Letras en su Tinta

A UN PAR de semanas de iniciar el proceso de registro para nuevo Rector, la UNACH puede definirse en negativo: en lo que NO necesita.

Y NO ES JUSTO que perviva la prebenda, transformada en promesa de hueso (llámese plaza o recategorización), a cambio de alguna firma “de apoyo”.

LA UNACH no necesita más recomendados para la colina universitaria, sea por amiguismos o compadrazgos.

CUALQUIER aspirante a Rector no debe cobijarse más en eventuales grupos de choque que son una velada amenaza de tácito chantaje.

MUCHO menos en la pleitesía al Poder, sea del color que sea, quemándole incienso un día y soplando las cenizas mañana.

PRIVILEGIAR el espíritu académico, por encima del influyentismo, y plantear mecanismos de rigurosa evaluación, es lo que debe prevalecer en el aula, tanto para la chaviza como para la maestrada.

LA UNACH no puede ser ya reducto de fósiles suspirantes, anclados en el pasado y su más dinosáurico andar.

[EL BOTÓN de muestra de que sí se puede ser diferente la dio el rector de la UNAM, Enrique Graue, quien encabezó la reciente y muy digna lucha contra los porros.]

DEFINIDA la exclusión –de todo lo malo que pervive en la UNACH–, ahora incluya a todo nombre que sí puede oxigenar a nuestra máxima casa de estudios.

OJALÁ que la venidera sucesión nos sorprenda con un nuevo espíritu y convicción en la comunidad universitaria, especialmente incluida su Junta de Gobierno, ésta tan mermada en su credibilidad.

SEGURO que los vientos de cambio del país soplarán también en la UNACH.

 

MVC-Ruti

 

“MIENTRAS una nueva historia sexenal empieza a forjarse acá en Chiapas, el próximo 9 de diciembre un ex gobernador construirá (hasta ahora sólidamente) una propia.

“EL GÜERO-Lek regresará al Senado, en un empoderamiento inédito en un mandatario saliente, típicamente mermado y con camino directo al ostracismo.

“MANUEL Velasco Coello supo forjar su salida sexenal y se volvió no sólo útil sino indispensable políticamente, al ser el puente entre los opuestos Andrés Manuel López Obrador y Enrique Peña Nieto.

“Y COMO en México la vida se mide en sexenios, al menos en el que viene, el de las siglas MVC seguirá teniendo oxígeno político.

“NO SERÁ una pieza de museo ni un patético estorbo del pasado, como los dos últimos ex’s; más bien, será un aliado fundamental pues si alguien creyó en Ruti, ése fue precisamente MVC al nombrarlo Magistrado Presidente, lo cual le dio la catapulta política necesaria para llegar a Palacio.

SI QUIERE saber qué sigue, córrale por su Tintota impresa, donde podrá leer un análisis prospectivo de los escenarios políticos que tendrá Chiapas en el venidero sexenio de AMLO.


CACHIVACHES: POS QUE sí, sí y sí, el junior Noé Castañón le dice a todos sus cuates que sí tomará protesta como Senador, aunque ayer MORENA bajó el tema del “Orden del día” porque insiste en que el susodicho concluya los procesos jurídicos pendientes…

El ligue del nuevo milenio

De aduladores versos a un chesco y memes, la inspiración amorosa con el paso del tiempo
01/Febrero/2018

» Apantallar con gadgets y presumir en redes, la onda

El ligue del nuevo milenio
Icono FotoEspecial TF
El 14 de febrero se vende el 30% de todo el abasto de condones en México, es decir, 42 millones de unidades. FOTO: EDUARDO REYNA | ARTE: GABRIEL CRUZ
Por: ROMEO SOLÍS
@tinta_romeo

Canto al pie de tu ventana, pa’que sepas que te quiero, eran los primeros versos que entonaba un mariachi al pie de un balcón, ahora se revientan las ventanas con vamo’ a ser felices los cuatro, de Maluma, a todo lo que da.

