Letras en su Tinta

SALIÓ en hombros, pero de otros…

ABSOLUTAMENTE en el agua, este compita nomás no aprende que a la mistela hay que tomarla socialmente, mas no dejarse tomar por la mistela.

ESTE SENADOR no agarra juicio de que, por su propio bien, no puede ingerir trago en tanto el trago lo domine a él.

VERLO dando tumbos a la salida de un conocido restaurante de Tuxtla, es una escena que no pocos registran (y que, cada vez, es más frecuente en su caso).

POR SU PROPIO destino político, más le vale que retire el alcohol de su vida pues, si sigue así, el alcohol será el que le retire su vida a él.

¿DE QUÉ SENADOR, de los tres que tiene Chiapas, se trata? Adivine, adivinador…

 

Punch

 

LA REUNIÓN de María Elena Orantes con el morenazo Andrés Manuel López Obrador (AMLO) recordó a más de uno el punch de La Nena.

EL ENCUENTRO de la chiapaneca con el tabasqueño se dio gracias a su amiga y ex compañera en el Senado, la mexiquense Yeickol Polevski.

A MÁS de un (mal)queriente, la ex priísta deja claro que esa muerta que hoy lloráis, goza de cabal salud.

REPETIR en la Cámara de Diputados le ha permitido un protagonismo que mantiene su nombre en un buen nivel de conocimiento.

HA APROVECHADO también su cargo como presidenta de la Comisión de Protección Civil, para echarse sus buenas pasarelas políticas en diferentes municipios y así mantenerse vigente.

SUS MIGAS en el ex partidazo, con influyentísimos priístas de primer plano, la convierten en un puente político que ella capitaliza muy bien.

LA NENA va en caballo de Hacienda para mantenerse vigente en la polaca chiapaneca y, en una de ésas, hasta catapultarse de nuevo potenciada.

NO HABRÁ que perderle de vista a esta mujer que aprovecha cualquier balón que le avienten para mantenerse en la jugada.

POR LO PRONTO, el encuentro Nena-AMLO deja muy claro que, donde hubo fuego opositor, cenizas quedan…

 

#Sismo

 

LA REACCIÓN inmediata al sismo de hace una semana movió galán a más de uno allá en los municipios afectados de la Costa chiapaneca.

LA INTENSA gira del Güero-Lek por la zona, una vez que tuvo los quinquirrines que le autorizó la Secretaría de Gobernación, es un ejemplo de cómo ha actuado este gobierno cuando hay emergencias.

EL ACTUAL ha sido un sexenio que se enfrenta a la tragedia, que no se esconde, que le entra a escuchar la queja, el lamento, la denuncia.

Y SOBRE TODO, que estrecha la mano del paisano en desgracia, que le pone incluso un hombro para que sepa dónde sollozar.

ESO SÍ, la paguita extraordinaria que llegó extraordinariamente a esos lugares afectados tiene puntual seguimiento de las dependencias involucradas, para evitar que algún mañosón se quiera pasar de ídem.

EL SISMO de Chiapas nos viene a recordar que, en las tragedias, hay que cerrar filas con los más desprotegidos.

QUE SE MUEVA galán la tierra, ni modos, pues más galán se moverá la gente, para ayudar a más gente en desgracia.

 

CACHIVACHES: EL GÜERO-Lek supervisó las obras de ampliación del Hospital Regional de Tapachula, que pasará de 60 a 120 camas, acompañado del alcalde de esa tierra, Neftalí del Toro, a quien le dejó la tarea de coadyuvar en todo para que los trabajos de ese nosocomio se concluyan en tiempo y forma… JULIÁN Nazar está más que apuntado para competir por la dirigencia del PRI de Chiapas y por eso afina su estructura de la CNC que tantos privilegios le ha otorgado. ¿Será que lo dejarán pasar? Chan, chan, chaaannn… SIEMPRE pensando en cómo mejorar la atención a la salud de la chiapanecada, el doc Paco Ortega realizó importantes nombramientos en la Jurisdicción Sanitaria 1 y la estratégica área de Protección Contra Riesgos Sanitarios, así como en las direcciones de los hospitales Regional y Gómez Maza de Tuxtla Gutiérrez…POR QUÉ SERÁ que a Jósean le endosan que financia a tecleadores que un día sí y el otro también golpean al gobierno para el cual trabaja como aún secre del Campo, tal y como sucede con el inquieto José Adriano...

