Letras en su Tinta

Saludo

 

FUE UN SALUDO seco, de esos peculiares entre políticos, como para que los comensales no pensaran mal.

AHÍ ESTABAN Roberto Albores Gleason y José Antonio Aguilar Bodegas, en el restaurante Mi Viejo Pueblito de Tuxtla.

DOS ESTIRPES que, luego de colaborar estrechamente en el ya distante gobierno de RAG apá, éste terminó traicionándolo en 2006 al levantarle la mano a su opositor; en respuesta, el tapachulteco lo expulsó del PRI.

POR ESO es que, aunque para unos fue un saludo más entre un par de políticos, lo cierto es que hubo muchas tripas retorcidas detrás de ese hipócrita apretón de manos.

 

Sótano

 

SI ALGUIEN debería estar inquieto con los recientes movimientos políticos, ese debería ser el PRI, quien se coloca ya en el sótano de las preferencias electorales.

UNA RECIENTE encuesta, la medición semanal que hace Massive Caller, mantiene a MORENA y a su candidato Rutilio Escandón en el primer lugar de las simpatías del electorado (aunque con dos puntos menos: 29.90%).

SU MÁS CERCANO perseguidor, en un lejano segundo lugar, se coloca José Antonio Aguilar Bodegas, con el 15.78% de la intención de voto; en tercer lugar, apenas debajo con el 14.51%, aparece la preferencia por un independiente, que en este caso es Jesús Orantes.

HASTA el cuarto y último lugar, con un punto y medio abajo –el 13.04%–, se ubica Roberto Albores Gleason, abanderado del PRI que recién sufrió la desbandada de tres siglas de su coalición Todos por Chiapas.

“LA ENCUESTADORA más acertada de México”, tal y como se publicita, hizo su medición de preferencias electorales con fecha 20 de febrero y tanto la empresa como su gerente, Carlos Campos Riojas, se ufanan de haber pronosticado el resultado en las 12 elecciones de 2016 y las cuatro de la jornada electoral del año pasado, en 2017.

YA VEREMOS si los rojos siguen (man)teniendo esa caída (libre) pues por un lado falta saber quién será el candidato común del nuevo Frente partidista y por otro cómo se reparte el No Sabe/No Contestó (que alcanza el 21.37%).

 

Descalabrado

 

DE TRES COMPITAS descalabrados al pulverizarse el Frente en Chiapas –un traidor, otro loco y un ex priísta– sólo uno vale la pena mencionar.

TRAS el manotazo en la mesa que soltó la mano que mece la cuna sexenal, lo sensato para Jósean sería retirarse sin mayores aspavientos.

NADA volverá a ser igual en el reacomodo político, tras la implosión de las alianzas y con la irrupción de la inminente (y ganadora) candidatura común opositora.

LO QUE VIENE será una lucha fratricida, repleta de fake news, lodo y en donde los trapitos sucios (y percudidos) saldrán a relucir.

QUIZÁ por eso Noé Castañón León, hijo de Noé Castañón León, éste quien fuera titular del Tribunal en los tiempos de Roberto Albores Guillén, confía a quien quiera oírlo que el tapachulteco tiene un (tremendo) expediente con la PGR por el delito de lavado de dinero.

HABRÁ que resignarse a que, a veces, también corriendo se gana, como sucede en la vida misma, para evitar una desgastante confrontación.

LA MADUREZ deberá anteponerse a ese ímpetu político que, por ahora, ya se ha caído.

FALTA ver si, para Jósean, impera la razón antes que la emoción.

 

Hándicap

 

LAS TENDENCIAS de las últimas tres elecciones presidenciales nos dieron la lección de que en los últimos cinco meses previo a los comicios, las cifras pueden cambiar pues falta tiempo, debates, campaña y errores por cometer.

EN 2006, por ejemplo, un poderosísimo AMLO, pasó de ser puntero en las encuestas a “un peligro para México”, cuya lengua lo traicionó y, finalmente, lo sepultó a una cerradísima elección que finalmente perdió.

EN EL ACTUAL proceso, el 2018, el recuento de los daños por las precampañas dejó algo claro: Andrés Manuel López Obrador es primer lugar en preferencias presidenciales, incluso, creciendo un par de puntos en simpatías ciudadanas.

EL HANDICAP por los Los Pinos –en tres encuestas: El Universal, El Financiero y Reforma– ubicó en el segundo lugar a Ricardo Anaya, como el suspirante de más crecimiento (hasta cinco puntos porcentuales).

AL TERCER lugar, cayendo en vez de subir, se colocó al candidato priísta que no es del P RI, José Antonio Meade, quien se fue en picada hasta en tres puntos.

AHORA, habrá que considerar la polémica lista de candidatos a Senadores por parte de MORENA, con el impresentable Napoleón Gómez Urrutia, además de la polémica desatada por la “Constitución moral” de tío AMLO.

