Letras en su Tinta

Peso

 

LOS APOCALÍPTICOS vaticinaron catástrofe financiera si AMLO llegara a la presidencia y el dólar cerró ayer a su mínimo histórico: $18.60

EN BUEN cashlán, eso significa que el mundo veía con ansiedad un relevo democrático, un cambio de régimen.

OSÉASE que el presidente Andrés Manuel no sólo es la esperanza de México sino del mundo para que México le vaya más mejor de como le ha ido.

 

Diferente

 

GOBERNAR diferente, con austeridad, sin lujos ni privilegios, es la línea que les mandó el futuro presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a sus correligionarios morenistas.

CON EL AMLO Style, al citar a todos sus compas electos de todo el país en la mismísma Ciudad de México, corazón político del país, se advierte una clara refundación del presidencialismo.

NO SÉ si esté mal o no, lo cierto es que a muchos mexicanos les encanta que le digan qué hacer e incluso cómo hacerlo, antes que preguntarle qué piensa o propone acerca de tal o cual asunto.

LOS PSICOHISTORIADORES advierten que la obediencia está en el ADN del mexicano, primero fue un Tlatoani, luego un Virrey y ahora un Presidente al que se le sigue, de tal manera que acatamos y hasta nos gusta la línea.

SI TAL APRECIACIÓN es correcta, se advierte un triunfo por adelantado del tabasqueño, quien ha decidido todo lo que sucederá en MORENA y su protagonismo ha sido tal que ha borrado prácticamente al aún Presidente.

SU AGENDA es la agenda del país y hay algo que pocos han notado y es muy bueno para la transparencia: todos los días dialoga con reporteros, sin boletines de por medio ni voceros que hagan traducciones.

EL BLINDAJE democrático a favor de AMLO es alto y le perdonará todo tipo de echadas para atrás o malas interpretaciones de campaña, así que sus detractores pierden tiempo en insultarlo.

LO MUY CURIOSO será ver, en el futuro inmediato, cómo aterrizarán los alcaldes, diputados y senadores esa línea del presidente AMLO: si la creen a piejuntillas o van matizando para llevársela traquis, leve, relax.

YA VEREMOS qué tipo de presidencialismo se refunda en México.

 

Huerfanitos

 

CASI una decena de compitas sexenales están a punto de quedar en el olvido luego del tsunami que fue MORENA, debido a la franca incompetencia de los cerebros electorales.

[EL NEFASTO entre nefastos es, sin duda alguna, Óscar Muñoz, un fuereño a quien también se le debe que se haya colado un traidor y desleal al Senado, desplazando a verdaderos cuadros güeristas.]

NO POCOS se preguntan, en la burbuja sexenal, qué va a pasar con Fernando Castellanos, Raciel López Salazar, Jorge Luis LLaven, Juan Carlos Gómez Aranda, Jorge Betancourt, Nacho Avendaño, Paco Ortega y Roberto Rubio.

LOS AHORA descalabrados aspiraban a una posición legislativa que los (re)compensara por sus servicios políticos prestados durante el sexenio pero se les apareció la ola morena y se los llevó la corriente.

LA PREOCUPACIÓN es innecesaria, confían algunos, pues el gobierno actual aún no se acaba y serán reacomodados en estratégicas posiciones como para lograr ser transexenal.

SOBRE todo, porque la mayoría de ellos necesitan cierto blindaje al pasar por espacios de mucho cuidado, como dependencias que están hundidas en francos números rojos; o bien, porque fueron operadores de temas muy especiales que pudieran traerles broncas transexenales.

YA VEREMOS en dónde (re)colocan a estos compitas que se la han jugado, desde el principio y hasta el final, con el Número Uno, quien dicho sea de paso se ha convertido en la pieza nacional de la transición y su talento político es la envidia de no pocos egos en la vida nacional.

 

Toño

 

ANÓTELO en su diccionario: José Antonio Aguilar Castillejos, un hombre que de ahora en adelante será muuuuuy poderoso.

TOÑO, como le dicen sus amigos al aún dirigente estatal de Morena, fue nombrado ayer por AMLO como Coordinador de Programas Sociales en Chiapas, algo así como un “embajador” todopoderoso del gobierno federal.