Licenciados en supervivencia

Desde pesear hasta prostituirse, lo que los universitarios hacen para sobrevivir
01/Junio/2017

» Universitarios foráneos, los más afectados

Licenciados en supervivencia

Por  ROMEO SOLÍS / FREDI FIGUEROA / XITLALLI TOLEDO
        @tinta_romeo   /  @el_fredinho           / @tinta_xitla

 

Detrás de cada mención honorífica, hay un historial marcado por días sin comer, noches sin dormir y meses sin diversión.

La alegría que hoy embarga a estudiantes presumiendo su título contrasta con aquellos años de todo tipo de sacrificios o mañas: desde hacerse guaje con un libro para no pagar pasaje en la combi hasta vender su cuerpecito a tíos ricachones.

Esta es la realidad de los estudihambres de Chiapas, quienes con tal de terminar su carrera, se enfrentan día a día a una serie de retos económicos que los llegan a apretar al grado de esta disyuntiva: “o estudias o comes”.

Prepárese para tomar apuntes con las lecciones que le presenta Tinta Fresca sobre estos licenciados en supervivencia, expertos en todo tipo de estrategias para estirar la lana.

 

Admisión al tormento

Para miles de estudiantes, el salto de la prepa a la uni modifica radicalmente sus hábitos; los foráneos padecen más el golpe, como explica Andrés Hernández, quien recién inició la Licenciatura en Comunicación en una universidad pública de Tuxtla Gutiérrez.

Oriundo de una comunidad en Zinacantán donde sólo se habla tsotsil, emigró de la tierra de sus padres —de oficio agrícola— para cumplir el sueño de ser escritor profesional, aunque eso le significó “un cambio de planeta”.

Adaptarse a hablar castellano y aprender a administrarse fueron nimiedades comparadas con su primer sopetón como estudihambre: fue asaltado y perdió su computadora, celular, cámara y dinero, suceso que mermó sus ilusiones y lo dejó al borde de renunciar.

Con el apoyo de una ex maestra pudo recuperar algunos de esos materiales costosos y se considera “más maduro” desde entonces; pese a la distancia con su familia (a quienes no visita con tal de ahorrar), reafirmó sus objetivos y mantiene promedio de diez.

 

Mañas y estrategias

Pesear o botear (pedir dinero), hacerse guaje con un libro en la combi para no pagar pasaje, robar el WiFi del vecino y armar un buffet con todos los lunchs son paisajes naturales en la vida de los universitarios, sin contar sus empleos u otras fuentes de ingresos.

Jacinto Argueta, por ejemplo, estudia la Licenciatura en Arquitectura desde hace un par de años en Tuxtla, pero para evitar rentar, decidió irse a vivir con sus tíos en Chiapa de Corzo. Por ello, debe levantarse a las 5:00 de la mañana para llegar puntual a su clase de las 7:00.

Tras su jornada académica, el veinteañero nacido en Las Margaritas llega a casa para apoyar a sus tíos con su cenaduría, al tiempo en que se dedica a cocinar pays y gelatinas que vende al otro día entre aula y aula.

Aparte de graduarse como arquitecto, su objetivo es sacar adelante a su madre, razón por la que además de la vendimia de postres se dedica a dar clases de guitarra a cambio de 10 pesos por persona “al menos para las copias y el pasaje”.

 

¿Vale la pena?

Ahora desde atrás de un escritorio con aire acondicionado, Stephany Mata narra que valió la pena el sacrificio que padeció mientras estudiaba su licenciatura en escuela pública, pasando desde levantadora de encuestas hasta niñera y a veces con menos de 700 pesos a la semana.

Aunque ella no es foránea, su motivación para combinar la uni con la chamba fue el adquirir independencia económica: “eso te da carácter”, aconseja a las nuevas generaciones, pero para lograrlo tuvo que superar días en los que no podía darse el lujo de dormir más de cuatro horas.

Casos más extremos como el de chicas y chicos que caen en la prostitución para sufragar sus gastos, lujos y placeres también existen entre las facultades, cobrando desde 600 pesos por acostón con tíos de hasta 70 años, como lo publicó Tinta Fresca en la edición del 1 al 15 de junio de 2012.

Y es que detrás de cada mención honorífica, hay un historial marcado por días sin comer, noches sin dormir y meses sin diversión.

FUENTE: UNAM/EL FINANCIERO/FORBES/ EXPANSIÓN