Letras en su Tinta

Jaguar

 

ESTE Jaguar sí tiene garra, se llama César Márquez y su domador es el legendario entrenador de box Nacho Beristáin.

EL BOXEADOR tuxtleco protagonizará la función estelar internacional “Orgullo por Chiapas”, a celebrarse este 2 de Junio en el Polyforum Chiapas.

ESTE PESO MEDIO se medirá con un colombiano para disputar el vacante Campeonato Centroamericano y del Caribe del Consejo Mundial de Boxeo (WBA, por sus siglas en inglés).

LA FUNCIÓN será histórica, nunca antes vista en Chiapas, ni siquiera cuando nuestro bien recordado Romeo Lacandón Anaya vistió de triunfo la Plaza de Toros San Roque con el campeonato nacional gallo en ese mítico 1972.

EL POLYFORUM vivirá un espectáculo internacional, a la altura de boxeador tuxtleco y pueblo chiapaneco, gracias a una alianza estratégica entre Nacho Beristáin y Tinta Fresca.

NO SE OLVIDE y agéndelo de una vez: la cita es el sábado 2 de Junio a las 20:00 horas en el Polyforum Chiapas, donde aflorará el “Orgullo por Chiapas”.

LOS BOLETOS estarán disponibles, a partir de hoy y hasta la fecha del evento, en Farmacias del Ahorro y el siguiente sitio de internet: www.superboletos.com

 

Divorcio

 

EL VERDE y el PRI consumaron el amor imposible que llegó al fin del sexenio, al irse cada quién con su candidato.

LA SOBERBIA de los rojos, de querer imponer gallo así fuera pisoteando la militancia de los verdes con especial arrogancia, fue la crónica anunciada de una ruptura, de un divorcio irreversible.

EL INSTITUTO de Elecciones avaló ayer la candidatura común, “La Fuerza de Chiapas”, que encabezará el Partido Verde junto con sus hermanitos Mover a Chiapas y Chiapas Unido.

EL ASUNTO irá de nuevo a tribunales pues el árbitro electoral Oswaldo Chacón bajó a su suspirante, Fernando Castellanos, y los perdedores, otrora socios, el PRI-Panal, impugnaron también tal candidatura.

QUEDA CLARO que a los rojos les faltó humildad y les sobró arrogancia extrema al dar por hecho que su “alianza” era un asunto consumado, desafiando al dueño del pandero que, aunque no les guste, termina el 8 de diciembre y hasta entonces pone el ritmo del baile.

ESTA SUCESIÓN quedará registrada en la historia de Chiapas pues, por primera vez en los gobiernos del nuevo milenio, el mandamás saliente se impone a los caprichitos de un clan de pichichis.

LOS ROJOS pueden sacar toditita su rabia y escupir todito el veneno que quieran a través de sus tecleadores a sueldo pero jamás podrán negar que la realidad política los rebasó y que ahora estén a un paso de ser arrojados al basurero de la historia.

EL COMPA Fer Castellanos será candidato de “La Fuerza de Chiapas”, aunque el asunto llegará a tribunales para que su nombre sea palomeado.

YA LO DIJO Juan Clímaco, un monje católico entre ascético y místico, autor del libro La escalera al Paraíso: “La humildad es la única cosa que el Diablo no puede imitar”.

 

CACHIVACHES: AL QUE COBRA como mandamás del PRI, Julián Nazar, le llueve sobre mojado pues luego de cáersele la alianza de su ahijado, trascendieron tremendas denuncias de suspirantes a quienes, según su dicho, les peinó unos buenos quinquirrines por ser candidatos y ahora se quedaron sin siglas qué abanderar…

Licenciados en supervivencia

Desde pesear hasta prostituirse, lo que los universitarios hacen para sobrevivir
01/Junio/2017

» Universitarios foráneos, los más afectados

Licenciados en supervivencia

Por  ROMEO SOLÍS / FREDI FIGUEROA / XITLALLI TOLEDO
        @tinta_romeo   /  @el_fredinho           / @tinta_xitla

 

Detrás de cada mención honorífica, hay un historial marcado por días sin comer, noches sin dormir y meses sin diversión.

