Letras en su Tinta

AMLO

 

HOY, Andrés Manuel López Obrador visitará Chiapas por octava vez en sus casi nueve meses como Presidente.

ESTARÁ en el corazón de la Selva, Benemérito de las Américas, y seguro será un espacio más de oportunidad para reafirmar su compromiso con su tierra, nuestra tierra.

OJALÁ que pronto el Presidente dé los detalles de lo que incluye el recién firmado Pacto de Oaxaca, “Hacia un Sur-Sureste del futuro”, en lo relativo a Chiapas.

PORQUE, la mera verdad, ya apremia que se mueva mucho más económicamente el estado, más allá de las buenas intenciones.

 

Normales

 

DE NORMALES no tienen nada, ni la Mactu ni mucho menos la Canek.

SI LA MÁXIMA juarista se aplica en el caso de estos vándalos disfrazados de “estudiantes”, lo que les toca ahora es la ley a secas pues ya han sido tratados, por sexenios enteros, como amigos: con justicia y gracia.

POR ESO es plausible la rigurosa aplicación de la ley en el operativo que implementó ayer la Secretaría de Seguridad que lleva la sheriff Gabriela Zenteno al evitar que la Tuxtla-SCLC fuera bloqueada por enésima ocasión.

SI HAY un activo sexenal que ha provocado unanimidades, ése es precisamente el de la aplicación de la ley sin distingo, el no dejarse chantajear por ningún grupo escudado en la “lucha social”.

EL GOBIERNO de Rutilio Escandón tiene todo el respaldo y la legitimidad para poner en marcha este tipo de acciones y nadie le escatimará ese esfuerzo, salvo esos insaciables chantajistas.

LOS CHIAPANECOS que nos ha tocado ver y padecer los desmanes de estos profesionales de la violencia –vividores que se creen con derecho divino para trastocar el día a día a la gente productiva–, aplaudimos sin regatear tales estrategias policíacas.

OJALÁ que estos muchachos, quienes son usados como frágil carne de cañón por sus líderes que pegan con la izquierda pero cobran con la derecha, se den cuenta de tal vileza.

A NOSOTROS, los simples mortales, nos toca respaldar las acciones gubernamentales que nos permiten el buen vivir.

ASÍ SEA.

 

Unitour

 

LA INICIATIVA de recorrer la UNACH, sea para dar el banderazo de inicio de clases o para alguna firma de convenio, le da vida, personalidad y sensibilidad al rector Carlos Natarén Nandayapa.

NUESTRA alma mater, lo he dicho desde hace muchas lunas, es un espacio político y no necesita a un académico puro y duro.

LAS GESTIONES mejor recordadas de nuestra Universidad se dieron más con políticos que con académicos (y para no herir susceptibilidades, no textearé nombres).

EL RECTOR unachense tiene una ventaja superlativa en su origen mismo: sus apellidos, que son pozoleros al extremo, tanto el paterno como el materno.

ADEMÁS, su origen académico es otra buena carta de presentación –es unachense de cuna–, lo que corona con su preparación fuera de Chiapas y del país.

CARLOS ya vivió su novatada –el enfrentamiento con el SPAUNACH–, de la cual debe aprender y trascender pues los docentes, administrativos y sus respectivos sindicatos, forman parte de la necesaria transformación de nuestra máxima casa de estudios.

NO SE PUEDE dar el lujo de cometer nuevos enfrentamientos, con quien sea, pues para un pleito siempre se necesitan dos, así que todo lo que viene para adelante, es construir acuerdos.

LA UNACH lo merece, en especial en esta coyuntura tan complicada que vive financieramente, crisis de la cual se sale adelante gracias a la sensibilidad del góber Ruti, quien instruye siempre al hombre de la paga, Javier, a evitar que la UNACH naufrague.


Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com…

¡De película!

Ámbar y sus XV años al estilo hollywoodense
23/Noviembre/2015

» Alfombra roja, espectáculo e ilusión

¡De película!
Icono FotoRaúl Calleja
Amistad. La hermosa quinceañera junto a sus mejores amigos.
Por: RAÚL CALLEJA
@tinta_raul

¡Y el Oscar a la mejor quinceañera es para… Ámbar!

Cayó la noche y los reflectores se encendieron. Al estilo de una gala hollywoodense, Lucía Meneses y Eduardo Rosales festejaron los 15 años de su hija.

Antes de la fiesta, Ámbar Rosales asistió a una misa de acción de gracias en la iglesia de San Patricio, acompañada de sus papás y sus padrinos, Óscar Estrada y Liliana Meneses.

Ámbar fue sin duda ‘la estrella de la noche’; con su vestido escarlata y adornada de su carisma nato, llegó al salón ‘Mozé’ para festejar en grande su cumple.

 

Paseo de la fama

Cerca de 500 amigos y parientes desfilaron por la alfombra roja como si fueran estrellas de cine.

Dos enormes estatuas de los Oscares custodiaban la entrada al salón, mientras Marilyn Monroe y La máscara daban la bienvenida a los invitados y los guiaban a sus asientos.

A pesar de los regalos, Ámbar se sintió más contenta porque algunos de sus amigos viajaron desde la Ciudad de México sólo para celebrar con ella esta ocasión tan importante.

Los adultos tuvieron un lugar en ‘primera fila’ para ver los cadenciosos pasos de baile de la festejada mientras compartía su primer vals junto a su papi.

En tanto, los jóvenes se acomodaron en salas lounge y mesas altas para disfrutar de la pista de baile y los mejores beats de un Dj.

La decoración fue impecable, candelabros de cristal y lámparas de piso que hacían juego. El ambiente fue iluminado con potentes luces de colores que teñían el humo, lo que evocaba a cualquiera de los mejores clubes nocturnos del momento.

El detalle más llamativo fue que junto al letrero de Hollywood se colocó el nombre de Ámbar en letras gigantes que recordaban a todos el motivo del festejo.

Al final de la noche, tras risas y apapachos, Ámbar ganó el premio a la mejor quinceañera.

  • ¡De película!
  • ¡De película!
  • ¡De película!
¡De película!¡De película!¡De película!
¡De película!