Letras en su Tinta

LA SUCESIÓN en la UNACH está viendo nacer a dos grupos rutilistas antagónicos, que bien podría ser el sello del próximo sexenio.

FUERA del relevo unachense el Güero-Lek, todo indica que el gobernador electo ha dado luz verde a un hándicap a la colina universitaria.

AMBOS han endosado al gobernador saliente una “intromisión”, con tal de posicionar a sus dos candidatos.

NO HAY, sin embargo, competencia alguna entre los dos perfilados pues mientras las credenciales de uno son las de la tenebra, grilla y actitudes clientelares, la carta de presentación del otro es ser un economista reconocido sin tacha alguna.

VEAMOS:

LA ESTRATEGIA de Hugo Armando Aguilar es clara: “bajarse” de la contienda y operar desde la oscuridad metiendo a un porro (su cuñado), para luego inscribirse de última hora para que después el porro “decline”.

AL OTRO suspirante, José Antonio Molina Farro, le basta su trayectoria de varios sexenios, donde el servicio público no le dejó ni una sola mácula, incluso, en el inefable pedazo sexenal de RAG apá.

LOS OTROS espontáneos, que han levantado la mano para ser Rector, son simples ingenuos que creen algo sacarán, cuando no advierten las señales políticas de que ni siquiera los voltearán a ver.

 

Músculo

 

AL PERMITIR el hándicap rumbo a la UNACH, Rutilio Escandón mide el músculo de su círculo rojo.

¿QUIÉN se impondrá: el poderoso Ismael Brito, o bien, la alianza de grupos rutilistas que apoya a José Antonio Molina Farro?

NO HAY duda que Hugo Armando Aguilar quiere presentarse como el cuñado cómodo pero quiere ignorar cómo se (de)mostró desleal con tres rectores (y dos gobernadores) a lo largo de casi 12 años.

EL (EX) ETERNO Número Dos de la UNACH siempre jugó para él, usando el presupuesto de la UNACH para otorgar plazas y canonjías diversas, con el propósito de lograr incondicionales en puestos claves de la UNACH, los cuales ahora usa.

DEL OTRO lado, se ubica José Antonio Molina Farro, un compita que cuando fue Rector de la UNICACH, demostró cómo lograr finanzas sanas y mantener estabilidad política luego de vivir una etapa convulsa.

[SU PERFIL de economista, y su amplia experiencia en el servicio público, lo hacen el candidato natural para manejar las finanzas actuales de nuestra máxima casa de estudios.]

PEPE se perfiló a la colina universitaria cuando el gobernador electo le encargó armar el Plan de Gobierno con las universidades.

EL ORIUNDO de Tonalá, que mezcla conocimiento técnico con habilidades políticas de la escuela tradicional, se puso a trabajar con el bajo perfil requerido pero con efectividad del 100 por ciento.

TAL TRABAJO lo colocó en la antesala de la Rectoría de la UNACH, sin estridencias, sin tirar lodo y con una discreción y habilidades que ya quisieran muchos.

POR AHORA, ya falta poco para saber si habrá un poder bipartita entre el círculo cercano del gobernador Rutilio Escandón; y si ese hándicap unachense (el litigio en medios) será un sello sexenal que se repetirá.

CHAN, chan, chaaaannnn…

 

CACHIVACHES: SI ALGUIEN duda de la cercanía que tiene Rutilio Escandón con el presidente Andrés Manuel, que vea la foto de ayer en Yucatán, donde los gobernadores de las entidades involucradas en el Tren Maya tuvieron una nueva reunión para definir detalles del ambicioso proyecto sexenal… “EDUCACIÓN es lo que queda después de olvidar lo que se ha aprendido en la escuela”. Lo dijo Albert Einstein… Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com



Travesuras digitales

En la lista de los peques, ningún juego tradicional ni interacción con mamá y papá
16/Abril/2018

» En el futuro poseerán amplia destreza pero vivirán estresados

Travesuras digitales
Icono FotoEduardo Reyna
Por: ROMEO SOLÍS
@tinta_romeo

¿Dónde jugarán los niños?’

Emmanuel ya no interactúa con su familia como antes. Cuando le regalaron un ‘iPad’ su entorno pasó a otra dimensión: ya no se da el tiempo de conocer a otros niños y no sale al parque, pero no porque se proteja de la onda de calor o le tema a un robachicos, sino porque ahora se enfoca en diabluras mediante un dispositivo de última generación.

Además, como muchos otros niños dejó atrás el ejercicio y, por engancharse a la última misión de su juego de rol preferido, no se mueve de su asiento; esto también ha desgastado su vista, como detalla su mamá, y así, a sus cinco años ya empezará a usar lentes.

Ante el próximo Día del Niño, Tinta Fresca indagó entre la paisanada para saber en qué se entretienen sus pichis, y preguntó a un experto para saber las repercusiones de los juegos 2.0 en la vida de los nativos digitales.

 

Salida fácil

Para los jefes del hogar, su infancia no se podría explicar sin estar involucrados en un juego. Antes —sin la existencia de aparatos que absorbieran el tiempo—, los baleros, trompos y yoyos eran los reyes de los ratos libres y, junto con los quemados y las agarradillas, jugaban un papel central en el desarrollo personal.

Ahora, de acuerdo con Juan José García, maestro en Educación Especial, los videojuegos —con precios que parten desde los cinco mil pesos— sacian la necesidad de diversión del peque, pues se les hace “más entretenido y vistoso superar una misión en la que tienen el control” sin depender de nadie.

Además, para los padres, “dar un videojuego sustituye la atención que no les pueden prestar”, pues retornan a casa sin la energía y disposición de convivir cierto tiempo con el niño, de modo que también se convierte en una herramienta de salida para ellos, señala el experto, y añade que desde la comodidad del hogar inicia el sedentarismo.

 

Aislamiento

Los videogames han aislado a los pichis de la realidad: el también psicólogo explica que un niño que desde edad muy temprana se involucra con las tecnologías digitales no sabrá distinguir la fantasía del mundo real.

Además, los videojuegos como GTA o Gears of War lo vuelven tenso, “al incluir situaciones sangrientas que lo tornan agresivo y con tendencia a la frustración si no concluye una misión o estrategia”, detalla.

El aislamiento es otra consecuencia: por estar concentrado y al tanto de la presión para finalizar una partida, evita cualquier aspecto fundamental a su alrededor, con ello pierde la noción del tiempo y desobedece las actividades que se le ordenan con un típico “ahorita lo hago”.

En su opinión, el peque también se puede volver egoísta al no querer compartir el aparato con quien esté cerca, lo que lo motiva a alejarse de sus amigos, familiares y compañeros. “Piensa que le van a estropear su juego, además de querer ser siempre el primero en tenerlo”, apunta el experto.

 

No todo es malo

Con un correcto aprovechamiento, la tecnología se puede convertir en el master ideal de los niños, por ejemplo mediante aplicaciones que los motiven a aprender más rápido el alfabeto y los números, potenciando en gran medida su desarrollo intelectual.

Por ello, para exprimir sus cualidades, la recomendación del psicólogo es evitar la dependencia al medio tecnológico y estar al tanto de todas las actividades de los pequeños.

De no hacerlo, la siguiente generación será de niños súper inteligentes pero estresados, que evitarán relacionarse con las demás personas y harán que en cualquier parque público los abuelitos se pregunten “¿dónde jugarán los niños?”.

 

Travesuras digitales