Letras en su Tinta

A UN PAR de semanas de iniciar el proceso de registro para nuevo Rector, la UNACH puede definirse en negativo: en lo que NO necesita.

Y NO ES JUSTO que perviva la prebenda, transformada en promesa de hueso (llámese plaza o recategorización), a cambio de alguna firma “de apoyo”.

LA UNACH no necesita más recomendados para la colina universitaria, sea por amiguismos o compadrazgos.

CUALQUIER aspirante a Rector no debe cobijarse más en eventuales grupos de choque que son una velada amenaza de tácito chantaje.

MUCHO menos en la pleitesía al Poder, sea del color que sea, quemándole incienso un día y soplando las cenizas mañana.

PRIVILEGIAR el espíritu académico, por encima del influyentismo, y plantear mecanismos de rigurosa evaluación, es lo que debe prevalecer en el aula, tanto para la chaviza como para la maestrada.

LA UNACH no puede ser ya reducto de fósiles suspirantes, anclados en el pasado y su más dinosáurico andar.

[EL BOTÓN de muestra de que sí se puede ser diferente la dio el rector de la UNAM, Enrique Graue, quien encabezó la reciente y muy digna lucha contra los porros.]

DEFINIDA la exclusión –de todo lo malo que pervive en la UNACH–, ahora incluya a todo nombre que sí puede oxigenar a nuestra máxima casa de estudios.

OJALÁ que la venidera sucesión nos sorprenda con un nuevo espíritu y convicción en la comunidad universitaria, especialmente incluida su Junta de Gobierno, ésta tan mermada en su credibilidad.

SEGURO que los vientos de cambio del país soplarán también en la UNACH.

 

MVC-Ruti

 

“MIENTRAS una nueva historia sexenal empieza a forjarse acá en Chiapas, el próximo 9 de diciembre un ex gobernador construirá (hasta ahora sólidamente) una propia.

“EL GÜERO-Lek regresará al Senado, en un empoderamiento inédito en un mandatario saliente, típicamente mermado y con camino directo al ostracismo.

“MANUEL Velasco Coello supo forjar su salida sexenal y se volvió no sólo útil sino indispensable políticamente, al ser el puente entre los opuestos Andrés Manuel López Obrador y Enrique Peña Nieto.

“Y COMO en México la vida se mide en sexenios, al menos en el que viene, el de las siglas MVC seguirá teniendo oxígeno político.

“NO SERÁ una pieza de museo ni un patético estorbo del pasado, como los dos últimos ex’s; más bien, será un aliado fundamental pues si alguien creyó en Ruti, ése fue precisamente MVC al nombrarlo Magistrado Presidente, lo cual le dio la catapulta política necesaria para llegar a Palacio.

SI QUIERE saber qué sigue, córrale por su Tintota impresa, donde podrá leer un análisis prospectivo de los escenarios políticos que tendrá Chiapas en el venidero sexenio de AMLO.


CACHIVACHES: POS QUE sí, sí y sí, el junior Noé Castañón le dice a todos sus cuates que sí tomará protesta como Senador, aunque ayer MORENA bajó el tema del “Orden del día” porque insiste en que el susodicho concluya los procesos jurídicos pendientes…

Un diez bajo el sol

A casi dos meses del terremoto, padres de familia se las ingenian para que sus pichis reciban clases
01/Noviembre/2017
Un diez bajo el sol
Icono FotoEduardo Reyna
Por: FREDI FIGUEROA
@el_fredinho

Para sacar diez, deben quemarse el coco bajo el sol.

No hay paredes, techo ni pizarrón. La chicharra es el sonido de los carros, se pasa lista bajo un árbol y las mochilas descansan sobre alguna que otra piedra.

Así son las ‘aulas’ a las que los niños chiapanecos han empezado a asistir luego del terremoto magnitud 8.2 que sacudió a la entidad el pasado 7 de septiembre, y en el que más de dos mil escuelas quedaron con daños severos.

Los padres de familia no se fían de las acciones de las autoridades y han montado, con sus propios recursos, salones improvisados en parques o banquetas, a los que Tinta Fresca tuvo acceso para ver el nuevo modo forzado de aprender de los pichis.

 

Iniciativa aprobada

Ante el reporte final de Protección Civil con dos mil 186 escuelas afectadas (113 con daño total), planteles como la primaria ‘Juan Benavides’ o la ‘Secundaria del Estado’, entre otros, decidieron dejar tareas a los niños a través de grupos en la red social Whatsapp o mediante juntas a las que acudían los tutores.

A más de dos meses de trabajar así, la inconformidad estalló: “Definitivamente no es lo mismo que estén en casa (los niños). Nosotros (los padres) hacemos lo que podemos, pero creo que así se están estancando bastante”, narró desesperada una madre de familia de la zona escolar 03 en Tuxtla Gutiérrez.

Sin esperar acción alguna de las autoridades, decidieron crear aulas improvisadas como en el parque de San José Terán e incluso sobre la Avenida Central, sin pizarrones ni material didáctico, exhortando a los maestros a trabajar así tres días a la semana al menos durante dos horas.

“Ha sido bastante desgastante, también tenemos cosas que hacer, pero nos hacemos el tiempo porque nos conviene que esto ya se regularice, por nuestros hijos”, explicó otra madre de familia, preocupada porque su hija está en sexto año.

 

Organización muy padre

Ante la preocupación, las jefas y jefes de familia que se dedican a vender comida, a la albañilería, al comercio informal entre otros oficios humildes, optaron por formar brigadas en su vecindario y proponer que las clases se dieran en la casa de un vecino o el parque más cercano.

Tal fue el caso en localidades como San José Terán y Copoya, donde los padres incluso ofrecieron a los maestros pagarles el pasaje de su colectivo y sacar de sus bolsillos para comprar pizarrón y plumones, elementos básicos.

Un ejemplo fue la señora Guadalupe Peláez, cuya pequeña estudia el segundo año en la primaria ‘Juan Benavides’, quien, en conjunto con otras mamás, papás y hasta abuelitos, construyó ‘salones’ con techo de lona en pleno centro tuxtleco.

Allí, exhortaron a los maestros a brindar su jornada laboral de ocho horas como un día normal en las aulas —a las que los niños no tienen acceso de manera definitiva desde el 19 de septiembre—, pues consideraron que ir una vez a la semana por tareas no es suficiente.

 

¿Semestre perdido?

“Este semestre ya valió madres, chavo”, le dijo un docente de Colegio de Bachilleres de Chiapas (COBACH) a un alumno de segundo año, pues el problema de la falta de clases ha afectado desde el nivel básico hasta el superior.

En el caso de primarias y secundarias, los padres de familia consideran que el primer bimestre “ya se perdió”, pues, aunque hacen su esfuerzo por apoyarlos con las tareas del whats, “hay cosas que no entendemos y algunos de nuestros hijos ya se van a la secundaria o a la prepa”.

“Tenemos que tomar medidas nosotros porque en las escuelas nadie quiere asumir compromisos y no vamos a permitir que nuestros hijos queden desamparados”, clamó Manuel González, cuya hija cursa el tercer semestre en el COBACH 33.

Casi un millón de alumnos de 97 municipios se han visto afectados por las secuelas del terremoto del 7 de septiembre, provocando que para sacar diez deban quemarse el coco bajo el sol y sacar los cuadernos a la calle.

Un diez bajo el sol