Letras en su Tinta

SI EL DINERO no es la vida y es tan sólo vanidad, ayer los empresarios Rómulo Farrera y Adolfo Fito Granda se pusieron muy guapos.

EN EL ALTERCADO verbal, que estuvo a punto de llegar a los golpes entre Rómulo y Fito en pleno Palacio Municipal, el alcalde Fernando Castellanos tuvo que hacerla de referee.

LA ASISTENCIA de esos empresarios, y otros particulares más para abordar el asunto del deslave que se origina en Libramiento Sur, se hizo en el Ayuntamiento el pasado lunes y tras esa breve tensión, el asunto terminó en paz.

EL ORIGEN del problema data de la época del alcalde mordelón Samuel Toledo, quien ‘nomás’ autorizó a tío Fito la construcción de 5 mil viviendas allá arribita del cerro, atrás de las Torres K de tío Rómulo.

LA BRONCA estriba en que, para urbanizar, el compa Fito está obligado a realizar obras de drenaje y drenes pluviales, así como vialidades, ante lo cual el empresario está más que comprometido por el permiso que tiene.

EL VIDEO se hizo viral porque se soltaron palabras altisonantes con un “¡a mí me respetas, cabrón!” que Granda le soltó a Farrera luego de que éste soltara un seco manotazo en la mesa.

LO POSITIVO que traerá el altercado verbal y casi violento entre tío Fito y tío Romu, es que el problema del lodazal en el Libramiento Sur se resuelva pronto, para bien de nuestra capirucha.

AL FINAL, todito terminó en un apretón de manos y un fuerte abrazo entre Rómulo y Fito, por lo que se presume que alguna mano negra circuló ese video de forma tendenciosa y amarillista.


CACHIVACHES: LOS ESCRIBANOS de la Secretaría del Campo reaccionan con descalificaciones pero no desmienten el pacto en lo oscurito entre ERA y su patrón Jósean… LA RANA que se brinca las trancas está repitiendo el camino de su antecesor, a quien tanto criticaba, pos reultó igual… QUE LA NENA ya está provocando más de un dolor de cabeza, a raíz de los resultados de una encuesta de simpatías ciudadanas. Chan, chan, chaaannnn…

Noche de ensueño

Carolina Mundo festejó sus XV entre luces de neón
05/Octubre/2015

*Pista de baile, amigos y muchas ilusiones

Noche de ensueño
Icono FotoRaúl Calleja
Alegría. La familia Mundo Gómez, con mucha actitud durante el festejo.
Por: RAÚL CALLEJA
@tinta_raul

La magia de cumplir 15 años.

Como si se tratara de un cuento de hadas, Carolina Mundo lució como una princesa durante una de las noches más memorables de su vida.

Su vestido rosa pastel se mecía al compás de la música; el tul parecía flotar mientras su corsé de pedrería destellaba con las luces y su melena caía sobre sus hombros en modestos bucles que resaltaron la dulzura de su rostro.

Una tiara coronó su imagen pero el mejor accesorio fue su sonrisa franca, tierna y repleta de anhelos, como toda quinceañera.

Ante la mirada de sus papás, aquella niña juguetona se estaba convirtiendo en una señorita.

 

El día soñado

Los señores Carolina Gómez y Rodolfo Mundo acompañaron a su hija Caro a la iglesia de San Patricio para darle gracias a Dios por sus primeros 15 años de vida.

Toda su familia estuvo ahí: su hermano Rodolfo, sus tíos y hasta sus padrinos, Roberto González Chamé, Abel López y Sandra López Reyes.

Sin embargo, una ocasión tan especial requería de un festejo igualmente grande, por eso la familia Mundo Gómez organizó una espléndida velada por el cumpleaños de su niña consentida.

 

Punchis, punchis

El salón ‘Mozé’ se pintó de colores neón para recibir a los más de 300 invitados.

Sus amigos del colegio quedaron asombrados por la decoración, todos los detalles brillaban, cocteles, arreglos florales y hasta la barra de dulces.

Pero lo que más emocionó a la cumpleañera fue la pista de baile con luces led donde bailó al ritmo de la canción Nothing like us de Justin Bieber.

Algunos no pudieron contener las lágrimas de alegría cuando Caro bailó con su papi; sin duda, fue el momento más emotivo de la noche.

Y es con esos detalles que se siente la magia de cumplir 15 años.

  • Noche de ensueño
  • Noche de ensueño
  • Noche de ensueño
  • Noche de ensueño
Noche de ensueñoNoche de ensueñoNoche de ensueñoNoche de ensueño
Noche de ensueño