Letras en su Tinta

OXCHUC: ayer, balazos; hoy, abrazos.

LA DEMOCRACIA indígena funcionó y, en asamblea municipal, eligió a sus propias autoridades.

EL INSTITUTO de Elecciones que lleva Oswaldo Chacón hizo historia al involucrarse en la organización de la asamblea y cuidar que la coyuntura política fuera positiva para la realización de esa democracia indígena.

FUE A MANO alzada, cierto, pero la asamblea municipal indígena tuvo registro de todos y cada uno de los barrios de Oxchuc, al registrar el 98 por ciento de los pobladores.

EL PLUS que tiene este ejercicio de democracia indígena es que a nadie se le negó la oportunidad de participar y los grupos políticos, los de antaño y los emergentes, no tuvieron de otra más que pactar.

AYER mismo inició funciones el nuevo ayuntamiento y pronto tendrá que dar resultados porque, mucho me temo, los paisanos son muy exigentes y al no ver que su alcalde le eche ganitas, le da cran y sube a otro.

YA VEREMOS si todo lo que hizo el Instituto de Elecciones y la Secretaría de Gobierno del ubicuo Ismael Brito habrá valido la pena para tener la gobernabilidad que tanto le hace falta a Chiapas, especialmente entre los siempre difíciles compas indígenas.

 

Infierno

 

EL INFIERNO ya tiene nombre: Tapachula.

Y EL (IR)RESPONSABLE de tan dantesco escenario es ni más ni menos que el inefable Óscar Gurría.

ENCABEZAR la ciudad más peligrosa del país es un “mérito” que cinceló día a día, con un gobierno errático y sin brújula.

EN VEZ de sumar y pactar con propios y extraños, el ex dirigente local del partido en el Poder se dedicó a enorgullecerse de su nepotismo al colocar a familiares en la nómina.

CÓMO ESTARÁN las cosas allá en Tapachula que ya hasta empiezan a extrañar a los priístas, pos los amarillos y azules han salido mucho peor que otros (Ángel Barrios y Emanuel Nivón, incluso, probaron la cárcel).

AL MENOS, con Ezequiel Orduña y Neftalí del Toro se tuvo trabajo y la demanda de tener un Tapachula seguro tuvo resultados de a poco, manteniendo a la ciudad libre de maras.

HOY, por desgracia, las caravanas migrantes han provocado una inseguridad que no se había visto en años; y lo peor es que el médico metido a político, con la arrogancia que le caracteriza a los morenos, no tiene idea de cómo enfrentar la inseguridad que vive su tierra.

ES UNA VERGÜENZA para Chiapas que se tenga a Tapachula como la ciudad más peligrosa, y más vergüenza es que Óscar Gurría se quede a contemplar cómo la inseguridad apresa nuestra frontera sur.

QUÉ TRISTEZA por Tapachula, tronco de alcalde que eligió.

 

Fiscal

 

EL FISCAL Jorge Llaven Abarca sí está construyendo un proyecto político: el del gobernador Rutilio Escandón.

ESTE compita es un servidor público que ha dejado patente su profesionalismo a grado tal que logró el brinco transexenal.

SI ALGUIEN empezó desde abajo en el ámbito judicial, ése fue el actual inquilino de la oficina más influyente del Libramiento Norte.

Y SI BIEN carga con una recomendación familiar de un destacado chiapaneco, la verdad es que todo lo demás, su trabajo, ha hablado por sí solo.

LA CHAMBOTA que ha hecho en el actual sexenio es verdaderamente relevante pues, pudiendo usar más el tolete, su éxito ha sido todo lo contrario: no usarlo.

IMPONER la ley ante rijosos embozados de luchadores sociales es la victoria más significativa del actual gobierno y ese brazo ejecutor tiene nombre y apellido.

TAL PROTAGONISMO (involuntario) le ha despertado (mal)querientes que, sin duda, se ven amenazados en un (todavía) desconocido escenario futuro.

QUIZÁ por eso se apresuran a endosarle defectos que no tiene o al menos no le han brotado en el amanecer de este sexenio.

LLAVEN es un técnico que ha aprendido a hacer política, tan amplia o reducida como las coyunturas se le presentan.

ES DECIR, no es un político al que se le ha encomendado un asunto técnico pues domina el ámbito policiaco y lo conoce al derecho y al revés.

EN SUMA, el fiscal general no tiene más proyecto que el del gobernador Rutilio Escandón. Lo demás, es lo de menos. Y sanseacabó.