QUIZÁ por eso, Pepe YoMero Meade incluirá, ahora sí, a verdaderos (aunque polémicos) operadores político-electorales, como Manlio Fabio Beltrones, Beatriz Paredes, Carolina Viggiano, René Juárez y Mariano González Zarur, todos priístas de viejo cuño, colmilludos para eso de ganar votos.

YA VEREMOS, en esta psicosis de las encuestas, a ver quién pierde votos y quién los cacha, una vez terminado el periodo de intercampañas, pues falta tiempo, debates, campaña y errores por cometer.

El ligue del nuevo milenio

De aduladores versos a un chesco y memes, la inspiración amorosa con el paso del tiempo
01/Febrero/2018

» Apantallar con gadgets y presumir en redes, la onda

El ligue del nuevo milenio
Icono FotoEspecial TF
El 14 de febrero se vende el 30% de todo el abasto de condones en México, es decir, 42 millones de unidades. FOTO: EDUARDO REYNA | ARTE: GABRIEL CRUZ
Por: ROMEO SOLÍS
@tinta_romeo

Canto al pie de tu ventana, pa’que sepas que te quiero, eran los primeros versos que entonaba un mariachi al pie de un balcón, ahora se revientan las ventanas con vamo’ a ser felices los cuatro, de Maluma, a todo lo que da.

Los anticuados paseos al parque, la flor cortada del jardín y la carta manuscrita, son sellos que enlazaron a los tórtolos abuelitos, pero que hoy la paisanada ya no utiliza como tip de ligue.

Entre regalar costosos gadgets, visitar un motel y hasta una sexshop, las relaciones sentimentales de la chaviza dejan a un lado el cortejo y pasan directo al cachondeo.

Redescubra con Tinta Fresca las fases del enamoramiento, y sus distintas muestras de afecto, desde parejas que ya alcanzaron sus bodas de oro hasta morritos de secundaria que van, con memes, a la conquista del primer amor.

 

Vueltecitas al parque

Rubén y Olga se conocieron en la primavera de 1960, el encuentro se dio en la plaza central de San Cristóbal; ahí, la costumbre, al caer la tarde, era salir en grupo de amigos a dar la vuelta.

En aquel momento, detalla Olgui, los hombres caminaban en el sentido de las manecillas del reloj, mientras que las mujeres de manera opuesta, para toparse de frente constantemente y echarse el ojo.

Una vez que el click se había dado, el primer paso era proceder a solicitarle a la joven su permiso para acompañarla de regreso a casa; si accedía, el cortejo comenzaba.

Lo casual era esperarla al salir de misa con cartas que expresaban el afecto creciente y conocer de manera formal a los padres. Así, tras varios meses de noviazgo, se casaron, por lo que ahora preparan sus bodas de diamante y anhelan repetir, como gran parte de las parejitas de su generación, su primer baile al ritmo de marimba.

 

La era del divorcio

“Si algo se descomponía, antes se arreglaba, no se tiraba”, comenta Luci, quien lleva 18 años con su esposo y, pese a los problemas, cuenta que el diálogo constante y los detalles, como un ramo de rosas, “que nunca deben de faltar” le han permitido consolidar su matrimonio, a diferencia de varios conocidos de su generación, quienes terminaron separándose.

La aparición de nuevas tecnologías, el empoderamiento de la mujer, lo cual ya no las retiene en su hogar sino en la vida laboral y sus constantes crisis, han llevado a transformar radicalmente a las parejas y su trato diario.

Los poemas, la invitación a una comida familiar y a paseos vespertinos todavía fueron parte de su enamoramiento, con citas al cine y a uno que otro bar, con el único ánimo de platicar y escuchar música en vivo.

Cuenta que, hace unos años, la puntualidad y los buenos modales imperaban, pero ahora, con el uso de WhatsApp, “hasta se olvidan de una cita y para disculparse te mandan pura carita”.

 

Sin compromisos

La era moderna trajo consigo nuevos tipos de afecto.

Parejas del mismo sexo, frees de una noche y hasta relaciones sólidas con dos y hasta tres personas a la vez, de manera consensuada, son el hit de las relaciones actuales.

Ahora, el miedo al compromiso, entre la chaviza, desestima sus relaciones y se le da un valor mayor a la selfie con cientos de likes en Facebook e Instagram al conocimiento real de la pareja, cortando porque aparecen ‘en línea’ y no les escriben.

Para conquistar, chavitos de secu y prepa sueltan que hacen uso de videos en YouTube y memes, la onda en su relación, con los cuales no dejan morir la conversación vía WhatsApp.

Irse de pinta para la función de media tarde en el cine, suele ser lo más abusado a lo que recurren; en cambio, los más aventados logran darse una escapada en la que llegan a experimentar su primera relación sexual, reduciendo cada vez más la brecha de la primera vez, incluso a los 12 años, de acuerdo a cifras oficiales, sin protección.

Así, dando mayor importancia a la apariencia, a andar con varios/as, tatuarse y tomar trago para aparentar mayor edad y ser más codiciado, y burlándose del cursi que todavía escribe cartitas, se vive el amor del siglo XXI.

El ligue del nuevo milenio