Letras en su Tinta

SI EL DINERO no es la vida y es tan sólo vanidad, ayer los empresarios Rómulo Farrera y Adolfo Fito Granda se pusieron muy guapos.

EN EL ALTERCADO verbal, que estuvo a punto de llegar a los golpes entre Rómulo y Fito en pleno Palacio Municipal, el alcalde Fernando Castellanos tuvo que hacerla de referee.

LA ASISTENCIA de esos empresarios, y otros particulares más para abordar el asunto del deslave que se origina en Libramiento Sur, se hizo en el Ayuntamiento el pasado lunes y tras esa breve tensión, el asunto terminó en paz.

EL ORIGEN del problema data de la época del alcalde mordelón Samuel Toledo, quien ‘nomás’ autorizó a tío Fito la construcción de 5 mil viviendas allá arribita del cerro, atrás de las Torres K de tío Rómulo.

LA BRONCA estriba en que, para urbanizar, el compa Fito está obligado a realizar obras de drenaje y drenes pluviales, así como vialidades, ante lo cual el empresario está más que comprometido por el permiso que tiene.

EL VIDEO se hizo viral porque se soltaron palabras altisonantes con un “¡a mí me respetas, cabrón!” que Granda le soltó a Farrera luego de que éste soltara un seco manotazo en la mesa.

LO POSITIVO que traerá el altercado verbal y casi violento entre tío Fito y tío Romu, es que el problema del lodazal en el Libramiento Sur se resuelva pronto, para bien de nuestra capirucha.

AL FINAL, todito terminó en un apretón de manos y un fuerte abrazo entre Rómulo y Fito, por lo que se presume que alguna mano negra circuló ese video de forma tendenciosa y amarillista.


CACHIVACHES: LOS ESCRIBANOS de la Secretaría del Campo reaccionan con descalificaciones pero no desmienten el pacto en lo oscurito entre ERA y su patrón Jósean… LA RANA que se brinca las trancas está repitiendo el camino de su antecesor, a quien tanto criticaba, pos reultó igual… QUE LA NENA ya está provocando más de un dolor de cabeza, a raíz de los resultados de una encuesta de simpatías ciudadanas. Chan, chan, chaaannnn…

Harto festejo

Arnulfo Cordero apagó una velita más a su pastel de cumpleaños
30/Noviembre/2015

» Una celebración ‘a prueba de todo’

Harto festejo
Icono FotoRaúl Calleja
Amorosos. Arnulfo Cordero junto a su esposa Ana.
Por: RAÚL CALLEJA
@tinta_raul

Pachangón al estilo cositía.

Uno de los hombres más conocidos de la sociedad comiteca es Arnulfo Cordero, por lo que su cumpleaños debía ser un festejo con bombo y platillo.

Para eso, organizó una exquisita reunión al aire libre en el jardín del salón ‘Glück’, escenario perfecto para que más de 250 invitados disfrutaran del banquete y de la espléndida vista desde una de las zonas más altas de Tuxtla.

La tarde comenzó con música de jazz en vivo, mientras don Arnulfo, como buen anfitrión, pasó de mesa en mesa para saludar a sus amigos más allegados.

 

Pachanga y más pachanga

Uno de los mayores regalos que el festejado recibió fue tener a casi toda la familia reunida. Sus hijos y parientes comitecos se dieron una escapada hasta tierras conejas para pasar la tarde junto a él.

Unos cuántos nubarrones amenazaron con ponerle fin a la reunión, pero como buenos cositías tomaron con humor el agüita y no dejaron que les aguadara la celebración que se reanudó, incluso con más alegría, después de llovizna pasajera.

Ya entrada la tarde, un grupo de variedad puso el ambiente para que los invitados cantaran los mejores éxitos musicales.

 

Tanto cariño

El cumpleañero estuvo bien apapachado por su esposa, la señora Ana de Cordero. Además, sus hijos aprovecharon para cantarle las mañanitas y tomarse fotos en familia para el álbum de los recuerdos.

Algunas importantes figuras tuxtlecas como Simón Valanci y Juan Óscar Trinidad también fueron a darle el abrazo a don Arnulfo.

La fiesta se prolongó hasta la noche, por lo que la puesta de sol enmarcó una tarde llena de risas, cariño pero sobre todo mucha alegría, sólo faltó la tradicional reja de papel picado porque sin duda fue un pachangón al estilo cositía.

  • Harto festejo
  • Harto festejo
  • Harto festejo
Harto festejoHarto festejoHarto festejo
Harto festejo