 

Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com…

 

Ascenso de a mentis

Con buen fut y goles, Cafetaleros se ganó su lugar en la Liga MX, pero…
16/Mayo/2018

» La histórica campaña de Tapachula FC, coronada con una lanota como premio de consolación

Ascenso de a mentis
Foto: ESPECIAL TF | FOTOARTE: GABRIEL CRUZ
Por: JESÚS ORTEGA
@tinta_chus

Lo que se gana en la cancha no se quita en la mesa.

Los goles y triunfos con los que Tapachula FC dejó a muchos boquiabiertos en este primer semestre del año, parecen tener poco valor para la gente de pantalón largo que manda en la Liga Bancomer MX, quienes bajo la premisa de hacer valer los reglamentos le ha cerrado las puertas de un ascenso al máximo circuito.

Tinta Fresca lo lleva hasta el cafetal de goles, tierra fértil para el pambol nacional, donde aún se mantiene la ilusión de ver florecer la nueva franquicia de la Liga MX.

 

Café histórico

Desde su creación en mayo de 2015, cuando la franquicia de Altamira se mudó a las tierras cálidas de Tapachula para adoptar el nombre de Cafetaleros, el equipo renovó la ilusión futbolera en la localidad.

A la fecha, suma seis torneos en el Ascenso MX, en tres de ellos calificó a la Liguilla por el título (AP2015, CL2016 y CL2018), armando siempre cuadros competitivos.

Y justo en esta Clausura 2018, Cafetaleros hizo historia al conquistar el campeonato en una emocionante final ante Leones Negros de la Universidad de Guadalajara, con lo que rompió todos los pronósticos, pues había calificado en octavo lugar.

Pero la arrechura por el título se vio amainada con las palabras de Enrique Bonilla, presidente de la Liga MX, quien apenas unos minutos después de haber entregado el trofeo a Edy Brambila, capitán de Cafetaleros, atajó la posibilidad de que el equipo tuviera derecho al ascenso.

“Desde el inicio de la temporada se dijo quiénes podían ascender y eso se mantiene hasta la fecha y se mantendrá hasta el último partido”, barrió el directivo en referencia a que sólo seis equipos de la categoría tenían la certificación para subir a la Liga MX; y Tapachula FC no era uno de ellos.

El problema del no ascenso ya estaba en discusión desde meses atrás, pues Alebrijes de Oaxaca, el primer campeón de la temporada (AP2017), tampoco estaba certificado.

De acuerdo con el reglamento aprobado para este ciclo, si el ganador fuera un equipo sin certificación, no podría ascender y, en cambio, recibiría un premio económico de 120 millones de pesos en la mal llamada “final por el ascenso”. Y por otro lado, se daría la oportunidad al equipo descendido de la Liga MX (Lobos BUAP) de pagar 120 millones de pesos para ascender, a pesar de haber perdido tal posibilidad por sus resultados en la cancha.

 

¿Por qué no subiría?

“El tema es que cuando fuimos certificados todos los clubes del ascenso, fue el verano pasado y entonces no teníamos el estadio”, atajó José Luis Orantes Costanzo, presidente de Cafetaleros, al ser consultado por Tinta Fresca.

Sin embargo –explicó–, la directiva de Tapachula FC ha trabajado para cubrir los puntos por los cuales no pasaron la certificación hace un año, confiando en que la Liga MX muestre buena voluntad y privilegie la parte deportiva antes que la administrativa.

Hoy –afirmó– tienen todo listo para jugar en la Liga MX, por lo que pide que lo que se ganó en la cancha se respete. “Los números no engañan, tenemos el mejor promedio de asistencia de todo el Ascenso MX”, jimbó el dirigente, para quien está más que probado que Tapachula es una plaza pambolera, muy arraigada a nivel social y exitosa a nivel deportivo, que además genera una derrama económica importante en beneficio de la región.

Sin embargo, la Liga MX se ha mantenido firme en su postura de no permitirles subir. Incluso, a pesar de los reclamos de Tapachula FC, Alebrijes de Oaxaca, además de la Asociación de Futbolistas Profesionales, quienes exigieron en redes sociales y prensa el derecho al ascenso, circuló un documento donde la Liga MX invita a no desaprobar lo acordado y apegarse al reglamento.

En este sentido, Orantes Costanzo reconoce que si bien la Liga MX ha sido clara en su postura y la respetan, eso no quiere decir que estén de acuerdo, y aún esperan la buena voluntad de la asamblea de dueños y una reunión extraordinaria con el Comité de Desarrollo Deportivo para lograr subir al equipo y que lo que se gane en la cancha no se quite en la mesa.

 

Ascenso de a mentis