OSÉASE que a partir del 1 de diciembre próximo, al desaparecer todas las delegaciones federales, al actual Senador suplente (de Lalo Ramírez) le van a salir más amigos que a ningún otro morenazo.

SERÁ INTERESANTE ver, eso sí, cómo configura esa megaoficina del supremo gobierno: si, por ejemplo, nombra a coordinadores de programas sociales y él sólo supervisa; o de plano, él solito controla toditos los padrones electorales, digo, a los padrones de beneficiarios.

POR OTRO lado, este moreno tendrá que cambiarse el chip pues de aventar grito y sombrerazo, como estaban acostumbrados los de izquierda radical, vendrá ahora el sabroso momento de dar respuesta a reclamos sociales.

O BIEN, para decirle en sabias y finas palabras del (malogrado) priísta Julián Nazar cuando fue nombrado secretario del Campo: “No es lo mismo ser borracho que cantinero”.

Chochitos asesinos

Medicamentos: alivio momentáneo con irreversibles efectos secundarios
16/Julio/2017

» Precios no garantizan calidad, aclaran expertos

Chochitos asesinos
Icono FotoEduardo Reyna
Por: ROMEO SOLÍS / FREDI FIGUEROA
@tinta_romeo / @el_fredinho

El remedio sale más caro que la enfermedad.

Si usted consume medicinas hasta por la más mínima gripita, podría estar cavando su tumba en pequeñas dosis.

Tal advertencia es lanzada por expertos en salud, quienes revelan que los efectos secundarios resultan “mucho más caros que la solución” al causar daños irreversibles puntualmente en el hígado y sistema nervioso.

Ni siquiera los de patente, que son los más costosos por su procedimiento de investigación, están exentos de este riesgo, por lo que hay peores consecuencias para quienes compran chochitos genéricos, similares e incluso en las calles, aclaran.

Acompañe a Tinta Fresca a un recorrido por los consultorios de Tuxtla y descubra qué beneficios o desventajas tiene cada tratamiento.

 

Alivio con secuelas

Pacientes con una simple gripa, diarrea o el deseo de bajar algunos kilitos pueden terminar con cáncer de hígado, hipertensión pulmonar o patologías cardiacas.

Esas son algunas de las consecuencias más severas que acarrean las medicinas y sus efectos secundarios, los cuales generan más muertes en el mundo que los accidentes automovilísticos y suicidios juntos, según la investigación del catedrático francés Bernard Bégaud.

Chiapas no es la excepción. El farmacéutico Salvador Rodríguez, cuya familia ha manejado boticas en la entidad durante más de 80 años, revela que “en muchas medicinas sí salen más caros los efectos secundarios que la solución, incluso en los de patente”.

Decepcionado, señala que “la medicina es un gran negocio”, y que los laboratorios son uno de los principales responsables de este riesgo porque “algunos, con tal de ganar rápido, sacan a la venta muchos productos sin estar totalmente aprobados”.

 

Sin calidad

Tanto los de patente como los genéricos, explica, no tienen garantías de calidad porque no aprueban todos los estándares, algunos no cuentan con capa entérica (que preserva la sustancia activa para llegar a su destino) y otros hasta, “en una falta de ética”, son etiquetados con falsos ingredientes.

“El precio de una medicina no determina su calidad, eso es un mito”, continúa el responsable de la última botica sobreviviente en Tuxtla, donde su trabajo consiste en preparar medicamentos que llegan a reducir su costo hasta en 300 por ciento en comparación a las farmacias comerciales.

En su negocio, el farmacéutico tiene la responsabilidad de platicar con el paciente y así prepararle una dosis acorde a su edad, peso y otros rasgos, con posibilidades de éxito más altas.

Dicho procedimiento tiene una diferencia determinante con las medicinas de patente o genéricas, ya que, por su venta comercial, contienen una cantidad de sustancia activa prestablecida, que puede traer fuertes repercusiones sobre todo a niños y abuelitos.

Otra alerta sobre esos medicamentos son los lugares de venta, que van desde las farmacias comerciales hasta las calles, “donde te despachan personas que no tienen ni idea de para qué sirven”.

Así que alerta, porque el remedio le puede salir más caro que la enfermedad.

Chochitos asesinos