Letras en su Tinta

Apagafuegos

 

SIN NINGUNA experiencia administrativa, Zoé Robledo entró de bomberito (apagafuegos) en el IMSS.

EL PRIMER damnificado del gabinete (que tuvo una estruendosa renuncia, Germán Martínez), le da la oportunidad a un chiapaneco de gozar de buena salud política.

QUIENES se dedicaron a golpearlo políticamente acá, seguramente tragaron saliva ante el empoderamiento (involuntario) que ahora toma.

EL DESAFÍO de Zoé no es poco: toma el mando de un Instituto moribundo financieramente y con el reto de dar un servicio de salud de primera.

POLÍTICAMENTE, es la oportunidad de llevar a la acción todos sus choros mareadores que siempre ha pregonado.

SE ENCARTA poderosamente a una sucesión tremendamente adelantada, como no habíamos visto en muchos sexenios.

SU VULNERABILIDAD, sin embargo, es lo que le da ventaja: es demasiado pronto para capitalizar el IMSS como espacio político por el riesgo (muy alto) de que fracase.

NO BASTARÁ patear la latita, llevársela tranquis, pues el IMSS tiene tremendos retos, como el tema de las jubilaciones, por mencionar el más apremiante y que implica un tremendo sacrificio presupuestal.

YA DEMOSTRARÁ de qué está hecho ese compa gestado en el sabinismo/alborismo, cuando recibió, por recomendación de su apá Eduardo Robledo, su primera oportunidad política como comentarista en Canal 10.

FUE EN 2009, hace apenas 10 años, cuando su padrino Juan Sabines Guerrero lo metió con calzador para ser Diputado local por la tierra “natal” de su apellido, Motozintla.

DESPUÉS, impulsado también por su otro padrino y amigo, Roberto Albores Gleason, fue catapultado al Senado en 2012, tronando a huestes perredistas con amplia trayectoria como la del ahora gobernador.

YA VEREMOS de qué está hecho el compa Zoé, a quien ojalá la humildad lo invada

 

SPAUNACH

 

EL SPAUNACH, uno de los sindicatos más sólidos de Chiapas, avanza inquietantemente a una espiral de conflictos que podría durar muchos años.

AL QUEDAR fuera dos planillas, la Junta Local de Conciliación y Arbitraje determinó el pasado lunes declarar una “suspensión” del proceso interno que vive el sindicato de profesores de la UNACH.

POR SEPARADO, dos de las planillas que quedaron fuera, la de los profesores Héctor de León y Juliana Matus, acusaron anomalías y falta de parcialidad, por lo que interpusieron directamente un recurso de revisión ante la JLCA.

LA MISMA JLCA ya emplazó al SPAUNACH que lleva Indra Toledo para el próximo 31 de mayo, para que explique su proceso electoral interno y, de ser posible, llegue a un acuerdo conciliatorio con los quejosos.

OJALÁ que impere el acuerdo, se logren registrar las otras dos planillas, cubriendo los requisitos que les faltaban, si es el caso, para entonces verse en las urnas y que sean los votos de los docentes quienes decidan qué profesor quieren que los represente en el Sindicato de Profesores.

EL RIESGO que existe es que las posturas se vuelvan más radicales y pase lo que actualmente le sucede al Sindicato de Burócratas, el cual vive acéfalo y con un pleito interno, sin dirigente, que lleva casi 8 años.

SERÍA DESEABLE que Ariosto de los Santos y Mario José Gutiérrez, de las planillas azul y blanca, respectivamente, expresaran públicamente que no tienen reparo en enfrentarse con cualquier otra planilla.

POR SU PARTE, Héctor y Juliana, de las planillas “Guinda” y “Democrática Magenta”, respectivamente, le apostaran a ganar con votos entre docentes, en vez de litigios que no le hacen bien a nadie en el Sindicato de Profes de la UNACH.

AUNQUE lo más importante ahora, para Ariosto, Mario, Héctor y Juliana, es pensar en los universitarios, en lo dañino que sería para ellos, estando en clases, vivir un movidito proceso electoral sindical.