La alegría que hoy embarga a estudiantes presumiendo su título contrasta con aquellos años de todo tipo de sacrificios o mañas: desde hacerse guaje con un libro para no pagar pasaje en la combi hasta vender su cuerpecito a tíos ricachones.

Esta es la realidad de los estudihambres de Chiapas, quienes con tal de terminar su carrera, se enfrentan día a día a una serie de retos económicos que los llegan a apretar al grado de esta disyuntiva: “o estudias o comes”.

Prepárese para tomar apuntes con las lecciones que le presenta Tinta Fresca sobre estos licenciados en supervivencia, expertos en todo tipo de estrategias para estirar la lana.

 

Admisión al tormento

Para miles de estudiantes, el salto de la prepa a la uni modifica radicalmente sus hábitos; los foráneos padecen más el golpe, como explica Andrés Hernández, quien recién inició la Licenciatura en Comunicación en una universidad pública de Tuxtla Gutiérrez.

Oriundo de una comunidad en Zinacantán donde sólo se habla tsotsil, emigró de la tierra de sus padres —de oficio agrícola— para cumplir el sueño de ser escritor profesional, aunque eso le significó “un cambio de planeta”.

Adaptarse a hablar castellano y aprender a administrarse fueron nimiedades comparadas con su primer sopetón como estudihambre: fue asaltado y perdió su computadora, celular, cámara y dinero, suceso que mermó sus ilusiones y lo dejó al borde de renunciar.

Con el apoyo de una ex maestra pudo recuperar algunos de esos materiales costosos y se considera “más maduro” desde entonces; pese a la distancia con su familia (a quienes no visita con tal de ahorrar), reafirmó sus objetivos y mantiene promedio de diez.

 

Mañas y estrategias

Pesear o botear (pedir dinero), hacerse guaje con un libro en la combi para no pagar pasaje, robar el WiFi del vecino y armar un buffet con todos los lunchs son paisajes naturales en la vida de los universitarios, sin contar sus empleos u otras fuentes de ingresos.

Jacinto Argueta, por ejemplo, estudia la Licenciatura en Arquitectura desde hace un par de años en Tuxtla, pero para evitar rentar, decidió irse a vivir con sus tíos en Chiapa de Corzo. Por ello, debe levantarse a las 5:00 de la mañana para llegar puntual a su clase de las 7:00.

Tras su jornada académica, el veinteañero nacido en Las Margaritas llega a casa para apoyar a sus tíos con su cenaduría, al tiempo en que se dedica a cocinar pays y gelatinas que vende al otro día entre aula y aula.

Aparte de graduarse como arquitecto, su objetivo es sacar adelante a su madre, razón por la que además de la vendimia de postres se dedica a dar clases de guitarra a cambio de 10 pesos por persona “al menos para las copias y el pasaje”.

 

¿Vale la pena?

Ahora desde atrás de un escritorio con aire acondicionado, Stephany Mata narra que valió la pena el sacrificio que padeció mientras estudiaba su licenciatura en escuela pública, pasando desde levantadora de encuestas hasta niñera y a veces con menos de 700 pesos a la semana.

Aunque ella no es foránea, su motivación para combinar la uni con la chamba fue el adquirir independencia económica: “eso te da carácter”, aconseja a las nuevas generaciones, pero para lograrlo tuvo que superar días en los que no podía darse el lujo de dormir más de cuatro horas.

Casos más extremos como el de chicas y chicos que caen en la prostitución para sufragar sus gastos, lujos y placeres también existen entre las facultades, cobrando desde 600 pesos por acostón con tíos de hasta 70 años, como lo publicó Tinta Fresca en la edición del 1 al 15 de junio de 2012.

Y es que detrás de cada mención honorífica, hay un historial marcado por días sin comer, noches sin dormir y meses sin diversión.

FUENTE: UNAM/EL FINANCIERO/FORBES/ EXPANSIÓN