Letras en su Tinta

A UN PAR de semanas de iniciar el proceso de registro para nuevo Rector, la UNACH puede definirse en negativo: en lo que NO necesita.

Y NO ES JUSTO que perviva la prebenda, transformada en promesa de hueso (llámese plaza o recategorización), a cambio de alguna firma “de apoyo”.

LA UNACH no necesita más recomendados para la colina universitaria, sea por amiguismos o compadrazgos.

CUALQUIER aspirante a Rector no debe cobijarse más en eventuales grupos de choque que son una velada amenaza de tácito chantaje.

MUCHO menos en la pleitesía al Poder, sea del color que sea, quemándole incienso un día y soplando las cenizas mañana.

PRIVILEGIAR el espíritu académico, por encima del influyentismo, y plantear mecanismos de rigurosa evaluación, es lo que debe prevalecer en el aula, tanto para la chaviza como para la maestrada.

LA UNACH no puede ser ya reducto de fósiles suspirantes, anclados en el pasado y su más dinosáurico andar.

[EL BOTÓN de muestra de que sí se puede ser diferente la dio el rector de la UNAM, Enrique Graue, quien encabezó la reciente y muy digna lucha contra los porros.]

DEFINIDA la exclusión –de todo lo malo que pervive en la UNACH–, ahora incluya a todo nombre que sí puede oxigenar a nuestra máxima casa de estudios.

OJALÁ que la venidera sucesión nos sorprenda con un nuevo espíritu y convicción en la comunidad universitaria, especialmente incluida su Junta de Gobierno, ésta tan mermada en su credibilidad.

SEGURO que los vientos de cambio del país soplarán también en la UNACH.

 

MVC-Ruti

 

“MIENTRAS una nueva historia sexenal empieza a forjarse acá en Chiapas, el próximo 9 de diciembre un ex gobernador construirá (hasta ahora sólidamente) una propia.

“EL GÜERO-Lek regresará al Senado, en un empoderamiento inédito en un mandatario saliente, típicamente mermado y con camino directo al ostracismo.

“MANUEL Velasco Coello supo forjar su salida sexenal y se volvió no sólo útil sino indispensable políticamente, al ser el puente entre los opuestos Andrés Manuel López Obrador y Enrique Peña Nieto.

“Y COMO en México la vida se mide en sexenios, al menos en el que viene, el de las siglas MVC seguirá teniendo oxígeno político.

“NO SERÁ una pieza de museo ni un patético estorbo del pasado, como los dos últimos ex’s; más bien, será un aliado fundamental pues si alguien creyó en Ruti, ése fue precisamente MVC al nombrarlo Magistrado Presidente, lo cual le dio la catapulta política necesaria para llegar a Palacio.

SI QUIERE saber qué sigue, córrale por su Tintota impresa, donde podrá leer un análisis prospectivo de los escenarios políticos que tendrá Chiapas en el venidero sexenio de AMLO.


CACHIVACHES: POS QUE sí, sí y sí, el junior Noé Castañón le dice a todos sus cuates que sí tomará protesta como Senador, aunque ayer MORENA bajó el tema del “Orden del día” porque insiste en que el susodicho concluya los procesos jurídicos pendientes…

Posada del siglo XXI

Shots de mistela y adornos de nochebuena para cerrar con broche de oro el 2017
01/Diciembre/2017

» Coma galán y celebre, a bajo costo, en compañía de sus seres queridos

Posada del siglo XXI
Por: ROMEO SOLÍS
@tinta_romeo

Un intercambio de sonrisas y apapachos.

Si el frío decembrino lo tomó por sorpresa y aún no inicia los preparativos, Tinta Fresca le presenta los mejores tips para que no se haga rosca y sea el anfitrión idóneo en las próximas posadas.

Escombre sus foquitos, póngase sus mejores trapos y échele pluma para disfrutar, sin endeudarse, de un agradable encuentro con amigos, familiares y hasta con el vecino.

 

A la chiapaneca

A media tarde y al son de la marimba, así arranca la posada perfecta.

Dándole la bienvenida a los presentes con un shot de mistela o un martini de tascalate, e invitándolos a degustar una barra de tamales o dulces típicos, con higos, nanches curtidos y chimbos, la tradición chiapaneca se puede combinar con la modernidad, afirma Antonio Lobato, organizador de eventos desde hace más de siete años.

“Recomiendo empezarla a las 6 de la tarde, para que no sea tan noche, decoraría con banderines y juncia y no puede faltar la tamaliza o taquiza y una barra de cafés donde luzca el del Soconusco”, detalla.

El consejo es no perder el toque tradicional entre la presentación, por lo que, en la barra caliente, juntos a los cafés, se puede incluir también chocolate y atol agrio.

Respecto a la decoración de la mesa, lo ideal es colocar flores de nochebuena, para hacer el ambiente más vistoso, sin colocar elementos propios de otra cultura, como los gorros de Santa Claus o emulaciones de nieve, ya que, en nuestro entorno “ni siquiera se festeja en el frío”, sino que se arma una fiesta bastante cálida.

 

Peques y entretenidas

“Las fiestas pequeñas siempre van a ser más divertidas”, punza Antonio Lobato.

Explica que el entorno más próximo, como el vecinal, utilizando el patio más amplio entre los colonos o hasta tapando la calle, compartiendo lo que cada uno lleva, no pierde vigencia, pese a la modernidad.

Lo más factible es que cada familia lleve lo que va a comer y añada un poco más para compartir y hacer una mesa buffet donde todos degusten, además de evitar lo engorroso de las cooperaciones monetarias.

En cuanto a la decoración, los pichis pueden jugar un papel fundamental al explotar su creatividad mediante tutoriales de Youtube con un poco de papel crepe o de china, lo cual resulta económico, rápido y entretenido.

Si se cuenta con un poco más de recursos y quiere delegar responsabilidades, hay opciones profesionales en las que, hasta para 20 personas, se puede contratar un servicio de banquete en mesa imperial, “idónea para convivir con los amigos más cercanos, siendo más íntima”.

 

Planeación

Si el evento es menos casual y no quiere desajustar su presupuesto ni que le agarren las prisas, “para empezar, debemos anotar cuántas personas se quieren invitar, de ahí parte cualquier evento”, recomienda el experto.

Si se realiza de noche, la idea sería cambiar el concepto, hacerlo con una cena mucho más formal, mantener la recepción con marimba y proseguir con un DJ y tener un animador durante la entrega de premios o rifas, como acostumbra el sector empresarial, “para hacer todo más divertido y ponerse aún más la camiseta, para trabajar mejor y agradecido”, exhorta.

El organizador relata que los eventos de día suelen ser más caros porque una comida se extiende hasta la cena, porque en la noche, “apenas van agarrando la fiesta”.

Finalmente, expone que para evitar variación de presupuestos se contemple una lista de invitados en números cerrados, delimitada para considerar incluso la compra de alcohol o banquetes de uno, dos, tres y hasta cuatro tiempos, para incluir postres, con costos por persona que arranquen desde los 160 pesos, incluyendo la renta de mobiliario y contratación de meseros.

Así que ya lo sabe, si tiene sus ahorritos y quiere festejar, échele pluma para que en su bolsillo y corazón haya un intercambio de sonrisas y apapachos.

Posada del siglo XXI