INCLUSO, al mismo rector Carlos Nandayapa le conviene un proceso tranquilo, y que llegue pronto a su fin, para no tener una universidad convulsa e inquietante cuya efusividad pudiera desbordar pasiones y provocarle ingobernabilidad.

YA VEREMOS, dijo el choroco.

 

Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com…

Travesuras digitales

En la lista de los peques, ningún juego tradicional ni interacción con mamá y papá
16/Abril/2018

» En el futuro poseerán amplia destreza pero vivirán estresados

Travesuras digitales
Por: ROMEO SOLÍS
@tinta_romeo

¿Dónde jugarán los niños?’

Emmanuel ya no interactúa con su familia como antes. Cuando le regalaron un ‘iPad’ su entorno pasó a otra dimensión: ya no se da el tiempo de conocer a otros niños y no sale al parque, pero no porque se proteja de la onda de calor o le tema a un robachicos, sino porque ahora se enfoca en diabluras mediante un dispositivo de última generación.

Además, como muchos otros niños dejó atrás el ejercicio y, por engancharse a la última misión de su juego de rol preferido, no se mueve de su asiento; esto también ha desgastado su vista, como detalla su mamá, y así, a sus cinco años ya empezará a usar lentes.

Ante el próximo Día del Niño, Tinta Fresca indagó entre la paisanada para saber en qué se entretienen sus pichis, y preguntó a un experto para saber las repercusiones de los juegos 2.0 en la vida de los nativos digitales.

 

Salida fácil

Para los jefes del hogar, su infancia no se podría explicar sin estar involucrados en un juego. Antes —sin la existencia de aparatos que absorbieran el tiempo—, los baleros, trompos y yoyos eran los reyes de los ratos libres y, junto con los quemados y las agarradillas, jugaban un papel central en el desarrollo personal.

Ahora, de acuerdo con Juan José García, maestro en Educación Especial, los videojuegos —con precios que parten desde los cinco mil pesos— sacian la necesidad de diversión del peque, pues se les hace “más entretenido y vistoso superar una misión en la que tienen el control” sin depender de nadie.

Además, para los padres, “dar un videojuego sustituye la atención que no les pueden prestar”, pues retornan a casa sin la energía y disposición de convivir cierto tiempo con el niño, de modo que también se convierte en una herramienta de salida para ellos, señala el experto, y añade que desde la comodidad del hogar inicia el sedentarismo.

 

Aislamiento

Los videogames han aislado a los pichis de la realidad: el también psicólogo explica que un niño que desde edad muy temprana se involucra con las tecnologías digitales no sabrá distinguir la fantasía del mundo real.

Además, los videojuegos como GTA o Gears of War lo vuelven tenso, “al incluir situaciones sangrientas que lo tornan agresivo y con tendencia a la frustración si no concluye una misión o estrategia”, detalla.

El aislamiento es otra consecuencia: por estar concentrado y al tanto de la presión para finalizar una partida, evita cualquier aspecto fundamental a su alrededor, con ello pierde la noción del tiempo y desobedece las actividades que se le ordenan con un típico “ahorita lo hago”.

En su opinión, el peque también se puede volver egoísta al no querer compartir el aparato con quien esté cerca, lo que lo motiva a alejarse de sus amigos, familiares y compañeros. “Piensa que le van a estropear su juego, además de querer ser siempre el primero en tenerlo”, apunta el experto.

 

No todo es malo

Con un correcto aprovechamiento, la tecnología se puede convertir en el master ideal de los niños, por ejemplo mediante aplicaciones que los motiven a aprender más rápido el alfabeto y los números, potenciando en gran medida su desarrollo intelectual.

Por ello, para exprimir sus cualidades, la recomendación del psicólogo es evitar la dependencia al medio tecnológico y estar al tanto de todas las actividades de los pequeños.

De no hacerlo, la siguiente generación será de niños súper inteligentes pero estresados, que evitarán relacionarse con las demás personas y harán que en cualquier parque público los abuelitos se pregunten “¿dónde jugarán los niños?”.

 

Travesuras digitales