Los anticuados paseos al parque, la flor cortada del jardín y la carta manuscrita, son sellos que enlazaron a los tórtolos abuelitos, pero que hoy la paisanada ya no utiliza como tip de ligue.

Entre regalar costosos gadgets, visitar un motel y hasta una sexshop, las relaciones sentimentales de la chaviza dejan a un lado el cortejo y pasan directo al cachondeo.

Redescubra con Tinta Fresca las fases del enamoramiento, y sus distintas muestras de afecto, desde parejas que ya alcanzaron sus bodas de oro hasta morritos de secundaria que van, con memes, a la conquista del primer amor.

 

Vueltecitas al parque

Rubén y Olga se conocieron en la primavera de 1960, el encuentro se dio en la plaza central de San Cristóbal; ahí, la costumbre, al caer la tarde, era salir en grupo de amigos a dar la vuelta.

En aquel momento, detalla Olgui, los hombres caminaban en el sentido de las manecillas del reloj, mientras que las mujeres de manera opuesta, para toparse de frente constantemente y echarse el ojo.

Una vez que el click se había dado, el primer paso era proceder a solicitarle a la joven su permiso para acompañarla de regreso a casa; si accedía, el cortejo comenzaba.

Lo casual era esperarla al salir de misa con cartas que expresaban el afecto creciente y conocer de manera formal a los padres. Así, tras varios meses de noviazgo, se casaron, por lo que ahora preparan sus bodas de diamante y anhelan repetir, como gran parte de las parejitas de su generación, su primer baile al ritmo de marimba.

 

La era del divorcio

“Si algo se descomponía, antes se arreglaba, no se tiraba”, comenta Luci, quien lleva 18 años con su esposo y, pese a los problemas, cuenta que el diálogo constante y los detalles, como un ramo de rosas, “que nunca deben de faltar” le han permitido consolidar su matrimonio, a diferencia de varios conocidos de su generación, quienes terminaron separándose.

La aparición de nuevas tecnologías, el empoderamiento de la mujer, lo cual ya no las retiene en su hogar sino en la vida laboral y sus constantes crisis, han llevado a transformar radicalmente a las parejas y su trato diario.

Los poemas, la invitación a una comida familiar y a paseos vespertinos todavía fueron parte de su enamoramiento, con citas al cine y a uno que otro bar, con el único ánimo de platicar y escuchar música en vivo.

Cuenta que, hace unos años, la puntualidad y los buenos modales imperaban, pero ahora, con el uso de WhatsApp, “hasta se olvidan de una cita y para disculparse te mandan pura carita”.

 

Sin compromisos

La era moderna trajo consigo nuevos tipos de afecto.

Parejas del mismo sexo, frees de una noche y hasta relaciones sólidas con dos y hasta tres personas a la vez, de manera consensuada, son el hit de las relaciones actuales.

Ahora, el miedo al compromiso, entre la chaviza, desestima sus relaciones y se le da un valor mayor a la selfie con cientos de likes en Facebook e Instagram al conocimiento real de la pareja, cortando porque aparecen ‘en línea’ y no les escriben.

Para conquistar, chavitos de secu y prepa sueltan que hacen uso de videos en YouTube y memes, la onda en su relación, con los cuales no dejan morir la conversación vía WhatsApp.

Irse de pinta para la función de media tarde en el cine, suele ser lo más abusado a lo que recurren; en cambio, los más aventados logran darse una escapada en la que llegan a experimentar su primera relación sexual, reduciendo cada vez más la brecha de la primera vez, incluso a los 12 años, de acuerdo a cifras oficiales, sin protección.

Así, dando mayor importancia a la apariencia, a andar con varios/as, tatuarse y tomar trago para aparentar mayor edad y ser más codiciado, y burlándose del cursi que todavía escribe cartitas, se vive el amor del siglo XXI.

El ligue del nuevo milenio