la pena el sacrificio que padeció mientras estudiaba su licenciatura en escuela pública, pasando desde levantadora de encuestas hasta niñera y a veces con menos de 700 pesos a la semana.

Aunque ella no es foránea, su motivación para combinar la uni con la chamba fue el adquirir independencia económica: “eso te da carácter”, aconseja a las nuevas generaciones, pero para lograrlo tuvo que superar días en los que no podía darse el lujo de dormir más de cuatro horas.

Casos más extremos como el de chicas y chicos que caen en la prostitución para sufragar sus gastos, lujos y placeres también existen entre las facultades, cobrando desde 600 pesos por acostón con tíos de hasta 70 años, como lo publicó Tinta Fresca en la edición del 1 al 15 de junio de 2012.

Y es que detrás de cada mención honorífica, hay un historial marcado por días sin comer, noches sin dormir y meses sin diversión.

FUENTE: UNAM/EL FINANCIERO/FORBES/ EXPANSIÓN